La guerra del diablo II

Aquella fiesta de estudiantes estaba tocando a su fin. Casi todos se habían ido, excepto lo borrachos que esperaban que alguien los llevara de regreso a casa. Entre ellos estaba Li-Shen, veinticinco años, estudiante de intercambio procedente de Corea, quien pacientemente esperaba a que su amigo Ash ,también de veinticinco años, terminara de despedirse.

La guerra del diablo I

Por un momento queda maravillado. Luego escucha una armoniosa voz cantando en una lengua que no entiende, pero que le transmite un mensaje de paz. Al mirar detenidamente descubre a una chica, vestida de blanco, con un largo cabello rubio curiosamente peinado, ella mira con dulzura todo lo que la rodea, y él se siente en paz en su presencia. De pronto todo estalla en un mar de fuego y sangre.

Slayers III

Aclarar que todos los personajes principales que intervienen en ella pertenecen a la serie Slayers (más conocida aquí como Reena y Gaudi, salvo la sacerdotisa Calis. Mi intención al escribir este relato basado en estos personajes es contar con un contexto ya desarrollado a partir de la serie para desarrollar mis propias historias.

Slayers II

Antes de iniciar este relato quiero aclarar que todos los personajes principales que intervienen en ella pertenecen a la serie Slayers (más conocida aquí como Reena y Gaudi, salvo la sacerdotisa Calis). Mi intención al escribir este relato basado en estos personajes es contar con un contexto ya desarrollado a partir de la serie para desarrollar mis propias historias.

Daba Daba Duuuu! Pedro Picapiedra y Pablo Mármol deciden ponerle un poco de chispa (de pedernal, claro está) a su vida

El pene de Pablo se le ofrecía a Vilma como un chorizo de cantimpalo que tenía que comerse. Así que se agachó y se metió en la boca aquello, soltando el conejo de Betty para agarrar los testículos de Pablo, Pedro al ver a su mujer echada, con el culo en pompa, reaccionó como un macho prehistórico y se colocó detrás y tras subirle el vestido y subirse él el suyo, la penetró agarrándola de la cintura, y embistiéndola una y otra vez.

Slayers I

Antes de iniciar este relato quiero aclarar que todos los personajes principales que intervienen en ella pertenecen a la serie Slayers (más conocida aquí como Reena y Gaudi, salvo la sacerdotisa Calis). Mi intención al escribir este relato basado en estos personajes es contar con un contexto ya desarrollado a partir de la serie para desarrollar mis propias historias.

Una reconciliación es mucho mejor, si hay sexo de por medio

Al llegar la hora indicada Remy la esperó impaciente afuera de su habitación y al verla salir quedo con la boca abierta, se había puesto un vestido corto ajustado de color negro, el cual delineaba muy bien su figura y al parecer no usaba brasier, además llevaba unos guantes largos de seda negros que hacían juego con el vestido, sin mencionar las medias oscuras que hacían lucir muy sexy sus piernas…, ¡se veía espléndida!

Ranma Un pésimo remedio VI – Final

Mientras tanto, en el piso se arriba, Akane llegaba justo ante la puerta de su hermana Nabiki. Su cuerpo temblaba presa de una extraña mezcla de sentimientos. Con mano temblorosa tomó el picaporte y lentamente lo hizo girar. La puerta se abrió y ella quedó congelada en el umbral ante la visión que apareció ante sus ojos. Ahí, sobre la cama, se encontraban su padre y Ranma-chica, aún atado de los brazos, desnudos y jadeantes.

Ranma: Un pésimo remedio V

Instantes después, ya con las mochilas en las manos, Ranma y Nabiki salieron corriendo del Dojo rumbo a la escuela. Genma-panda los miró perderse en la distancia. Luego sus ojos se posaron sobre la casa de los Tendo, en ellos se advertía la indecisión, al fin, lentamente; entró de nuevo en la casa. Soun terminó de tomar su té y se dirigió al Dojo para entrenar un poco antes de que sus alumnos llegaran. En la cocina Kasumi lavaba la loza.

Ranma: Un pésimo remedio IV

Al llegar la hora de la cena el ambiente se tornó tenso. Nadie hablaba y Kasumi, Ranma, Genma y Akane evitaban siquiera mirarse. Por su parte Nabiki los observaba, intrigada por su extraño comportamiento, tratando de adivinar que estaba pasando.

Ranma: Un pésimo remedio III

Al acercarse pudo escuchar los característicos gritos de combate, así como el sonido de algunos golpes, saliendo del Dojo. Casi con timidez se acercó a la puerta y sigilosamente la abrió un poco. En el interior ambos hombres lucían sudorosos y cansados, pero al mismo tiempo poderosos, en sus posiciones de pelea. Ambos lanzaron un feroz grito de pelea y se lanzaron uno contra él otro, con velocidad sorprendente intercambiaron toda una serie de ataques y contra ataques, para luego volver a separarse.

Ranma: Un pésimo remedio I

Sus habitantes gozaban de las piscinas públicas, centros recreativos y demás lugares de diversión y esparcimiento. Sin embargo, ese ambiente no estaba presente en la gran sala del Consejo del pueblo, los ahí reunidos tenían la cara larga y permanecían en sepulcral silencio, cuando la puerta se abrió todos esos ojos se fijaron en Soun Tendo, presidente del consejo ese año, quien de inmediato sintió el peso de todas las miradas sobre él.

Jodida cartita

Este texto trata de una carta que recibió un colega el dia de San Valentin. Pasaré a describirla y vosotros mismos haceros a la idea.

La bruja

Enrollarse con una bruja puede traer complicaciones cuando además ésta tiene muchos poderes y mucho carácter.