El diario

Ese verano varias de sus amigas se iniciaron en el sexo, sintiendo que cada vez estaba más cerca su momento, analizaba sus actitudes de mirarle el sexo a los varones,! esos bultos!, las ganas de espiar a su hermano, escuchar las historias de sus amigas, la hizo comprender que estaba pasando una revolución, imaginaba su sangre a borbotones de ganas, la química de ella estaba pronta y buscando.

Sexo por sexo

Soy de cuerpo regular no estoy flaco ni gordo soy de espalda ancha, tengo que no me corto el cabello mas de un año así que se pueden imaginar que tan largo lo traigo la ultima vez que me lo corte me rasure la cabeza pero repito desde entonces no me lo corto, mi cabello es quebrado ni lacio ni chino y de color obscuro casi negro, mido 1.75m, peso alrededor de 80 kilos, según mi novia hay tres cosas que le encantan, mi sonrisa, mis brazos y mis nalgas y es que la verdad si estoy bastante nalgón «modestia aparte».

Hicimos un trio casi sin darnos cuenta

La sensación era extraña, muy morbosa y excitante, miré a Rafa y pude observar que su cara expresaba excitación y no podía ocultar el bulto en su pantalón. Un hombre estaba viendo a mi mujer cómo me chupaba la polla desnuda y se estaba excitaba con ella. Podía ver su cara de deseo. Estaba fuera de mi.

La diosa alemana de Roquetas de Mar

La vi llegar a las hamacas, se iba a quedar en las hamacas del lado (debería ser mi día de suerte), llevaba puesto una mini-falda deportiva en tonos azules, y un top blanco, ahí estaba mi diosa a mi lado desnudándose, al quitar el top sus pechos me parecieron aun mejores que de las ultimas veces, se quitó la falda, y el éxtasis vino, cuando se quitó la parte de arriba del bikini y se empezó a pasar crema en todo el cuerpo empezando por sus pechos.

Vicky la amiga cachonda

Como dije Vicky es una mujer de unos 45 años, no esta muy buena, flaca de senos mediano tamaño, pero amigos les aseguro que es una diabla con la boca, la señora mamada que me dio en la ocasión anterior era mas que suficiente como para volvérsela a tirar.

Arreglando su computadora II

En una de las pasadas se le callo un poco por la barbilla y yo deje que llegara al pecho baje con mi boca y seque la gota que había caído, en eso ella agarra la botella se pone contra la pared y se empieza a tirar liquido desde la boca para que vaya cayendo por su cuerpo y yo lo reciba en la misma conchita bien depiladita y suave que tiene.

Arreglando su computadora I

Grande fue mi sorpresa cuando note que esta chica no tenia ningún pudor y más allá de cerrar las piernas ante mi presencia me dejo ver su tanguita blanca. Yo no me di cuanta que ella me estaba mirando porque me quede embobado y en eso me pregunta muy sensualmente si había visto el cable que se había desconectado, encuentro el cable lo conecto, y salgo de debajo del escritorio, cuando me estoy despidiendo para retirarme me pregunta

Las aventuras del príncipe I

Durante el transcurso de la cena y el posterior descanso las muchachas de la nobleza local acosaron al apuesto príncipe con sus escotes desmesurados y sus sonrisas falsas, todas y cada una suspiraban por el. Pero los ojos de Phillipe estaban puestos tan solo en una persona.

Embarazada

Su cuerpo ya tenia las marcas del embarazo de más de cinco meses, sus ganas de sexo con su marido no podían satisfacerse por estar viviendo en la casa de la suegra, durmiendo dos o tres veces por semana en la misma pieza con su cuñado, el embarazo fue el efecto de dos años en pareja , no podía creer estar sola en la ducha y ponerse los dedos en su vagina para sentir esa lujuria perdida.

Noche de sorpresas

Un apretón de manos por mi parte y como es costumbre en España un beso en las mejillas a la chicas por parte de ellos. Eso creía que la excitaría, ser besada por un desconocido mientras la ase por los brazos, en éste caso cinco, y ella sabiéndose desnuda, ¡Vaya si lo supieran ellos!. La conversación duró otros diez minutos para luego quedarnos solos, momento que aproveche para tentarla con un trío, que ella rechazó diciendo que sólo lo haría con Richard Gere, a lo que le contesté que tampoco estaba nada mal el hermano de nuestro amigo lo que ella me corroboró ampliando mi observación a un «está muy bueno», pero allí quedo la cosa.

Vendas negras II

Cuando por fin lo alcanzó, ella ya se encontraba vestida sólo con la minúscula tanga roja que llevaba. Rodrigo decidió apartarla, besándola, comenzó a bajar lentamente por el cuerpo de ella. Besaba cada poro de su piel y se detuvo al estar frente a la entrepierna.

Deseaba a mi prima y pasó algo inesperado

Durante los juegos en la piscina aprovechaba para acariciar la suave piel de Susana así como para que se diera algún roce casual tocando discretamente sus bien formados pechos o su perfecto culo, de tal manera que siempre, al terminar los juegos, me iba a mi habitación a hacerme unas cuantas pajas para aliviar la situación.

Gracias a la gasolina

Esa pijama dejaba ver su tanguita blanca, me acerque y se la quite despacito,(ella no despertaba tenía el sueño pesado) vi que no tenía un solo pelo en su vagina y entonces tuve una erección, y pensé ahora si te cojo pero dé repente escuche que los chicos se levantaban, así que no tuve más remedio que salir de la habitación de mi prima.

Primer amor I

En esa época pensaba en las chiquillas, sobre todo en una rubiecita de mi cuadra, pero también pensaba en chiquillos, aunque me confundía y no sabía el porque de este pensar en chicos, claro que mis pensamientos no pasaban de caricias, abrazos y besos, y todo esto sin ninguna malicia.

Mi primer anal

Yo proteste pero entonces empezó a lamerme el culo ,me manoseaba las nalgas me lamia el ano todo sin tocar mi vagina mojada de placer, ella solo me lamia el culo pero lo hacia tan bien que deje de quejarme y como ella era la experta en sexo anal y no yo, la deje que me hiciera lo que quiera.