Tres generaciones II: Mi mama

Después se recostó ella, el se puso a lamerle su vagina, entonces el otro negro se acercó y se quitó la bata, tenía un pene grandísimo igual que el otro y mi mamá sin decir nada se lo metió a la boca, hasta el fondo de su garganta, parecía un acto de circo de aquel que como espadas.

Mi amigo

No me aguanté y comencé a chupárselo cual niño a un helado en verano… traté de metérmela toda a la boca, cosa que al principio no pude, pero con un poco de comodidad, finalmente logré… él se echó en la cama y comencé a besarle los huevos…

Algo que no quise controlar

Bese y recorrí con mi lengua sus hombros, cuello y espalda, mordisquee su culo y acaricie sus piernas, acaricie su vagina y sentí la terrible humedad y calor nuevamente, ella se volvió a doblar y abrió un poco sus piernas, yo aproveche para quitar la tanga y acariciar por abajo su clítoris.

Bruto es enorme

Lo tomé por los testículos que son grandes y pesados, se los acaricie y comenzó a menearse de atrás hacia adelante, tratando de meter lo más posible su gran pene en mi boca; a pesar de ya estar chorreando mi boca junto con su pene por su lubricación y mi saliva, no entraba todo!!!

Mi abuelo y yo

Yo seguía como una leoncita y comencé a besarlo de nuevo, luego el pecho hasta su pene para chupárselo de nuevo. sentía como iba creciendo de nuevo en mi boca y como mi abuelo gemía de placer, eso me excitaba aun más.

Desvirgada por mi hermano Carlos

Carlos empezó a besarla por el cuello luego los pechos bajo por su vientre hasta que llegó a su vulva que estaba empapada de sus jugos, cuando le meto la lengua lanzó un suspiro que creo que tuvo su primer orgasmo, luego de estar media hora chupandosela y de meterle los dedos en el ano se preparó para cojerla ,eso era lo que yo quería ver, le abrió las piernas como a mí le apoyó la verga que estaba enorme

La tía enseña a su sobrino todo lo que necesita saber sobre el sexo

Con sólo su capullo dentro me era suficiente para tener un orgasmo impresionante mis jugos fluían fuera de mí, podía sentir mis líquidos bajando sobre mi ano, a medida de que José iba introduciendo más y más de su hermosa verga iba yo iba teniendo orgasmo tras orgasmo, no quería detenerlo, pues su tranca se ensanchaba más y más según llegará a la base y apretaba mis adentros, por primera vez sentía mi vagina bien llena y poseída.

Historia 100% real de amor con su prima

Me puse boca arriba y ella se sentó arriba mío, agarro mi pija que (creo que nunca estuvo tan dura) y ala puso en la entrada de su agujero, se la metí hasta el fondo y se le escapó un grito de dolor impresionante (esa posición es la que más les duele) pero estaba mezclado con placer, en ese momento pare pero ella me dijo que siguiera.

La infracción de tránsito

Se acercó a mí y tomando mi cabeza la llevo a su verga para que se la chupara, no me cabe casi nada en la boca, me obliga a tragar mas, siento que mi boca se desencaja tratando de tragarla, logra meterla un poco más allá de su cabeza y se mueve cogiendome la boca, mientras Ignacio no deja de coger fuerte mi culo, gimo ahogada en la enorme verga, estoy así un rato y lo oigo decir, putita ahora es tiempo que tengas esta enorme verga en otro lado.