La opción, la libertad sexual ejercida con conciencia, el trío como expresión, todo aunado en este relato

Nuestras lenguas juegan con ellos y noto cómo se endurecen y se ponen muy grandes, en estos momentos la respiración de Mónica se vuelve más profunda, rodea nuestras cabezas con sus brazos y mira hacia el techo mientras nos dice con una voz melosa -qué bien me tratáis, a continuación le quito el pantalón, me separo y me quito el mío, lo mismo hace Pedro.

Primer intercambio

Cuando la hojeé comprendí que en mis manos estaba el pasaporte a una zona de transgresión y que quienes surcaban esa zona no eran divas, modelos, artistas o empresarios en sus cruceros, sino gente como yo, parejas y matrimonios que se atrevían a vivir a contramano de la moral y las sanas costumbres. Escondí la revista pues sentía vergüenza de que me vieran con ella.

La Chica perfecta V: En la playa con Lucía

Los aullidos de entre gozo y dolor que emitía Iria eran muy fuertes. Se sentía empalada, pero pronto desapareció todo rastro de dolor. Su esfínter se acostumbró a la verga, por lo que comenzó a disfrutar plenamente. Pero justo en ese momento, Miguel se corrió: no podía aguantar tanta excitación. Iria notó el caliente esperma del chico deslizándose por su ano; queriendo terminar ella también, con una mano se restregó el clítoris y con la otra se pellizcó los pezones. Resultado: la rubita también se corrió.

Una noche muy especial

Un matrimonio conoce a una pareja estupenda, tomaron unas copas juntos y pronto se les notó la cara de ambos de querer poseerla, ya que ella sabía muy bien la manera de ponerlos cachondos.

Prestando a mi novia: Mi novia follada por otros

Ella me dijo déjamelo una tarde, yo me hice el dormido y me puse a observar como lo haría ella, ella se puso a tomar el sol pegando la toalla de Jorge, era así como se llamaba este chico, a la de ella de manera que si giraba su cabeza quedaría enfrente de su coño, se puso a tomar el sol boca abajo y se ladeo la parte de abajo del bikini como si una ola lo hubiese movido…

Tensión sexual compartida

Sucede que Ares y yo hemos hablado varias veces de mujeres, de lo que nos gusta hacer con ellas en la cama y de nuestras historias pasadas; así por ejemplo, recuerdo su preferencia por la pose en cuatro patas, lo que decimos en Cuba el perrito; me ha dicho que le encanta la visión del culo en esa posición y debe ser cierto, pues su esposa tiene un inmenso culo gordo enmarcado por unas caderas muy anchas.

Juegos de pareja

Finalmente, un día estábamos cogiendo, yo encima de ella, penetrándola con fuerza mientras la besaba en la boca y le decía “imaginate chupando una concha ahora mientras te cojo…” Ella estaba súper excitada y cuando empezó a llegar al orgasmo me dice “Siiii… quiero chupar una concha… siii… vamos a hacerlo…”

El Debut de mi mujer I

Les voy a contar una historia que me sucedió hace un par de años. Yo estoy casado hace 4 años y con mi esposa somos muy felices, nos gusta hablar mucho y más cuando se trata de sexo ya que no nos reprimimos nada.

Al aire libre II

La parejita vuelve a la casa donde sus amigos están también disfrutando en una habitación. Después de la comida se juegan a suertes quien lava los platos. Nuestra protagonista y el novio de su amiga salen a dar un paseo. Al volver, los que quedaron en la casa están follando. Y ellos se suman a la diversión, juntos en el mismo salón.

Al aire libre I

Unos amigos marchan un fin de semana a una solitaria casa en el campo. Para dejar solos un rato a la pareja, nuestra protagonista y el otro amigo se van al río a bañarse. Pero el agua no refresca ni aplaca su deseo y terminan gozándose en la orilla.

Una experiencia singular

Una amiga del matrimonio provoca un trío no deseado por la esposa. Por causa de los celos mortifica a su marido hasta que éste propone que hagan otro trío pero con un segundo hombre. Con reticencias iniciales ella acepta…