Capítulo 1

Capítulos de la serie:

La nueva vida con mi prima I

Como ya les comente anteriormente, mi prima y yo tuvimos sexo por vez primera hace ya mucho tiempo, lo hacíamos en cualquier lugar, su casa, la mía, el carro, un parque, en el cine, en fin cualquier lugar era bueno para nuestro amor.

Ahora les contare de mi divorcio, aclaro que ella nada tuvo que ver, mi mujer y yo nos separamos por cuestiones de mi trabajo y de falta de comunicación entre ambos, así que un buen día decidimos hacer cada quien su vida por su lado y ella se fue de la casa que por casi 4 años fue de ella, al principio como es lógico yo andaba algo triste, no asistía a fiestas y si llegaba a estar con mi prima no estaba yo concentrado al 100%, pero esto pronto paso y volví a mi vida de antes, con la diferencia de que ahora podía estar con mi prima a diario sin tener que dar excusas a nadie, todo iba bien hasta que un viernes que iríamos a bailar llegue por ella y me dijeron mis tíos que estaba castigada no se por que cosa y que no saldría, ella estaba como diablo del coraje, le dije que se calmara y nos quedamos a cenar en su casa, ahí me dijeron mis tíos que últimamente tenían muchos problemas con ella, y que seguido los amenazaba con irse de la casa, yo me ofrecí a darle posada en mi casa, argumentando que ahí se tendría que valer sola ya que la casa estaba todo el día sola y ella tendría que lavarse, plancharse etc, me dijeron que lo pensarían y seguimos platicando de otras cosas hasta pasada la medianoche, me retire a mi casa y al lunes siguiente me llamo mi tío que habían meditado mucho la situación y que mi prima ya tenia todas sus cosas para irse conmigo, le dije que pasaría por la noche a recogerla y así fue, en punto de las 8 de la noche estaba yo en su puerta con la camioneta lista para llevar sus cosas, solo se llevaría su ropa, zapatos, discos y otros artículos personales, echamos todo a la camioneta, se despidió y se subió al carro, antes de subirme yo mis tíos me dijeron que me encargaban a su niña que esperaban que yo le quitara lo rebelde, les dije que no se preocuparan que fuera de su casa la mía seria lo mas parecido.

Llegamos a mi casa y bajamos todas sus cosas, pedimos algo de cenar y abrimos una botella de vino, yo le entregue un regalo que un día antes había comprado para esta ocasión, lo destapo y abrió mucho los ojos, era un baby doll de encaje azul transparente y una tanga del mismo tipo muy chiquita y con una abertura al frente, se sonrojo un poco y me dijo “subiré a ponérmelo ahora mismo”, cuando bajo, el que se sorprendió fui yo, no se si el traje tenia mal la talla o mi prima había crecido en los últimos días, pero sus pechos casi se salían del baby y la tanga apenas tapaba el arrea de su bello, se sentó en el sofá a mi lado seguimos cenando y tomando, hasta que en un momento le dije que si me dejaba tomarle unas fotos vestida así como estaba, ella acepto y subí por mis cámaras, le tome fotos en todas posiciones y poco a poco le pedí que se fuera quitando toda la ropa, al principio se negó por el momento del revelado de las fotos, le explique que era una cámara digital y solo ella y yo veríamos las fotos, después de esto acepto de inmediato, se fue despojando del baby doll poco a poco y yo tomando un sinnúmero de fotos, estaba excitadísimo y ella lo notaba, se recostaba en el sillón y abría sus piernas enseñándome su vagina que para este momento y gracias a las caricias que ella misma se daba estaba súper húmeda, yo seguía tomando fotos y en un momento le dije “que linda y jugosa parece una fruta” solo me dijo, “pues que esperas para comértela” sin mas deje la cámara de lado y me arrodille a besar esa rica y jugosa vagina, metía mi lengua dentro de ella y ella gemía y gritaba de placer, le acariciaba sus piernas y sus pechos, ella se levanto y me quito el pantalón para poder chupar mi pene que en estos momentos estaba listo para ella, lo chupo casi media hora hasta que me vine en su cara y pechos, lo siguió chupando para que recuperara su dureza y cuando lo consiguió se tumbo de espaldas en el sillón y abriéndose ella misma las piernas me invitaba a penetrarla, yo me acomode para poder meterle su dulce preferido y así lo hice, cuando estaba completamente dentro de ella, comenzamos a movernos y a disfrutar de las delicias del sexo, ella había aprendido a moverse muy cachondamente y ambos gozábamos con las cogidas que nos dábamos, estábamos en pleno agasajo cuando sonó el teléfono, conteste y era mi tía que quería hablar con su hija, le pase la bocina y comenzaron a platicar, yo continué con mis movimientos de meter y sacar mi pene de ella, mientras hablaba con su madre, me hacia señas e que me detuviera pero yo no hacia caso, y aun mejor, me movía mas rápido y la cogía mas fuerte, me excitaba ver como trataba de contener sus gritos y gemidos, se mordía los labios y casi no decía nada, hasta que por fin termino de hablar y colgó, estaba como loca y se movía muy rico, decía que mientras hablaba por teléfono había tenido dos orgasmos fenomenales, estaba completamente escurriendo líquidos vaginales, mismos que se iban hasta su ano, en uno de sus movimientos mi pene se salió y quedo justo a la altura de su ano, ella al sentirlo me dijo “quiero que me cojas por ahí, quiero que me lo metas por todos lados, quiero ser tu puta” primero le subí un poco mas sus piernas hasta que ella se las acomodo, quedando sus pies a la altura de su cabeza y completamente abierta, comencé a meterle un dedo en su ano y moverlo en círculos para que se abriera al placer, después de un ratito le puse la punta de mi pene y empuje muy despacio, me detuve un segundo y volvía a empujar, así fue hasta que tenia todo mi pene dentro de su ano, comencé a moverme al principio despacio y mas fuerte cada vez, ella me gritaba que se sentía muy rico que no me detuviera, sus palabras me excitaban cada vez mas, hasta que de momento, se llevo sus dos manos a la vagina y se la abrió, se tocaba muy fuerte y comenzó a meterse y sacarse tres dedos en ella, yo sentía en mi pene sus dedos y eso me éxito al máximo, después de poco tiempo ella tuvo así tres orgasmos y para el cuarto lo tuvimos juntos, le llene sus intestinos con mi leche, nos recostamos y nos quedamos dormidos hasta el día siguiente en el sillón.

Al día siguiente por la tarde fuimos a la tienda de muebles, porque compraríamos la que seria nuestra cama por algún tiempo, aun no decidía que tiempo viviría conmigo, lo que si estaba decidido era que dormiríamos juntos todas las noches y la cama seria a su gusto, la llevaron ese mismo día y lógicamente no esperamos mucho para estrenarla.

La cama que escogió era de cabecera y pies tubulares, así que esa misma noche se le ocurrió amarrarme de pies y manos a la cama estando yo completamente desnudo y ella vestida, tenia puesta ropa mas de lo necesario pero pronto averiguaría para que, llevaba, una falda larga negra, una blusa blanca, zapatos de tacón alto, medias, liguero y un abrigo.

Me amarro y se coloco frente a la cama, primeramente se quito el abrigo y comenzó a tocarse las piernas y los pechos, subió un pie a la cama y se tocaba las piernas al tiempo que subía su falda y me permitía ver sus muslos y parte de su liguero, es por demás decir que mi pene estaba en todo lo alto con este espectáculo.

Se desabrocho la blusa y comenzaba a jugar con sus senos, se quito el bra pero se dejo la blusa, siguió su baile candente y se despojo de su falda y cual fue mi sorpresa al descubrir que no usaba panty ese día, siguió de tocar sus senos a abrirse las piernas y tocarse su vagina que ya se veía lubricada, yo ya estaba en un estado de desesperación total por no poder moverme, ella se subió a la cama y me ponía sus senos muy cerca de la boca, solo podía darle escasos lengüetazos ya que los retiraba, comenzó a besar mi pecho , mi estomago hasta que llego a mi pene, se lo metió todo de golpe en la boca y comenzó a darme una buenísima mamada, gracias al calentamiento previo no dure mucho tiempo antes e entregarle mi semen en su boca traviesa, pero eso a ella no le importo y seguía chupándolo, siguió así hasta que de nuevo me tuvo listo y duro, se acomodo de rodillas sobre mi y empezó a meterse ella misma mi pene, cuando sintió que lo tenia completamente adentro, comenzó a moverse en todas direcciones y a gritar y gemir de placer, ella controlaba toda la acción y eso me mantenía excitado y a la vez desesperado, después de casi 40 o 45 minutos se levanto y saco mi pene de su vagina, pero solo fue por un momento ya que me puso su mano en mi boca para que le diera saliva, misma que se unto en el ano, se volvió a sentar en mi pene pero esta ocasión encontré una entrada diferente, estaba yo metiéndoselo por el ano, es fabuloso hacérselo así, tiene un ano único y muy muy apretado, le costo un poco de trabajo meterlo todo esta vez pero después de un rato lo consiguió, estaba sentada con las piernas abiertas y mi pene cogiéndole su ano, quiso moverse igual que antes pero se detuvo y lo hacia lento al principio, pero después de un rato ya se metía y se sacaba mi pene muy fácil y daba gritos como perra en celo, así lo hicimos casi media hora mas hasta que se levanto y comenzó a moverme el pene con su mano, muy fuerte de arriba abajo hasta que nuevamente me vine en su mano y en mi estomago, pero ella con su lengua me limpio el cuerpo comiéndose todo mi semen, después me desato y nos quedamos dormidos.

Como esta noche fueron muchas, ya que según su visita seria a lo mas por tres meses y se quedo poco mas de dos años hasta que su madre enfermo y decidió regresarse a su casa, con esta nueva mudanza algo cambio pero eso se los contare en otra ocasión.

Continúa la serie