Últimos relatos eróticos:

Infidelidad en fin de año

0,00 (0 votos)
Mi lengua se posó en su clítoris el cual empecé a chupar con desenfreno, logrando que su cuerpo se retorciera de placer una y otra vez, para luego introducirse directamente en su vagina saboreando sus jugos como el elixir más afrodisíaco.

Historia de fin de año

0,00 (0 votos)
Al rato me dijo que la penetrara y así lo hice primero hacia ciertos gestos de dolor luego sus gemidos fueron más cálidos y excitantes mi, esposa era cogida por uno de los esposos de su prima.

Una nochevieja movidita

0,00 (0 votos)
Así que me obligaron a desnudarme, mejor dicho, me desnudaron ellos y me tumbe en la cama de los padres de Manu. Eric se acerco y se metió un poco la polla. Luego se la metió entera y empezó un frenético sube y baja con su boca. Yo estaba a 100. Esa excitación no la había tenido nunca. Se notaba que Eric disfrutaba. Al final, no pude mas y me corrí en su boca.

Ocurrió en fin de año

0,00 (0 votos)
En el baño quiso que la penetrara pero le dije que esperara total teníamos toda la noche, fuimos a mi dormitorio nos acostamos, al ratito agarró mi verga y lentamente se la puso en la boca, le enseñé como se debe hacer para no lastimarla y aprendió muy bien

La cena de fin de año

0,00 (0 votos)
Ahora me monté sobre David y cabalgaba su verga por mi concha, Enrique se paró junto a mí para que le chupara su verga, me cogieron así un rato hasta que tuve un nuevo orgasmo junto a David que ahora inundaba otra vez mi conchita.

Nuevo negocio de travestis II

0,00 (0 votos)
Sus gemidos los conozco muy bien, por lo que alce un poco la vista y la vi como seguía cogiendo a la joven Rafaella, mientras cerraba lo ojos y le apretaba los pechos, razón inequívoca que estaba gozando como una hembra. Rafi , no dejaba de culear y de pedir mas.

Nuevo negocio de travestis I

0,00 (0 votos)
Nuestra intención era hacer de ese piso nuevo, nuestro lugar para vivir y el negocio para seguir con la profesión de Alexia, puesto que como ella dice: "yo soy prostituta de los pies a la cabeza y jamás dejare de serlo. Me gusta mucho mamar, que me la metan y meterla".

Encuentro inesperado

0,00 (0 votos)
De acuerdo a los relato que he visto publicados en este sitio, consideré que quizá les fuera interesante leer sobre esta situación que puso a un amigo mío al borde de lo que puede ser un nuevo entendimiento de su vida como pareja.

Prueba y aprueba II

0,00 (0 votos)
Una pequeña lección práctica de placer. Era fácil que me pusiera en erección recordando la imagen de esa cría completamente desnuda, bañada en sollozos, tragando mi semen.

Cybernovios

0,00 (0 votos)
Nos acostamos en la cama y baje sus pantalones que traía la verdad es que tenia unas hermosas piernas, y no me espere mucho para bajar sus bragas dejándome ver a Ana en todo su esplendor estaba delicioso era bellísima ella también me quito la ropa rápidamente.

Logre compartir a mi mujer Alejandra I

0,00 (0 votos)
Ante mis ojos, Alejandra comenzó a desabrocharle los botones de una camisa negra y le dijo a Andrea, que se saque su pollera, ante mi quedo esta con un conjunto de encaje negro, las tetas de esta me parecieron formidables y me dieron ganas de bajarle el corpiño, pero decidí esperar.

Cuchillo II

0,00 (0 votos)
Los ojos de Cuchillo miraban con expectación mientras el cuerpo de Carolina se iba descubriendo, primero sus largas y firmes piernas, después su rubio y frondoso vello púbico, de ahí apareció su glorioso ombligo y finalmente su grandes y maravillosas tetas.

Familia o goce

0,00 (0 votos)
El sábado a la tarde, la costumbre era ir de compras al Shopping, hacia una semana que no mantenían relaciones, ella le propuso, dejar a Esteban con la abuela e ir a revolcarse a Córdoba Capital, eso hicieron, ella estaba tensa , pero dejo que el avanzara, no fue un gran polvo, pero tampoco pudo decir que no sintió nada.

Comprando braguitas III

0,00 (0 votos)
Le empecé a chupar la verga a Rubén con fuerza mientras con una mano lo masturbaba y comencé a mover mis caderas y a apretar la parte interior de mi chocho, rodeando con fuerza la verga de Rómulo.

Mi dulce niña

0,00 (0 votos)
Nos desnudamos, y yo empece ha acariciarme los muslos, suavemente, a acariciarme entre los pechos, ella, estaba sentada con las piernas abiertas, justo delante de mi, repitiendo lo que yo hacia, y esa visión, me excitaba por momentos.

Lecciones por Internet

0,00 (0 votos)
Me empezó a lamer riquísimo, al tiempo que yo me tocaba mi clit y mojaba la silla con su saliva y mis jugos vaginales. Así estuvo un rato, creo que grité cuando me corrí por tercera vez -espero que nadie haya oído.

Marisa

0,00 (0 votos)
Marisa es la secretaria principal del director, la protagonista de esta historia , tan lejos de la tranquilidad de su trabajo, hoy tiene 26 años, su cuerpo , quizás un poco entrado en carnes, pueda inducir a decir que es gorda, les puedo asegurar, que sus carnes están firmes y esos senos , no estarán a la moda pero para esto del sexo, son espectaculares.

Comprando braguitas II

0,00 (0 votos)
Ellos también se quitaron la ropa y estando frente a mi, me arrodille y empecé a chupársela a ambos. Me sentía como una puta barata, deseando que me tiraran su leche en la cara y poder tragármela toda.