Una experiencia religiosa

Una experiencia religiosa

A pesar de tener una vida sexual excelente, no me sentía totalmente satisfecha; al comentárselos a mis amigas ellas me recomendaron que tuviera un amorío con alguien que no fuese mi marido, claro que yo les dije que no me atrevería, pero en una ocasión estando en mi casa estando sola, llegaron unos señores que quería hablarme de religión como no-tenia nada que hacer los deje pasar.

Uno de ellos era mayor, alto, moreno y muy serio, el otro era más joven como de unos 19 años y muy tímido, más no me di cuenta como estaba vestida sino hasta que vi que se me quedaban viendo, pues llevaba solo una blusa casi transparente sin sostén y una minifalda tan pequeña que no dejaba nada a la imaginación.

Al sentirme observada por los señores me sentí muy incitada a provocarlos, ya que ellos se la dan de muy santos, me senté enfrente de ellos, mientras me hablaban de su religión, yo no perdía oportunidad en doblar las piernas, ya que cada vez que lo hacía se me llegaba a ver mi ropa interior que era muy pequeña la cual no me tapaba nada, el mayor me empezó a decir que no debería de andar vestida así, ya que las señoras decentes no lo hacían, y le pregunte porque, a lo que me contesto que solo andaba provocando a los hombres que me faltaran al respeto, y yo me empecé a reír, y en eso se me acerca y me dice que si es lo que ando buscando, en eso me percate que entre sus piernas estaba su verga a punto de explotar.

Se la saco y se la empiezo a mamar, el de primero se resiste me dice que es pecado, pero al sentir mi boca entrando y saliendo de su verga empieza a ceder, sus manos entonces agarran mis pechos sobre mi blusa a tal grado que se me endurecen que mis pezones se ponen duros estaba tan excitada que no me acordaba del joven y voltea verlo y él estaba ya con los pantalones bajados y jalándose la verga al ver eso me puso mas caliente y ahí mismo en la sala me empezó a desnudar el Señor mayor, primero me quito la blusa y empezó a morderme los pecho y con las manos me empezó acariciarme la panochita y a introducirme sus dedos primero uno y después hasta tres..

Me empezó a decir de cosas que era una zorra que por mujeres como yo el mundo estaba en perdición pero que él me iba a enseñar cómo se trataban a las putas como yo… y me empezó a quitar la falda y a tirones me quito mi minúscula panty, ya estando totalmente desnuda me toma por la cintura y me pone en cuatro patas con sus manos me abrió mis nalgas y me introduce su verga que no era muy grande pero si muy gruesa a lo cual me dolió pero después de estando ensartándome su vergorta ya no sentía ningún dolor sino un placer que hacía que tuviera más de un orgasmo, en eso se acerca el joven y me toma de los cabellos y pone mi cara de tal manera que me mete su verga y me dice que se la mame tal como se la hice al Mayor…

Y ahí me tienen mamándosela mientras el otro me daba cada entrada con su verga, en eso se detiene el mayor y me empieza a meter mano en mi culito y le digo que por ahí no porque nunca lo he hecho, a lo cual me dice que todas las putas como yo solo sirven para que se las metan por donde quieran, y más en el culo y sin piedad me mete su verga de un solo golpe y no grite solo porque tenia la verga del joven hasta dentro, y ahí estaban dándome por el culo… a lo cual sentía un gran dolor pero a la vez un placer jamás soñado… el mayor ya no aguanto mas y se vino dentro de mi culo… penes que ahí iba a terminar todo pero en eso el joven saca su verga y también se me monta por el culo y empieza a métemela y el señor mayor le dice que me la calve si piedad para que aprenda vestirme decentemente, cógetela, métele toda la verga hasta el fondo como puta que es… agarrala de los pechos y móntatele como a las perras callejeras …. era tal grado mi excitación de tener una verga por el culo y ser tratada peor que a una puta…. que no me aguante mas y tuve un orgasmo, que me hizo gritar de placer lo cual provocó que el joven se viniera dentro de mi…

Termine tan cansada que quede tendida en el sillón totalmente desnuda a la vista de esos hombres mientras se vestían pero antes de irse el mayor me dijo que volvería con más compañeros para guiarme por el buen camino a lo cual me sonreí y les dije que volvieran cuando quisieran.

¿Qué te ha parecido el relato?