Qué hace un chico de 17 años en esta situación: 15hs un sábado?

Estaba en la cocina haciendo limonada para todos cuando pasa Bruno (mi primo que vino a pasar un par de días y nunca se fue) – me voy a dormir primo.

A los pocos minutos pasa mamá y dice me voy a bañar y dormir un rato.

No lo puedo creer… – todos? – pregunto

Así se dió Papi – dice mamá

La veo pasar con cara de “me están cargando”, miro hacía afuera y veo a mi viejo durmiendo a la sombra de un árbol con la mano que sostenía su libro en el suelo.

La vuelvo a ver con bronca (para qué me mandaron a exprimir si se iban todos?).

Miro a papá nuevamente, era el colmo de no saber aprovechar el verano.

Doy la vuelta para verla pasar moviendo el culazo que tiene cuando desde la habitación de mi primo la estiran de la muñeca, ella sin quejarse ni gritar entra y se cierra la puerta.

Qué sospechoso – digo o pienso.

Voy hacia la puerta en silencio y efectivamente estaba cerrado, me quedo de pie con ambas manos apoyadas en el marco de la puerta, bajo el torso hasta la cerradura y los veo histeriqueándose.

Ya embroncado y curioso salgo al patio del lado que tienen la ventana. Por suerte quedaba de lado contrario a dónde estaba durmiendo mi viejo por las dudas que no me case espiando.

Cuando me asomo lo que veo es fantástico, Iris tiene a mi primo que solo sonríe medio sentado en la cama, porque es bastante alta (la cama), él está apoyándose sobre sus palmas.

Se auto-alaban sobre quién es mejor coged@r.

Un poco más y no babea Iris cuando con todo y calzón le baja los shorts a mi primo, la adorable de mamá estaba arrodillada frente a él.

La examina, la mide para ver cuanto le falta para alcanzar su propio ombligo, la mira de un costado a otro.

Aquí tienes un lunar… – antes de responder le da un beso, él se queda sin habla, ni reacción.

Se la lame de la base a la punta y de la punta al fondo se lo mete todo, repite el movimiento unas 3 veces y luego sí, se la chupa con vicio, la saca, la mete, la vuelve a quitar, le pasa la lengua al glande tratando de envolverlo, con un dedo lo mantiene pegado al cuerpo de Bruno.

Lo lame de la base a la punta, lo lengüetea, se mete un huevo en la boca, trata con el otro y no puede.

Continúa un rato con la chupada, desde afuera mi corazón se desinfla o se rompe, pero también apoya a mi primo.

Quién no querría pasar por eso!?

Minutos más tarde Iris que seguía de rodillas chupando y lamiendo el miembro del hijo de su hermana se levanta sola, da dos pasos para atrás levanta su pollera, se saca el tanga, la hace girar con el dedo índice y cuál gomera estira el elástico y se lo lanza por la cara.

Bruno se pasa el tanga de mamá por toda la cara y se lo mete en la boca, lo saborea.

Iris se levanta la pollera se acerca al primo, levanta la rodilla izquierda a la cama y le dice:

Shh, no hagas nada.

Mi primo no es sonzo y se quedó quieto. Mamá se la agarró, la pasó por sus labios y lo metió, le quitó el tanga de la boca y le preguntó

Te gusta?

Me encanta tía – movió las caderas, pero solo desacomodo a mamá.

Quedate quieto boludo – le dijo mamá – esto tiene que ser rápido, le dije a July que iba a bañarme – a ver si esto te gusta.

Comenzó un vaiven en dónde Iris se la metió hasta el fondo, buscó con la cintura que entrara más y se quedaron pegados.

Con la mano que no apoyaba (Iris) para no perder el equilibrio, acarició sus labios (de él) con el pulgar, su rostro con la mano y luego con los dedos entre sus cabellos lo acercó para comerle la boca.

Iris que era quién mandaba agitada y caliente le dijo

Seguro a ti te gusta así – comenzó a moverse hacia adelante y hacia el fondo, sacando y metiendo la pija bien dura de mi primo, la sacaba hasta el casquito y se ensartaba, se la volvía a sacar y a meter moviendo también las caderas, pero poniendo enfasis en meter y sacar aumentando la velocidad.

Si tía así – tratando de no moverse, pero a la vez, tratando de apretar las nalgas y las tetas de mamá mientras se sostenía con una mano en la cama.

Mamá, Iris, mi vieja se lo garchaba como en las películas, lo saca hasta la punta y se lo mete todo, llega a la base mueve las caderas frotándoselo, le encanta hacer eso, llega a la base y vuelve a estirar hacía afuera apretando la verga de Bruno, cómo una porno yanki dónde la mujer solo salta sobre la pija una y otra vez hasta no dar más del cansancio.

Continúa (siempre sin dejar moverse a mi primo), lo besa y le sonríe toda caliente y sigue. Lo mete y lo saca, toma sus manos las pone en sus pechos y le dice que hacer.

Frotalas – ella movía sus manos sobre las de Bruno solo para que aprenda – uhmm brunito que bien, tocame los pezones, chupame uhmmm Bruno, la otra también, no la dejes sin atención niño.

Su pene durísimo entra y sale de ella con facilidad por la lubricación. Pero Iris no es de dejarse manejar. Deja a mi primo aumentar el ritmo, el glande de Bruno llega hasta sus labios. Iris mueve la cintura con el glande entre los labios y se lo mete entero hasta el fondo sin escalas, mientras lo abraza con fuerza.

Por lo que se ve se está mojando.

No lo suelta

Descansa.

La guacha vuelve a llevarse la pija a sus labios (vaginales), se la saca y le da una especie de besos, lo vuelve a llevar a sus labios mete el glande entre los labios como un beso tímido, después la saca y le da otro y otro, ya moviendo las caderas ya no cual si fuera un beso (que ya no era suficiente) y no va que la hija de puta después de eso se la va metiendo súper despacio al sonido de un ahhhh que solo Bruno podría escuchar. La pija entera está dentro.

Él embobado mira embelesado a mamá

Ahora como le gusta a la tia, si mi nene? Esto te va a servir para toda la vida. Prestá atención. En particular (todas somos diferentes) a mí me gusta así, cuerpo con cuerpo (y solo movía su hermosa pelvis) (movía la cadera sin despegarse), pegando su vientre a la panza de él, tratando de juntar sus pezones con los de él.

La sacaba poquito y succionaba en casi un movimiento y esos movimientos cortitos a ella más la estimulaban, no saltaba ni cogía cómo en las películas, ella rebotaba cortito empujando y apretando para adentro, hacía círculos con la pija hasta el fondo de su concha chorreante, también se frotaba de adelante hacia atrás y cuando ambos estaban en sintonía Iris lo sorprendía haciendo un mete y saca de película hasta que tuviese que bajar el ritmo para continuar un poco más.

El primazo que tengo mientras tanto sobaba su hermoso culo, redondo, parado y duro. Le apretaba las nalgas, se las abría y se las cerraba para estimularla más, pero sin duda lo que le gustaba a mi vieja era que le pasen los dedos por el ano, no lo entregaría, pero lo disfrutaba.

Gozalo Papi, nada es para siempre.

Mamá a todo esto seguía dando placer, sus jugos goteaban en el suelo, resbalan por sus piernas. Ella lo apretaba contra la cama, empujándolo con la pelvis, moviendo la cintura

Mirá – dijo ella que lo miraba a él  como hipnotizado veía dónde su pija entraba en su tía – sabés cuál es mi clítoris? – le preguntó.

Creo que sí Iris.

Ni se te ocurra llamarme por mi nombre, siempre voy a ser tu tía, la hermana de tu mamá – bueno mostrámelo…

Qué cosa tía?

El clítoris, boludón.

No sabía cómo meter la mano entre ambos cuerpos y mamá intervino.

Así – le dijo y le bajó la mano por su suave y terso abdomen, su palma recorría ese precioso vientre con el pulgar hacia abajo – ese es – dijo ella – mmm, ay por dios, no dejes de estimularme.

Le arañó la espalda, al oído le dijo (leí sus labios) – si lo haces así y le chupas las tetas es probable que hagas mojarse hasta la “perra” más difícil.

Siguió con los movimientos cortos de tratar de meterlo todo. Iba de adelante hacia atrás y volviendo a llevarlo al fondo se la chupaba con sus músculos. Hacía círculos esto lo volvía loco, bailaba de un costado al otro cada vez más cerca del orgasmo

Quiero enseñarte algo, mirá bien,. Ves mi monte?

Si!!!

Y ahora ves está grasita que tienes aquí (dijo señalando sobre la Japi de Bruno)

Tragó saliva y entró a frotarse el clítoris con la grasita de él. Haciendo círculos, frotando de adelante hacia atrás, dándole unos conchazos que pocos aguantarían.

Iris creía que no sabía, pero en realidad si sabía cómo le gustaba, lo que al otro le gustaría y como gozar, enseñar y también hacer gozar.

Lo que estaba pasando allá era algo que no debía pasar y sin embargo…

Abrazando a mamá le dice:

Tía yo nunca duré tanto.

Lo sé “hijito”, eso es por hacerlo como en esas películas que ven. Están mal enseñados Hacelo como te estoy enseñando y no solo vas a durar más, las chicas te van a buscar cuando se corra la voz.

Yo ya estaba loco, vuelvo a la casa, antes veo como duerme mi viejo.

Voy directo a la puerta del primo, entro sin hacer ruido.

Veo el orgasmo de mamá

me apoyo en la puerta y cierro con llave.

Suena el llavero girando.

La verdad tratan de recomponerse, mamá baja la rodilla que tenía en la cama, ninguno se mueve, agachan la cabeza y lógico no se separan porque mi primo quedaría delatado.

Dando 2 pasos me agachó, tomo el short de mi primo y se lo tiro a la cara, no hace nada solo dice

Gracias – con vergüenza.

Agarro a mi vieja del brazo que me queda cerca y la llevo a dar dos pasos atrás, sus labios y el pene están comunicados por un hilo de baba que era el pre cum de él.

Qué asco mamá!

Toda esa tensión y esa hembra tan durita.

Había dos penes de piedra en esa habitación, pero Iris no se dió cuenta del mío.

Le dí un puñetazo en la boca del estómago a Bruno al verlo con la verga parada calló al suelo, me agaché y le dije

Andá y hacele compañía a papá, cualquier cosa que el necesite lo ayudas con urgencia que no entre a la casa.

Vos y yo vamos a hablar de esta locura y ver si tiene solución.

Mamá lloraba sentada en la cama, vos y yo vamos a hablar le recalque.

Cuando al final mi primo se vistió abrí la puerta y de un empujón con el pie este salió de la habitación, cayó al suelo patinando sobre su pecho como festejando el cogerse a iris.

Yo volví a cerrar con llave , cerré la ventana.

Una zapatilla sacó a la otra, yo las medias y lo demás.

Cuando mamá vió mis pies frente a ella se lanzó a mi cintura y su rostro pegó con la pija más dura que hasta aquel momento había tenido (más que la de Bruno).

Era yo – dije

Ella se echó atrás al sentir mi desnudes.

Así que estaba medio despeinada, con los labios rojos de las chupadas y los besos, con los brazos hacia atrás separados apoyando sus manos, tenía una pierna de costado a medio levantar para que no se le vea nada y con el revés de una mano sobándose o limpiándose la geta dónde se apoyó en mi dura pija.

Con la punta de los dedos índice y mayor la empujo con algo de presión por los hombros. Cae para atrás, sus piernas se abren, me la agarro y sin pensar se la empujo hasta bien al fondo.

Con la bronca que tenía la iba a dar con todo, iba a ser una violación, pero era mi mamá.

Por las dudas le apretaba de las muñecas.

Ella miraba hacia la puerta cerrada con llave, Iris no me veía, miraba llorando a un costado y se tapaba la boca como para no demostrar nada, entonces me decidí y le hice todo lo que le enseñó a Bruno.

No sé cómo, si yo siendo bruto o ella colaborando pero nos acomodamos en la cama.

Hice que la violación que le estaba dando a la atorranta de mi mamá sea de más contacto, frotaba su clítoris con mi púbis, la empujaba hasta el fondo y apenas la sacaba para metérsela nuevamente.

Frotaba todo su cuerpo entrando y saliendo de ella, dejó de mirar a la puerta, besaba su cuello, su boca fue mía en segundos, manoseaba, lamía y chupaba sus tetas, siempre metiéndosela, empujando y girando como trompo en su interior.

Paraba un toque para descansar y cuando ella trataba de hablar le daba sin piedad hasta hacerla acabar, tenía microorgasmos uno tras otro, para no parar seguía con las penetraciones cómo le gustan a ella y no paré de escucharla gemir.

Era fantástico ella gemía, pedía más, yo repetí cada ejemplo que dió y no solo duré más también hice gozar.

Ella diciendo aaahh, uhhhh se revolcaba mientras se la movía en círculos en su interior.

La tenía de las muñecas, pero era más pose que otra cosa porque se zafaba si quería.

Cuando con todas sus fuerzas pudo contra sus mismas fuerzas y yendo contra ese orgasmo me abrazó con pies y manos para que No pare.

Si eras tú… – dijo por fin – pero no entendías las indirectas.

Ese pelotudo de Bruno tomó mi lugar?

No podía decir que no. Qué le iba a decir: me quiero coger a mi hijo – lloraba.

Hace cuánto…

3 días – lloraba

Mientras no estaba tu te acostabas con él?

Hoy me animé, mañana se va para su casa. No me juzgues dijo secándose los ojos y tragando mocos. Estoy abandonada. Ese que duerme en el patio (su padre) hace 1 año no toca.

Se la metí hasta el fondo, casi gritó al sentirla forzar su útero, claro que no la traspasé

Le daba toques chiquitos, más bien la sacaba uno, dos y hasta tres centímetros para clavarla fuerte, la clave es empujar, aflojar y empujar. Con la mano que se tapaba sus ojos secó sus lágrimas y cerraba la boca para no gemir.

Ya no trató de separarme y solté sus muñecas, trataba de besarme y yo la esquivaba hasta que no aguante más, frotando los cuerpos nos dimos el primer beso.

Si, eras vos… nunca podría ser otro.