Síguenos ahora en Telegram!

Con quien menos piensas I

Con quien menos piensas

Me llamo Carlos, soy de México, y vivo en un pequeño Pueblo del Estado de Jalisco, actualmente tengo 25 años, soy moreno claro, físicamente no me considero feo ni tampoco tan guapo, termino medio  y eso sí muy varonil.

Mi primera relación que tuve fue hace como diez años, con un tío hermano de mi mama, yo tenia 15 y el cómo 35 años, se llamaba Jose era atractivo, moreno, velludo, alto, complexión media, serio y con unos ojos y una boca carnosa.

Lo que me enloquecía eran sus piernas gruesas a causa del fútbol, y su culo que era grande y duro.

Él estaba casado y tenia un hijo, además según escuchaba tenia muchos problemas con mi tía pero no sabia la causa. Se rumoraba que tenia otros amores.

Yo estaba de vacaciones y mi madre me mandaba a que le ayudara en su negocio, una tienda de abarrotes, recuerdo que me dio mucha alegría porque me gustaba mucho desde que era mas chico, siempre me encantaba verle en los pantalones ajustados y a cada rato se tocaba su verga, tenia un culo bien grande y duro.

A veces se fajaba la camisa y se desabrochaba el pantalón, yo le veía sus trusas y el bulto y los pelos, su ombligo y me tenia que ir al baño a masturbarme y pensaba en como seria su paquete.

Pero él era bien macho a sus amigos, cuando lo visitaban ahí a la tienda, les contaba que hacia y deshacía con las mujeres, que era bien cabrón.

Yo nunca imagine lo que viviría mas adelante.

A sí poco a poco él me empezó a tener confianza y me contaba algunas aventuras con sus ex novias.

Yo a veces pasaba y me le repegaba para sentir su culo o su bulto y él, poco a poco el se dio cuenta de todo lo que me excitaba y como que al cabrón le gustaba calentarme pues sabia que me ponía nervioso cuando se rascaba la  verga, se veía que la tenia bien grande pues a veces se le notaba el cilindro sobre el pantalón.

Así estuve los primeros 22 días me la pasaba solo mirando.

Un día llego después de jugar fútbol y traía puesto el short, fue algo excitante verlo pues allí atrás en la bodega se lo quito y se puso el pantalón, delante de mi yo casi me vengo al verle sus trusas pegadas a su cuerpo por el sudor y su bulto, tan rico y antojable, él me miró y se la toco con descaro, pasaba su mano sobándose los huevos y tocándose su pené, después me pregunto que si nunca había tenido sexo con nadie, yo le dije que no y el dijo:

– no sabes lo que te pierdes, es lo máximo cabrón, es tan rico sentirla dentro de una puchita o un culo, a tu edad yo ya era un experto, té estas tardando he.

Yo solo me encogí de hombros y sonreí, en eso entra un amigo y él salió.

Yo me metí al baño y solo fantaseaba y me imaginaba que me cogía encima de los sacos de azúcar, y me imaginaba que me bajaba los calzones y me metía toda su verga y que yo grita, y grite, pero de emoción al venirme, pues me masturbe.

El tenia un hijo como de 12 años y en la tarde los dos le ayudábamos,  al mes que entre a ayudarle él tuvo que salir a surtir y me invito iba a durar 2 días, (antes se llevaba a un amigo pero un día salieron mal), a mí me agrado la idea, a mi padre no le gusto mucho, pero mi mama lo convenció y así  me fui feliz en su camioneta de 3 toneladas roja, en el camino me iba platicando sus experiencias con mujeres.

Y me decía que él a mi edad ya se había tirado a varias y que todas querían con él, que era un semental, yo andaba súper caliente, me pregunto que si nunca me habían chupado la verga, yo le dije que no, y él dijo que estaba muy atrasado y que debería apurarme a conocer los placeres del sexo, mi calentura aumentaba al sentirlo ahí ver como se tocaba su bulto era locura.

Salimos en la tarde y nos hospedamos en un hotel de paso, tenia 2 camas, mi corazón estaba a punto de explotar, me dijo que nos íbamos a acostar pronto para madrugar al mercado de abastos.

Después él dijo que se iba a dar un baño para dormir fresco, el se quito la camisa y me calenté al ve su torso peludo  y marcado, yo estaba sentado en mi cama y sentí una calentura enorme, después se quito el pantalón, les juro que me quede helado al verle su trusa blanca que traía, le quedaba ceñida y se le notaba su bulto, un bulto que yo siempre había soñado, me parecía un sueño estando con el semidesnudo.

El solo me miraba yo  con mi verga parada no sabia que hacer,  entonces sin pensarlo mi tío  me miro sonrió y se quito la trusa y por fin le vi todo sus huevos grandes y peludos, ricos y su pené semierecto grande moreno se dio vuelta vi y su culo fuerte y velludo al notar que no le quitaba la vista de encima me dijo:

-Oye cabrón que té pasa estas como hipnotizado, a poco nunca habías visto a un hombre desnudo?.

Yo turbado contesté:

-he no lo que pasa es que tienes tu pené  bien grande. Y le pregunte:

-¿a poco cuando este más grande lo tendré igual al tuyo?

El solo rió y dijo:

-mira carbón aun estas chico pero té falta por crecer mas, haber enséñamelo y yo te digo.

Yo me sentí como mareado y no sé ni como pero me baje el pantalón y me quite los bóxers, al desnudarme el se excito y se le paro la verga al verla la mía parada dijo:

-cabrón ya la tienes  de buen tamaño, y además ya tienes pelos, te va a crecer pero no tanto como la mía, ha que chaval tan caliente, a tu edad yo la tenia más grande que tu -cuando estés más grande  vas  a tener un cuerpo  atractivo.

Yo le dije, no tanto como el tuyo tío estas bien macizo.

Él sonrió y con todo descaro se tocaba su vergota y los huevos yo seguía pálido y miraba. Y dice:

-Chaval tócamela para que veas que es real, que acabo entre hombres no pasa nada anda ven acércate, y no tiembles.

Y yo me acerque y se la toque él gimió y me dijo:

Vamos a bañarnos para bajarnos la calentura.

Ahí me enjabono y me  toco mi verga al hacerlo me vine y dice:

– vaya por lo visto no te aguantabas, tienes que controlarte para que disfrutes más.

Yo se la agarre y con el jabón se la lave y se la chupe:

-hay carbón, que rica boca tienes, métetela mas abre bien tu boca.

Yo casi me atragantaba y me daba asco pero era feliz, le tocaba sus huevos y se los lamía

Y  así le toque el culo  y dice extasiado:

-ha cabrón, que rico, sigue buye trágatela toda es tuya , si hijo, si hay que rico la chupas ay que rico.

-haahhhh me vengo  así toma mi vergota carbón  es tuya  toda toda.

Yo escupí su semen y el se rió después me dijo:

-ahora sabrás lo que es probar esta verga otro agujero, voltéate.

Metió la lengua en mi culo sentí algo bien rico, y nos acabamos de bañar al salir me aventó a la cama y me puso boca abajo y con saliva me lubrico, yo estaba asustado y él decía:

– tranquilo hijo, no te va a pasar nada, tan solo vas a sentir un poco de dolor pero después vas a querer que  no te la saque.

Sentí la entrada de su verga en mi ano y me dio miedo y le dije:

-Tío, la tienes enorme me va a doler ay tío, ay no me duele , hay agg, uff  me duele, hay  no detente por favor. Y él dice

– aguántala cabrón, primero andas de caliente deja que tu culo se acostumbre y veras.

Me la empezó a meter, poco a poco y ese dolor fue desapareciendo y le decía:

-si tío soy tuyo, me gusta ay que rico, sigue no la saques hay me estas cogiendo tío, me gusta hay méteme los huevos Ho que rico….
Y él contesto:

-sabia que te gustaría, tómala toda, cabrón, siente esta verga, acabala, es toda tuya, ha que rico aprietas, ay  de lo que me perdí, ay que culo tan rico….hhhaaa

Sentí que se venia y me llenaba las entrañas la saco  y me dio una mamada que sentí la gloria me dejaba que le tocara el culo y se lo bese me lo comí era tan sabroso que me vine como nunca.

Me dijo que eso no debía enterarse nadie y yo le jure que jamás diría algo después nos fuimos a cenar y en la noche  me dijo que ahora yo me lo iba a coger…

Pues bien amiga esta es mi primera vez y después continuo algo súper excitante.

Continúa la serie Con quien menos piensas III >>