Gang Bang en el rodeo

Gang Bang en el rodeo

Soy alexxxandra, no sé si se acuerdan de la primera aventura que tuve, pues bien les cuento que he vuelto ha tener una mucho más atrevida a la anterior, fue casi igual a la otra sin prepararla sino que se dio que es cuando más se disfruta.

Acompañe a unas amigas a un baile. de esos que empiezan en la noche y se acaban hasta el otro dia.

Cuando llegamos está casi lleno, ya había empezado a tocar los grupos. no fuimos a comprar nuestras respectivas bebidas y nos la pasamos dando vueltas haber que pescabamos para bailar, en eso vimos a un grupo de muchachos el cual se componía por seis, tendrían entre 24 y 35 años y nos invitaron a acompañarlos, conversamos, bailamos pasaron las horas y entre bebida y bebida no nos dimos cuenta cuando los chavos nos llevaron hasta el fondo del palenque.

Cuando empezó el grupo a tocar musica romantica me saco a bailar manuel el mayor del grupo era alto, fornido y moreno todo un vaquero. me abrazaba de tal manera que parecía que me iba a quebrar, cuando de repente me empezo a acariciar la espalda, me empeze a sentir como mareada quise impedirle que me acariciara así pero era más fuerte que yo, y sus caricias fueron más atrevidas y empezó a subirme mi falda lo cual disfrutaban sus amigos, quise gritarle a mis amigas pero cuando voltee para hablarles me di cuenta que estaban en pleno apogeo con otros de los seis chavos, al ver eso me hizo ponerme bien cachonda, de solo ver a la pequeña tere hincada mamándole la verga a luis el menor de todos mientras que otro le manoseaba las tetas, y a sofía la tenian sobre unas cajas de madera abiertas de piernas metiendo mano casi la tenían desnuda.

«Ya ves, querida tus amigas lo están disfrutando, porque no lo disfrutas tú también»., me dice Manuel, mi miedo era que la demas gente no viera o peor aún la policía. «no tengas miedo, ves aquel hombre que está parado adelante, pues le voy a pagar para que no deje pasar a nadie «.

Eso me puso más tranquila, manuel no me dejo ni contestarle, ya me tenia puesto sus manos dentro de mi blusa quitando el sostén era muy hábil, me abrió la blusa dejando al descubierto mis grandes pechos, primero los besaba luego se volvió más ardiente chupándomelos , mientras sus manos empezaban a quitarme las bragitas lo cual permitió que me metiera sus dedos por mi ya mojada panochita, al sentir sus dedos entrando y saliendo por mi rajita hizo que me calentara, y mas aun cuando bajo y empezo a chuparmela.

Ahí me tenia parada abiertas de piernas disfrutando su lengua en mi panocha, de repente siento las manos de otro de los muchachos, ya tenia su verga bien dura y empezó a restregarmela por mis nalgas, sus manos empiezan a manosear mis tetas y me quitó mi blusa dejándome solamente con mi falda, la cual no duró.. ya totalmente desnuda manuel me carga y me pone sobre la cajas me abre las piernas y sin delicadeza alguna me ensarta su muy bien dotada verga, «ya ves putita, no que no te dejabas, nada mas te dabas a desear, pero desde que te vi con esa falda tan cortita y esa blusita con esas tetas que se te asomaban, me di cuenta que querias que te cogieran. pues disfrutalo, porque lo que vinistes a buscar lo encontraste y no solo de mi, sino de mis compañeros también» …

Al decir eso abrí los ojos y ahí estaban los otros cinco, ya habían terminado con amigas las cuales yacían en el suelo desnudas y ebrias, estaban desnudos jalandose la vergas.. se acerca luis y me dice «haber que tal la mamas tu, abre la boca putita y mamamela, pónmela bien dura para poderla meter por tu culito».. al decir eso, me puso mas caliente, manuel dejo de meterme su verga por la panochita, agarró por la cintura y me pone boca abajo empieza jugar con sus dedos con mi culto, primero siento uno y después empieza meterme otro.

«Haber.. putita que tal esta este culito. uyy, lo tienes bien cerradito. creo que nesecitas mas de una verga para dejartelo bien abiertito».. al terminar de decir eso, con la ayuda de sus manos me abre las nalgas dejando al descubierto mi culito, empecé a decirle que tuvieran cuidado, que su verga era demasiada gruesa pare mi culito. » no te preocupes, preciosa. te estoy abriendo las nalgas para que mis amigos se den primero placer con tu culo. cuando ellos terminen, estara tan lubricado ese culo que no sentirá dolor alguno».

el primero en metermelo fue luis.. no estaba tan gruesa como la de Manuel, pero si estaba lo suficientemente grande para hacerme sentir un dolor que poco a poco se convirtió en un placer indescriptible.

Mientras luis me ensartaba su verga, sus amigos hacían fila esperando su turno, claro que sin dejar de estar jalándose sus vergas y así uno a uno se dieron gusto con mi culito. cuando le llego el turno a manuel no tuvo ningún problema para ensartarmela

«Ya ves mamacita, te la dejaron justo como queria bien lubricadita, ahora siente mi vegra, sientela putita, quiero venirme dentro de este culo bien rico. asi.bien muevete asi..cometela toda.. toda. ahí te va, mi lechita.. recíbela todo..recibe mi leche putita.asi asi, ahh.. que sabroso culo mi reina».

Termine toda cansada. cuando me disponía a ponerme mi ropa me detiene manuel.. «espera reyna, aun no terminas. ahí que pagarle al cuidador».. en eso le chifla al cuidador. y no me sorprende que ya viniera bien puesto, pues se notaba que debajo de ese pantalon habia una vegrga bien caliente. A ver, putita… págale, tienes que darle una gran mamada para que se cobre». y me toma del cabello y me inca delante del cuidador y empiezo a mamarsela. «asi, asi.que rico.. te estaba viendo cuando se lo hacías a los demás, qué rica, que ricas mamadas das.mmm. me voy a venir en tu boquita. tragate toda mi leche.. asi.. asi.ahhh..»

«Bien, ricura.. bien, muy bien. bueno, fue un placer conocerte a ti y a tus amigas, espero que en otra ocasión nos encontremos» al terminar de decir esto manuel. se fueron.. me vestí, desperté a mis amigas y nos fuimos a nuestra casa, pero bien bailadas.

¿Qué te ha parecido el relato?