Diario de vida VI: Soledad 1

Toda duda respecto de sus intenciones habían quedado respondidas cuando la vi a través del espejo introduciendo su mano en el interior de su falda para alcanzar su calzón y masajear frenéticamente su sexo hasta alcanzar el orgasmo, mientras yo la excitaba metiendo mi verga a la muchacha de la casa, dejando a su vista mi palo que entraba y salía de la gruta de la morena.

Un chico se masturbo en un lugar público mirándome, y aquello me dejo muy sorprendida y para mi sorpresa excitada también

Miré al chico y seguía excitadísimo cada vez más evidentes los movimientos que hacía, y de buenas a primeras el mismo se apartó un poco la chaqueta y vi perfectamente como tenía el «miembro» fuera del pantalón y que se estaba haciendo una paja, y el que yo lo viera aun le excitaba más. Yo me quedé de piedra, y no seguí con mis «juegos» seguro que estaba pálida y petrificada, pero me quedé allí con la vista fija en lo que él hacía y con los ojos como platos.

Noche de juerga

Un joven gusta de masturbarse insertándose el dedo en el ano, vestido con ropa interior femenina. En una noche de juerga tiene la ocasión de compartir la cama con uno de sus amigos.

Ocurrió hace dos meses

Un amigo de una pareja toma unas copas con la mujer mientras el marido está trabajando. Bastante borrachos ya vuelven a casa y él se aprovecha del profundo sueño de la chica para masturbarse e incluso hacer una leve penetración.

Mirándose en el espejo I

Una mujer y madre, insatisfecha de su vida sexual comienza a tomar conciencia de su cuerpo como algo independiente de su marido, vivo y anhelante. Y se regocija masturbándose y exhibiéndose veladamente para su hijo.

El espectáculo

Una mujer, sabedora de su carga sexual y sensual, se masturba ante un hombre, dándole un espectáculo al que asiste como espectador inmóvil, hasta que se ofrece a él, a punto del orgasmo mutuo.

Juego

Un grupo de parejas se reúne a cenar. Con las copas de la sobremesa llegan los juegos eróticos y una de las chicas se queda desnuda ante ellos y se va a una habitación a masturbarse…

Con mi tia

Siempre rondando a su tía, masturbándose con su ropa interior, hasta que un día, inesperadamente, se dan una buena fiesta.