Síguenos ahora en Telegram!

Sin querer

Yo solo tome mi camisa que ahora olía a mi amiga y mientras con una mano acercaba la camisa a mi nariz con la otra me masturbé de una manera desenfrenada acabe muy rápido divido ala excitación que me había provocado mi camarada

Esta es mi historia III

Ya el autobús esta llegando a la escuela, ella me mira y me planta un beso rápido en la boca para que nadie se dé cuenta, baja primero del autobús y me hace una seña de que luego me buscará, se abraza a una amiga y se retira riendo.

Disfrutando con mi amiga

Cenamos y luego los tres vimos una película, que en un momento tenía un par de escenas de sexo algo fuertes, el ambiente se calentó un poco, Raquel se abrazó mas a Jorge y noté su erección, yo me calenté un poco pero la película avanzó y terminamos de verla.

Helena

Porque su esposo no llegó el día que ella lo esperaba, se convirtio en bailarina y prostituta, después que fue invitada por una amiga a una supuesta despedida de solteras.

Mi historia IV

Cuando llegó la noche, después de cenar, nos pusimos a ver la tele. Clara se levantó, y nos comentó que iba a ducharse, lo que yo aproveché para hacer las paces con Valle, mientras oímos el ruido de la ducha, mi novia y yo nos comíamos la lengua, y nos masturbamos respectivamente, como aperitivo de lo que vendría al acostarnos.

Deseo incontrolable

Comprobé que la humedad de esa raja era igual a la que ya sentía inundaba mi pucha, que escurría hasta mis muslos. Deseaba intensamente meter el dedo hasta los nudillos, pero el tiempo, el inexorable paso del tiempo, me obligó a dar por terminado este fantástico e inesperado primer acercamiento.

Sin buscarlo, encontramos un amigo

Luego entre todos recogimos la mesa, y finalmente mientras Jorge buscaba que ver en la tele, nosotras nos fuimos a la cocina a preparar café, pero mientras la cafetera eléctrica hacia su trabajo, nosotras decidimos saludarnos mejor y comenzamos a besarnos como locas, al punto tal que Mar subió mi blusa y mi brasier dejando al aire mis senos que acariciaba suavemente a la vez que me murmuraba al oído lo que me haría mas tarde cuando el invitado se fuera.

Un nuevo goce

Cuando entré en esa casa-consultorio jamás pensé que el regordete calvo que me aplicaría esas nuevas técnicas de masajes me haría gozar como lo hizo.

Gladis para dos

Cuando llegó estaba muy sexy. Debajo de un tapado largo llevaba un minivestido de tela acharolada negra con detalles dorados, botas de charol de taco algo y caña alta y muy bien peinada y maquillada. Parecía escapada de una tapa de revista.

Rocío, Javier y yo

Salimos de la cuidad el viernes por la mañana, fuimos en el coche de Antonio, el novio de mi amiga, ella se llama Rocío, llegamos a la finca sobre las 12, soltamos los bultos, repartimos las habitaciones y nos fuimos al pueblo que estaba al lado a comprar algo para comer y tal.

De amigas a amantes

Sin decirse palabra alguna caminaron abrazadas hacia el cuarto de dormir de la dueña de casa para estar más tranquilas y fuera del alcance de miradas indiscretas, se desnudaron totalmente y ya sobre la cama se acariciaron por todo el cuerpo terminando cada una con su cabeza hundida en la entrepierna de la otra en un 69 interminable.

Me hice exhibicionista por culpa de mi niñera

El siguiente viernes que también me dejaron encargado con mi niñera del sexo, ella me dijo que le había gustado mucho lo que yo le había hecho el viernes pasado y quería que se lo volviera a hacer, así que nos pusimos en la misma posición ella sentada sin su ropa interior, con la falda arriba y yo arrodillado frente a ella, esta vez me enseño lo que más le gustaba y en dónde lamer exactamente.

Con el marido de mi amiga I

Me encantó cuando la música cambió a una más suave. No nos mirábamos pero nos sentíamos en cada poro. El estaba bien excitado y eso que no me apretaba, pero lo sentía. Mi vestido era de lycra suave y además llevaba unas panty medias sin bombacha debajo, así que mi vagina dejaba fluir sus jugos directamente sobre el nylon de las medias.

Seminario universitario

Así que me dediqué a pasear la vista por la habitación cuando vi que mi amiga sueca le estaba tocando la polla al alemán por debajo de la mesa. Mi amigo holandés también los estaba mirando.

Chantajeé a la amiga de mi amiga

Mira a mi no me apetece ir a tu habitación (ella intuía lo que pretendía yo) a lo que le conteste :bueno la verdad que me da igual yo me voy pero quizás se entere nada mas que la vea pues la verdad que no se merece que le pase eso.