Mi prima Tina, su dulce puchita y yo

Después de esto separe sus labios eh intentaba meterle los deditos en la pucha, y mi sorpresa fue sentir lo estrecho que era su agujerito, y eso me aseguraba de que ella aún era virgen (cosa que tuve el privilegio de quitarle y que contare más adelante) al sentir ella mi dedito deseo que querer meterse entre su vagina ella se apartó dando un gemido de dolor…

El Reparador de vírgenes

Que los caminos de Dios son inescrutables es un dicho que, como otros muchos, parece perder su significado profundo a fuerza de usarlo. Con vendría pues revisar algunos conceptos a la luz de los hechos que nuestro protagonista relata.

En la biblioteca pública

Una chica acude a la biblioteca pública a sacar un libro en préstamo. Su intención es asistir a una fiesta después lo que justifica su provocativa vestimenta. Allí seduce al encargado del préstamo y lo desvirga…

Aventura en Veracruz

Después de conocerse una noche en un antro, nuestros protagonistas se marchan a un hotel lejos de sus casas donde se gozan sin medida, perdiendo ella su virginidad por todos los sitios.

La Cantina

Los relatos que he estado leyendo me hicieron recordar mi primera vez, esta fue mi primera y única aventura, pero vale por cien. Si la memoria no me juega malas pasadas, podré hacer un relato completo, pero todo lo que voy a describir es rigurosamente cierto.

Regreso a mi ciudad natal

Un joven vuelve a su ciudad natal. Se aloja de momento en casa de su mejor amigo y tiene ocasión de tener con él una experiencia gay muy interesante, además de poder desvirgar el coñito de su hermana.

Mi Historia

Una muchacha relata la forma en que un amigo de su padre, medio borracho, la usa por todas partes haciéndole perder su virginidad.