Salida del boliche

Bueno una vez dentro se me acerco, me toco la pija, y me dijo, que paso, (yo la tenia muerta en ese momento) le dije, y como querés que este, me hiciste esperar como 30 minutos allá afuera, se me paso la calentura, y ella me dijo, bueno vamos a ver que podemos hacer, y me empezó a desabrochar el pantalón, saco mi pija afuera, y la empezó a sacudir, le dio un par de besos, y se me empezó a parar, a medida que se me paraba me dijo, en serio la tenés grande, no se si decia la verdad, pero no le creí, pero no es que me importara tampoco que me diga eso obvio.

2 travestís putas me penetran

Entre a un segundo cuarto en donde se veían dos dormitorios con camas, hacia mucho calor, en eso entraron dos mujeres, una morocha de rulos, mediana de estatura, estaba en ropa interior roja, con medias, la otra estaba vestida de jeans y camisa negra, era mas alta y corpulenta, cuando las mire a la cara me di cuenta que no eran mujeres eran hombres, travestis operados, la que estaba casi desnuda era mas femenina que la otra.

Sorpresas te da la vida

Al principio su reacción fue de enojo pero, cuando quiso darse cuenta, se encontraba apoyada en el quicio de la puerta con la bata en el suelo, las piernas abiertas, dos dedos de su mano izquierda dentro de su coño, frotándose el clítoris con el dedo corazón de la otra.

Ammira

No pude hacer otra cosa que gemir por la excitación de poderla observar desnuda en todo su esplendor, la mire caminar meneando su cadera, sobando su hermoso falo semi erecto acercándose a mí poco a poco, parecía como una ninfa salida de la mitología mientras yo permanecía hincada en el sillón con la falda arremolinada en mi cintura, sobándome la entrepierna y mi rostro enrojecido por la lujuria.

Mi hermano me convirtió en niña I

He de decir que siempre fui una persona solitaria y los antecedentes de mi primer contacto con mi lado femenino comienzan cuando tenia 3 o 4 años mi madre nos llevaba a mis hermanos y a mi a bañar juntos (mis dos hermanas y mi hermano) generalmente llevaba ropa limpia para todos pero en una ocasión no lo hizo, llevaba las cuatro mudas de ropa

Lo que me pasó a los 17 años me cambio la vida

A mis 17 años yo tenia el cuerpo ya casi completo de madurar, tenia mis pechos que crecían y se formaban redonditos y paraditos como yo deseaba y era caderona mi cintura llamativa a la vista de todos los hombres y lo que sí me enorgullezco son mis hermosas piernas que hasta luzco con felicidad, eran un par de piernas bien formadas con mis muslos que de pequeños a grandes hasta llegar a mi culo era algo bello verlas y causa de muchos problemas con los hombres por eso que no salía de casa muy seguido paraba encerrada sin salir.

Lo mejor de ambos mundos

Lucía una minifalda espectacular y un top que dejaba ver su ombligo y su vientre liso, pude observar con más proximidad el volumen de sus pechos, qué maravilla, estaban operados, sin duda, pero qué preciosidad, tan alta como yo, en este momento lo pude comprobar y con unas sandalias de tacón corto que realzaban aun más su figura y su cuerpo de pecado.

Mi primer orgasmo

Entonces comenzó a moverse lentamente y su pene comenzó a «masturbarse» por entre mis nalgas, lo cuál a mí me hizo ver las estrellas y sentía una sensación tan extraña como erótica en mi plexo solar, hasta que de repente su pene, sin querer, tocó la entrada de mi ano; le pedí que ahora sí me penetrara, entonces D se detuvo y comenzó a presionar un poquito, pero no pasaba nada, pugnó por entrar, y sentí un dolorcito chiquito.

Mi primer anal

Yo proteste pero entonces empezó a lamerme el culo ,me manoseaba las nalgas me lamia el ano todo sin tocar mi vagina mojada de placer, ella solo me lamia el culo pero lo hacia tan bien que deje de quejarme y como ella era la experta en sexo anal y no yo, la deje que me hiciera lo que quiera.

Mis inicios

Ese día me estaba bañando en la vivienda que habitaba junto con mi tía y dos de mis primas, ellas son un poca mayor que yo, se abrió intempestivamente la puerta, era mi prima Mary… ¡Perdón pensé que estaba lucero! Me dijo, pero su mirada se posó en mi pene pues lo tenia erecto pues empezaba mi pubertad, yo sin saber que hacer solo medio tape mi desnudez.

Intercambio

Obsesionados mis padres con la idea de que yo aprendiese a relacionarme; a abrirme a la gente habían quedado con unos amigos de Brasil en enviarme a un familiar, un chaval, para que pasase el mes de Agosto conmigo. Mis padres se iban a la playa de vacaciones y yo me quedaba estudiando por haber suspendido los exámenes.

Ellas/os

Después de un rato en esa situación, mi polla debido a los cuidados de Carola está a punto de reventar, esta al notarlo paró en seco su mamada y dándome dos buenos azotes con la mano, le dijo a Adela: Deja que me chupe mi polla que tengo ganas. Adela bajó de encima de mí y en su lugar se puso Carola con su enorme polla.

Las vecinas

Era un día frío de enero cuando vi un camión de mudanzas que aparcaba en el portal de mi casa, yo vivía por aquel entonces en un pequeño apartamento en Londres, cuál fue mi sorpresa cuando escuché unas voces en mi idioma, hablaban en español, la alegría era muy grande, al ver que además eran dos chicas españolas.

Aquella mujer

Era rubia ojos verdes y bien formada, tenia unos pechos no muy grandes pero firmes, no llevaba sujetador y se adivinaban unos pezones pequeños y prietos, yo no dejaba de mirar, ella debió de darse cuenta, y se subió la falda dejando ver sus muslos.

Sorpresas bajo la falda

No se como pero de repente me encontré con una de aquellas enormes pollas dentro de mi boca, entrando y saliendo, estaba excitadísimo, ellas se dieron cuenta de ello, y me preguntaron es tu primera vez, les dije que si, bueno pues no te preocupes demasiado y déjanos hacer a nosotras, aquella polla que entraba y salia de mi boca estaba a punto de estallar