Capítulo 2

Capítulos de la serie:

Cuando mi prima regreso a su casa por la enfermedad de su madre, yo me dedique en cuerpo y alma a mi trabajo, salía muchísimo al interior de la republica y ella y yo nos veíamos dos o tres veces al mes, seguíamos siendo amantes, teníamos el mejor sexo del mundo pero como pareja nos faltaba tiempo hasta que un día me entere que ya tenia novio de nueva cuenta, esta noticia coincidió con un ascenso en mi trabajo que me obligaba a irme a vivir a Monterrey, así que no lo dude ni un segundo y sin despedirme me largue a la que seria mi nueva ciudad, estuve por aquellos rumbos poco mas de un año, y al regresar lo primero que hice fue ir a saludar a mis tíos, salude a mi prima la mayor y me disculpe por no asistir a su boda, a mi prima amante la salude al ultimo y durante toda la velada casi la ignore, me despedí y me fui a dormir a mi casa, al día siguiente en el negocio que tenemos mi tío y yo, llego ella y me pidió el numero telefónico de la casa ya que yo lo había cambiado, se lo di pero le dije, que no se entere tu guey porque se molestara, me dijo que había ido a verme ese día y dejo plantado a su guey.

Por la noche me marco, serian las 8 de la noche, quería explicarme el porque de su novio, que se sentía sola, etc, le dije que no se preocupara que era lo mas normal del mundo que tenia que formar una familia y entre ella y yo era imposible, no se que de malo dije, solo dije la verdad, el caso es que después de decirme llorando imbecil, idiota y todos los insultos que se le vinieron a la mente, me colgó el teléfono. Me puse a cenar y al terminar me recosté en el sillón a ver la TV, pero a alrededor de las 10 de la noche tocaron el timbre de la puerta, y era nada mas ni menos que mi prima.

Cuando le abrí la invite a pasar, nos sentamos en la sala y estuvimos platicando de mi trabajo de su escuela, y de mil tonterías mas, se había vestido sexy como a mi me gustaba le pregunte como me llevaba con “su guey” así me refería a su novio, con tono de coraje, me dijo que bien, que como todas las parejas con altas y bajas, le respondí levantándome del sillón “tu y yo nunca tuvimos altas y bajas, quieres algo de tomar” se levanto se paro frente a mi y sin mas me dijo, si quiero algo que solo tu me has dado, y se colgó de mi cuello para besarme como nunca besara a nadie.

Yo respondí el beso, la cargue y la recosté en el sillón, le desabroche la blusa y comencé a acariciar sus senos que estaban ya listos para mi y mis caricias, le quite el bra muy despacio y mordisqueaba sus pezones que ya estaban a reventar, volví a sentirme vivo y caliente, ella me quito la camisa para arañarme la espalda, le retiro la tanga y comencé a chupar su pagina y a meter mi lengua dentro de ella, jugaba con mis manos en sus pechos, era divino todo lo que yo sentía, tuvo un gran orgasmo en mi boca, se levanto y me saco el pantalón para sentir en su boca ese gran pene que tanta pasión le daba, ella estaba de rodillas frente a mi y yo sentado en el sillón, me chupaba el pene como niña que chupa su dulce preferido, cuando sintió que terminaría, lo saco de su boca y lo puso cerca de sus senos y comenzó a jalármelo muy fuerte, le llené todo el pecho de semen, siguió chapándomelo hasta que nuevamente estuvo listo, yo seguí sentado y se sentó sobre mi para que la penetrara, sus pechos quedaban frente a mi boca, se los bese y recordó que eso me excita al máximo, en la posición que teníamos ella controlaba los movimientos y se movía súper rápido, era maravilloso volver a sentir mi pene dentro de ella, tuvo dos orgasmos mas, después la cargue y la senté en el sillón, quedo sentada con las piernas súper abiertas y yo de rodillas ante ella penetrándola, mientras la penetraba con mis manos acariciaba su clítoris y los labios de su vagina, sus líquidos fluían fuera de ella hasta su ano, yo retire mi pene y tocaba su ano llenándolo con sus jugos, adivino de inmediato lo que quería y me dijo hazlo despacio, primero metí un dedo en su ano, jugué un rato así y después fueron dos, y una vez que estuvo dilatada, empecé a meter mi pene en ella, al principio costo trabajo y le dolía pero cuando su excitación llego al máximo me grito que lo metiera todo y así lo hice, tenia mi pene entero dentro de su ano, era una sensación riquísima, comencé a meter y a sacar cada vez mas fuerte, ella gritaba y gemía como loca, le estaba dando un placer nuevo y maravilloso, y mas aun cuando sin sacar mi pene de su ano, le metí dos dedos en su vagina, yo sentía como se tocaban mis dedos y mi pene dentro de ella, esto la hizo llegar dos veces mas al orgasmo antes de que yo me viniera y le llenara el ano de semen.

Al terminar, nos vestimos a medias y nos fuimos a dormir, le dije que no permitiría que esa noche la pasara fuera de su cama, dormimos hasta las 9 o 10 de la mañana y al despertar la volví a coger de una manera sin igual, desayunamos y nos fuimos a su casa, lógicamente mis tíos no estaban molestos, pero “su guey ” si en la tarde le hablo para decirle que el carro se descompuso y una serie de mentiras mas, se le bajo el coraje y salieron al cine en la noche.

Después de nuestro reencuentro hubo muchísimas veces mas de sexo entre nosotros, nunca le importo dejar a “su guey” y futuro marido por irse a revolcar a donde fuera conmigo, después de tantos años por fin había descubierto el motivo por el cual el día de mi boda estaba ella súper enojada, estoy enamorada de tí, me dijo, y no como supuse que era solo calentura, de mi regreso han pasado 6 meses en los que tenemos sexo casi diario, en su casa en la mía, en la escuela, en fin cualquier lugar es bueno para nuestras travesuras, la boda no la puede suspender, su madre se moriría, y si le pidiera una explicación no sabría que decir, hace apenas un mes tuvo sexo con “su guey” a petición mía le dije que para que fuera conociéndolo en ese aspecto, me aclaro que nunca le permitió mas allá de un faje y una ocasión si lo dejo que jugara con los pelitos de su vagina, pero solo eso, al saberlo, le dije que como explicaría el que ya no fuera virgen, me respondió que “su guey” sabia que antes conoció a un chico al que se entrego, bueno pues para no hacerla mas larga un buen día acepto tener sexo con “su guey” la llevo a un hotel de paso la beso unos instantes y como a los 10 minutos ya la tenia desnuda y el estaba igual, la acostó sobre la cama, se puso sobre ella y sin mas preámbulos la penetro, sus movimientos eran sencillos, lo peor fue que después de escasos 15 minutos se vino dentro de ella, ella se metió al baño a darse una ducha vaginal y se fueron a su casa, se fue pero ella no entro a su casa, se salió de nuevo y tomo un taxi que la llevaría a mis oficinas, esto me lo contó ella.

Cuando llego estaba en un mar de llanto, entro en mi oficina sin tocar y ahí estaba yo fumando sin hacer nada, se acerco la abrase y me beso, no le pregunto nada, la recosté en mi escritorio y comencé a besarla, esta ves solo le desabroche la blusa y el bra, la besaba como loco, no le quite la tanga solo la hice a un lado para meterle mi pene, la cogí casi 40 minutos, minutos en los que tuvo 4 orgasmos seguidos, cuando iba a terminar le dije que si lo podía hacer sobre sus senos y sobre su ropa, me dijo que si, y así lo hice le llene el pecho y deje mojado por completo el bra, salimos de mi oficina, esta vez no le importo que mi secretaria la viera despeinada o peor aun con la blusa mojada, mi secretaria debe haber imaginado lo que paso, ya que mi prima acostumbra gritar mucho cuando la cojo, nos fuimos a su casa, cenamos y me quede a dormir ahí, esa noche hizo tal vez la peor locura de su vida, porque mientras sus padres dormían en su recamara, sus hermanas en la suya, ella estaba cogiendo conmigo en la sala, su vagina estaba ardiendo y deseosa de mas semen, en esa noche eyacule 3 veces dentro de ella. Al día siguiente fuimos a nadar y también se unió “su guey” El día paso sin mas cosas, solo que la mayor parte del tiempo estuve con mi prima.

Ahora esta a escasos 4 días de su boda y debo decirles que esta embarazada, si embarazada de mi, esto me hace inmensamente feliz, “su guey” sabe que es de el por lo que paso hace un mes, pero yo y mi nena sabemos la verdad, su papá se molesto un poco, les dijo que si faltaba tan poco tiempo porque no se habían esperado etc, pero pronto se le paso el coraje.

Se que hago mal, pero mi amor por mi nena es mas grande que el universo mismo y ya me dijo que ni aun casada dejara de ser mía, mi amante o mi putita como le digo de cariño cuando cogemos.

Así que “su guey” tendrá que aprender a vivir con el hecho de que ahora ella trabajara para mi y estaremos juntos todo el día de lunes a viernes, y quizá la ponga a trabajar horas extras.

Continúa la serie