Amo a la enamorada de mi amigo

Amo a la enamorada de mi amigo

Cursaba el ultimo año de secundaria, el año anterior la conocí, era la enamorada de una amigo mío, por eso pensé que era imposible estar con ella y empecé a olvidarla.

Ustedes la hubieran visto, era una morena de sueños que puede matar con su mirada, sus lindos cabellos color azabache se movían por todo la habitación dejando un olor a rosas y sus labios tentaban a pecar.

Y ahí estaba yo, despreocupada por la vida completamente; también estaba con un muchacho por el cual no sentía absolutamente nada pero así duramos mas de un año solo por las apariencias.

Llegó un momento de ese ultimo año que no se como ella y yo nos volvimos súper amigas (para este entonces ella ya había terminado con su novio).

Cada día mas y más la quería tener pero no podía era su amistad la que no quería perder y no podía decirle nada por temor a que todo acabe, al fin me decidí a contarle que era la mujer más maravillosa que conocí en mi corta vida y que daría todo por ella.

Bueno no se lo dije asi completamente pero le dije algo y ela no me dijo nada.

No volvimos a hablar del tema y así pasaron meses.

Dio el día del viaje de ultimo año y yo me decidí a besarle si o si, entonces me la arregle para ir sentada alado de ella.

Cuando partió el bus le tome su mano y las 8 horas que duro el viaje hasta el sitio donde nos quedaríamos una semana no se la solté, ese mismo día a la media noche en el bus con todas las luces a pagadas y nuestros compañeros y profesores completamente dormidos nos besamos o mejor dicho ella me besó yo no dude casi nada en responderle, me dijo que ese día que le dije que la amaba ella también quería decírmelo pero la deje fría.

Después de ese día llegamos al lugar y era hermoso, nieve por todos lados, y una cabañita que era el hotel para todo el grupo, era un cuarto por dos personas y no dudamos en escogernos de compañeras para dormir en el mismo cuarto, esa noche y las que siguieron fueron lo mejor del viaje.

La primera noche dormimos en mi cama, ella no dejo de besarme, ella quería tener el control de la situación y yo se lo permití, nos amamos como nunca pensé amar a alguien ella me dijo que era su primera vez con una mujer y que sabia que no era mi primera vez (lo cual es cierto) así que tome las cosas con calme y juntas llagamos al placer más grande.

Llegando de nuevo a la escuela se escuchaban rumores que ella y yo teníamos algo nosotros nunca lo negamos porque definitivamente si… la amo y que.

Después de esa semana de amor no nos hemos podido dejar, hasta hoy ella es el amor de mi vida y yo soy la de ella, yo ahora estoy en la universidad y ella trabaja, nos vemos casi todos los días y estamos planeando vivir juntas para no vernos casi todos los días sino todos los días.

Un comentario

¿Qué te ha parecido el relato?