Síguenos ahora en Telegram! y también en Twitter!

Con quien menos piensas IV: A un paso del final

Con quien menos piensas IV: A un paso del final

A continuación lo que les cuento es algo que paso hace como nueve años y espero que sea de su agrado, es algo muy real que tiene que ver con mi tío José, su hijo Pepe, mi padre Alberto y yo (Carlos). (ver antes Con quien menos piensas I, II, y III.)

Pues como les conté anteriormente mi tío José de mas de treinta años me enseño todo lo referente al sexo, y a mi tío mi propio padre fue quien lo enseño.

Bueno yo al saber que mi primo pepe que tenia como 13 años nos había descubierto a su padre y a mí teniendo sexo, me asuste y decidí terminar la relación con mi tío, pero el no quería hasta que le dije el motivo, el se asusto y medio encabronado me contó como mi padre lo había seducido hace ya años, yo al oír todo aquello me calenté y me puse excitadísimo tanto que mi tío me ayudo a desahogarme. Y dijo que de vez en cuando quería estar conmigo yo acepte medio dudando porque mi primo pepe sabia todo y me daba miedo que me quemara con mi familia pues todos salíamos perdiendo.

Así pasaron algunos meses yo acababa de entrar a la preparatoria mi tío José se había ido a los Ángeles y después lo iba a alcanzar su familia, su hijo pepe en las reuniones familiares se juntaba conmigo, el ya tenia como 14 años y era moreno, pero aparentaba mas estaba muy desarrollado, estaba en pleno crecimiento, era atractivo y tenia unos ojos color miel grandes y expresivos que contrastaban con su labios rojos, su mirada era picara y tenia algo que aun no se que es, pero que llamaba la atención, era delgado pero tenia muy bien formadas sus piernas y su nalgas bien paraditas, los músculos de sus piernas estaban ya marcadas pues le gustaba el fútbol, se parecía mucho a mi tío José en las facciones y en porte, siempre era reservado.

Pero en confianza era bien hablador y, casi no tenia amigos, era atractivo, a pesar de ser tan chico, ya tenia algunos vellos en su pecho y se notaba que iba a ser mucho más alto pues media como 1.70 en ese tiempo, se veía que de grande iba a ser muy varonil, era súper peleonero, se notaba que todas las broncas que había vivido le habían afectado un poco, a mi no me caía tan bien pero lo soportaba por miedo a que contara que yo y su padre nos cogíamos.

Bueno pues poco a poco fuimos platicando de cosas sin importancia, de pronto él me pregunta que si le caía gordo, yo le conté que no que solo que éramos de diferentes formas de pensar, el se ríe y me dice que quiere hablar a solas conmigo de algo que me quiere preguntar y que como casi no tiene amigos quería que lo ayudara, que su papa no estaba y que a mi era el único que me tenia confianza, yo tenia como 16 años aprox.

Yo me saque un poco de onda y le dije que me preguntara allí, pero él dijo que tenia que ser a solas porque ya no podía seguir con eso, yo me intrigue y le dije que fuéramos a andar en bicicleta el acepto y nos salimos de la reunión.

Yo creía que mi primo iba a decirme o a agredirme por haberme metido con su padre, o que me iba reclamar, pero pensaba que si ya había pasado tiempo ahora era lo menos indicado para hacerlo.

Tomamos nuestras bicicletas y nos fuimos rumbo a la unidad deportiva, allí nos sentamos bajo unos árboles, estaba semidesierto el lugar, allí yo le pregunte que si que se traía con tanto misterio y él dice que siente mucha culpa por lo que hizo pero que en el fondo yo tuve la culpa, yo le pedí que me explicara y le dije que lo de su papa ya había quedado atrás que me disculpara, que a mi me gustaban las mujeres, el dijo:

-no primo, no quiere reprocharte nada, si en su tiempo no lo hice ahora no.

Yo contesto sorprendido:

-entonces de que hablas o que quieres contarme, no vayas a salir con que quieres que cojamos eh. Porque yo soy ya bien machito ya tuve sexo con una vieja y me gusto.

Él me mira con sus cachetes enrojecidos. Y dice:

-no primo como crees, lo que pasa es que la vez que te descubrí teniendo sexo con mi padre y al verles la cara de satisfacción me entro la duda y decidí probar eso, te voy a contar algo pero espero que no lo digas es bien grueso.

Yo me quede pensando mil cosas entonces le dije que me contara pues ya era tarde e iban a cerrar la unidad. Él me dice que no lo interrumpiera por ningún motivo porque era una confesión muy dura para él y Él empezó y dice:

«-Mira primo voy a empezar desde el principio, cuando te descubrí teniendo sexo con mi padre, al principio me dio asco, para que te voy a engañar, me dieron ganas de correr, pero me entro la curiosidad y decidí ver, como tu sabes ya tenia 13 años y no se porque pero me fui excitando, al ver tus jadeos y al ver el cuerpo de mi padre con el slip a las rodillas sobre ti y metiendo en tu culo su verga que parecía un plátano inmenso con los huevos tan grandes y peludos y tu empinado sobre unos costales, sentí que mi cuerpo temblaba no si por la sorpresa o por la excitación, y me empecé a tocar, ya cuando no pude mas me salí y me puse toda esa semana a pensar En lo que había visto, a mi padre siempre en casa lo veía en slip o short inclusos a veces nos bañábamos juntos y para que te miento, me llamaba siempre la atención su cuerpo, moreno, fuerte, su espalda ancha, su torso tan lleno de pelos y su abdomen, además su bulto que se le formaba en su slip, nunca lo había visto desnudo, solo algunas veces la cabeza de su pené flácido asomaba por la bragueta, pero me imaginaba que parado su pené era muy grande, sus piernas tan fuertes y peludas y sus nalgas tan gruesas y formadas, como deseaba que cuando fuera grande ser como el, tener su cuerpo su tipo, su virilidad, era mi ídolo, te juro que a partir de que lo vi como te cogía sentí asco pero en el fondo quería estar en tu lugar. Si primo no te sorprendas, tu me entiendes pues te dejaste seducir por mi padre o no.

Pues así pasaron los días, yo miraba a mi padre y empezaba a sentir atracción por él, y el ya sabiendo que te había visto con el se portaba muy amable conmigo y me daba regalos, platicaba mas y me invitaba a sus entrenamientos de fútbol. Yo me portaba a veces medio grosero.

Un día me dijo que quería hablar conmigo aprovechando que mi mamá y mis hermanos se fueron a una fiesta, yo en el fondo sospechaba que quería darme una explicación y me dio miedo que me fuera a regañar, pero estaba decidido a encararlo y decirle lo que pensaba, nos quedamos solos en la casa, era un domingo por la tarde y el ya había tomado unas cervezas pues había visto el futbol.

Nos sentamos en el comedor me dice que me quería mucho porque era su hijo mayor y que le disculpara si alguna vez había fallado, que siempre quiso ser un buen padre y me soltó un rollo sobre el amor y el cariño, yo me solté llorando y le dije que se me hacia injusto que le hiciera eso a mi madre y el me dijo que ella era muy aparte, que contigo primo fue sexo pero con ella era amor y que a veces los hombres tenían que descargar sus energías de otras maneras, me dijo que me prometía cambiar que le diera otra oportunidad, que ya no fuera tan distante ni frio con el y me empezó a dar explicaciones y a contar situaciones de amigos que habían vivido experiencias homo, yo me fui calmando y entonces le mire a los ojos y le pregunte:

-oye papa ¿ desde cuando te atraen los hombres, desde siempre o hace poco?

El se levanta y tranquilamente abre una cerveza y me dice:

-mira hijo, cuando era chaval sentía admiración por los hombres atractivos pero un día descubrí que había mas que eso y me empezaron a llamar la atención.

Yo le dije:

-pues yo siento admiración por ti Papa.

Él me mira y toma su cerveza y dice.

-Es algo normal pues soy tu padre, además cuando estés grande vas a ser como yo, bueno mucho mejor que yo, eso espero.

Yo lo mire y dije:

-Papa y dime que se siente cuando tienes sexo con otro es rico. Porque te vi cuando estabas con mi primo y parecía que estaban disfrutando, a poco no duele cuando le metes tu…

El me interrumpe y medio enfadado dice:

-ha, no hijo mira no hablemos de eso cuando tengas edad comprenderás mejor las cosas, ahora te prometo cambiar y júrame que no se lo dirás a tu mama, porque pobrecita la harás sufrir y no vale la pena.

Se levanto, traía un short deportivo y una playera blanca, se me acerco y me beso la mejilla, al sentir su aliento mi corazón latió, su barba me raspo y dice:

-bueno mijo, vamos a salir adelante, le vamos a echar ganas y vamos a mejorar nuestra relación, te parece.

Yo estaba mirándolo con ojos de lujuria, mi padre me había contado su secreto de toda su vida. Entonces me dice:

-mira ya es tarde déjame bañarme para ir a recoger a tu mama y a tus hermanos, tu aun no te bañas, verdad.

Yo conteste medio turbado:

-no pero ahorita me baño, me dejas que me bañe contigo, para que sea más rápido.

Él me mira y dijo:

-bueno, deja ir por la ropa a mi cuarto tu ve a buscar que vas a ponerte, pero rápido porque ya es tarde hijo.

Yo no tarde nada pues ya tenia mi ropa lista para el baño y seguí a mi papa hasta su recamara, y me quite todo solo me deje mi short puesto, ansiaba ver a mi padre desnudo, abrió el closet buscando que se iba a poner.

Yo lo miraba y se me hacia muy atractivo, alto, tan viril, moreno, con la barba de dos días y sus manos tan gruesas y brazos tan peludos, por debajo del short se le trasparentaba su slip blanco, y su culo tan lleno de pelos, yo pensaba o mi padre es un verdadero macho, lastima, pensé, entonces que le pregunto:

–Papa, cuando sea grande me gustaría ser como tu, tienes un cuerpo muy bonito. Mira tus pechos que duros se ven y tus piernas que gruesas.

Él sonrió y agachado buscando una toalla dice:

-pues lo serás mijo, pues ya té estas desarrollando y se ve que vas a tener buena percha cuando seas un adulto.

Yo contesto:

-no lo creo papa pues todavía casi no tengo ni pelos y mi pito esta bien chiquito mira a ti se te forma un bultote en tu short y a mi casi no.

Él me mira:

-no hijo tu pené te va a crecer mas, a tu edad yo lo tenia pequeño, por eso no te apures. Mira ya tienes unos pelos en tu abdomen y en tu pecho, vas a estar muy guapo hijo, sigue jugando fútbol y tu cuerpo se te va formar duro y fuerte.

Entonces el se tomo otra cerveza y abrió la regadera, se metió y se quito el short, dejándose solo su slip blanco y pegado que con el agua se le trasparentaba su culo y parte de su bultote. El noto como me le quedaba viendo, yo estaba con mi short y no me metía porque sentía que mi pito estaba poniéndose duro. Entonces me dice:

-anda hijo metete ya para ducharnos rápido o se va a acabar el agua caliente, que tanto me miras, parece que no me conoces.

Me metí, el baño era pequeño y apenas acabamos los dos yo me puse de espaldas a el para que no me mirara mi erección, y entonces que me quito el short con todo y calzoncillos, note como se me quedo viendo mis nalgas que a pesar de mi edad eran ya muy atractivas y duras y además tenia pocos pelos, así desnudo me acerque de espaldas mas a el y sentí su bulto entre ellas, el trato de quitarse pero por lo reducido no pudo, yo tire el jabón y me agache momento que aprovecho para poner mi culo sobre su bulto, y sentí que su pené se estaba poniendo grandote, el solo respiraba mas fuerte y me miraba mi espalda.

Entonces yo sintiendo sus ojos llenos de lujuria al igual que yo, él me dice:

-haber hijo hazte para adelante me estas aventando.

Yo me levanto y me pongo frente a el casi estábamos del tamaño, siento su aliento a cerveza muy cerca de mí, me le quedo mirando y siento un hormigueo en mi cuerpo, al ver lo atractivo que se miraba mi padre todo lleno de agua y jabón, yo me le acerco mas de frente y mi pito topa muy cerca del suyo, el me mira hacia mi entrepierna y dice:

-ha que mijo, no que la tenias chiquita tu verga, mira nomás la tienes bien parada y esta de buen tamaño, mira ya tienes pelos, vas a ser como yo de peludo, oye y porque se te paro andas caliente o que.

Yo le miro y veo que entre su slip su verga parada, se nota que es grandota, por un lado sale la cabeza, me excito mas pues nunca lo había visto así, por lo que le contesto titubeando.

-pues si papa, te digo una cosa él verte semidesnudo hizo que se me parara, mira como la tengo y mira papa, se ve que tu también la traes bien dura, mira como sale la cabeza.

Él me mira yo siento su corazón a mil por hora y me volteo y me enjabono mi culo él me mira y veo de reojo que se soba su verga con su mano, y me le repegó mas y muevo mi culo y siento su mástil de carne por mi raja, siento su respiración en mi cuello y empiezo a temblar de calentura y le digo:

-Papa, me dejas que me masturbe es que no aguanto mas, tu deberías hacer lo mismo mira porque no té quitas tu trusa, anda no té de pena.

Mi papa ya con la voz entrecortada me dice:

-no hijo, mi pené es como la tuya solo que de diferente tamaño, pero eres mi hijo y esto no esta bien, tu eres aun muy joven y si quieres jalártela hazlo…

Yo decidido le interrumpo y tocándole sus hombros y frente a frente bajo el agua le digo.

-Papa… me la enseñas, anda bájate los calzones, sí.

Él rascándose la cabeza y asombrado dice:

-para que quieres verlo, es normal a todos, no.

Yo insisto:

-ándale papa, muéstramelo, anda quítate el slip, por fa o que ni eso puedes hacer por mí.

Mi padre al ver que no le quedaba otra alternativa se voltea y de espaldas a mi se quita su slip, yo tiemblo al contemplar su culo, tan duro tan grande y tan fuerte, sin pensarlo pongo una mano en sus nalgas y digo sobándoselas:

-ha papa mira nomás tienes tus nalgotas bien grandes y peludas, ah que duras, ha papa estas bien buenote.

Y siento que el también tiembla con mi roce y se voltea y me dice:

-así esta bien, hijo míralo.

Yo por fin veo su pedazo de carne tan grande, tan parado, recto, con una cabeza morada y con su pellejito a medias lo tenia bien parado y sus huevotes le colgaban y se veían llenos de leche. Yo me acerque mas a el y dirigí mi mano hacia su abdomen le toque sus pelos lentamente fui bajando mi mano, y le digo:

-mira nomás Papa que verga tienes tan grande y dura, haber deja la toco para ver si es como la mía.

Mi papa me quiso quitar la mano pero se la toque firmemente y con la otra le pese sus huevos, el solo me miraba con cierto brillo en sus ojos.

-ho papa la tienes bien grandota, mira llena de venas, hijole mira nomás y cuando se la metes a mi primo Carlos se la metes toda, pobre como le duele no.

Yo empecé a masturbarlo lentamente y le sentía su aroma cerca de mi boca. De pronto no aguante mas y lo bese fue un beso intenso, él me correspondió lleno de pasión, sentí su lengua dentro de mi boca, entonces se detiene me mira autoritario y dice:

-mira hijo, dejemos esto, que quieres que tengamos sexo o que, recuerda que soy tu padre, me estoy calentando.

Yo contesto al momento que me a pongo de rodillas:

-y yo soy tu hijo, pero me gustas y si pudiste gozar a mi primo ahora tienes que hacerlo con tu hijo.

-Papa la tienes bien dura, y grandota, si ,mira o papa tienes pellejito en tu cabezota mira que rico se recorre, mira la tienes al doble que la mía yo todavía casi ni tengo ni pelos, como cuanto mide papa, mira tus huevotes no te duelen. Haber deja probarla, chupp.

El respiraba mas rápido se recargo en la pared y cerro sus ojos y decía:

-me estas excitando, mejor párale, hhaa aggg espera hijo, no no esta bien no te la comas, hhhaa espera, hhaaa, no mi niño, no lo hagas hhaaa, ufff, agggg no. Aghs mijo que rico siento me voy a condenar ni modo agohhh.

Yo se la estaba chupando como un caramelo, me encantaba su sabor, con otra mano le cogía sus huevotes peludos y le deje.

-te gusta papa, verdad, chuppp.. la tienes bien gorda y cabezona papa, yo la quiero mucho, porque es mía, verdad apa, chupp chupp, mira casi ni me cabe, pareces un burro papa, te gusta verdad dime que si.

El tenia los ojos medio en blanco yo con mis manos le toco sus nalgas, le toco su anhelado ano, el se estremece, yo tengo en mi boca su rabo y con mis dedos juego con su hoyito, tan duro tan macho y dice:

-aggh espera, si me gusta, hha hijo no esta bien para, no me metas los dedos, me duele el culo hijo, échate salivita, mi cabrón, aghhh mi niño que rico mira te la comes casi toda, agggh te gusta, quieres tu mamilita verdad, mijo, quieres sentirme verdad, aggg no me vengo no para…

Entones me quita de repente y dice:

-no espera porque me vengo y té lleno de espermas.

Yo conteste

-no importa Papa. Quiero verlos anda, quiero ver tu leche la de un macho, los míos son muy trasparentes, entonces él me dice:

Mira nomás hijo como estas sigues con tu verga parada, verdad, haber deja tocártela, ho cabrón, la tienes a punto de reventar y esta de buen tamaño, mira ya tienes pelos o y tus huevos muy blancos. Hijo vas a ser un semental como tu padre.

Yo casi en éxtasis y con los ojos en blanco le digo:

-Papa no me la jales me vengo, que vas hacer papa, aghhh si cométela papa, es tuya se parece a tu verga si que rico, aghha siento rico Ho hahha, siiii mira mi leche hhaaa me vengoooo o siiii mira soy tuyo papa siii. Todo tuyo siisi.

Mi padre me exprimió como un experto al sentir el roce de sus labios mi néctar salió disparado como nunca imagine vi su cara y ojos llenos de semen el solo me dijo:

-ho hijo que rápido te corriste, pero mira nomás estabas bien lechudo.

Yo lo mire y vi su verga aun parada, tenia que hacerlo mío por lo que le dije tocándole su tolete:

-Papa, si no quieres venirte en mi boca, hazlo en mi culo, por favor méteme tu verga entre mi culo, anda quiero sentir tu fierro candente dentro de mi si.

Él me miro y sobresaltado dice.

-no hijo, te puedo lastimar, mejor tócamela, anda chúpala es tuya que estoy súper caliente.

En eso salimos del baño mi papa me carga y me acuesta en la cama y se sube encima de mi y me empieza a besar, siento su lengua y veo estrellas al sentir su fierro que esta a punto de estallar, él comienza a moverse sobre de mi como si fuera una mujer y mi verga y su verga quedad juntas, yo las uno y él gime y dice.

-ha hijo, que bien mira al juntar las dos parece un bate de básquet, así muévete.

Yo me volteo boca abajo y el me restriega su vergota en mis nalgas, yo las levanto siento su peso, su aliento, lo siento a el y le digo:

-ya no aguanto apa, mátemela, anda como te cogiste a mi primo por favor si metémela papa, anda si, mira que no te gusta mi culo, es virgen anda papa estrénalo, si. Él con los ojos rojos de placer dice:

–ha hijo que culito tienes tan rico ohh , si mi niño si quieres que te coja, lo hare pero antes déjame besarte tu ano, así, mira que lindo es.

Yo sentí la gloria al ver como mi padre me lo besaba, gritaba y decía cosas que nunca hubiera dicho:

-aggg papa siento rico, ajjjj si comete mi culo si, agggg, me da ansia aggg, por favor ya méteme tu verga anda que siento desmayarme, anda.

El se acomoda, siento la punta de su verga entrando en mi esfínter y grito:

-agggg papa espera Ho sii me duele, agg la tienes grande tu pito, noo siii despacio. Él decía:

-hijo, aguántala chiquito, vas a ver lo que te va a ser gozar, aggg te gusta verdad hijo, te gusta sentir en tu culo la vergota de tu papa.

Yo contesto:

-si me gusta gga me duele pero el dolor vale la pena que rico es sentir que me metes tu verga así, dale mas si papa metémela mas ahhh que rico haa papa me encanta haaa muévete, siiis apa ah que gorda la tienes haah .

Mi padre en éxtasis total gritaba y me metió la mano y me empezó a masturbar nuevamente:

-si mi muchacho, mi varón siente es toda tuya mira mijo ya te metí hasta a raíz , te gusta cabrón, pues tienes tu culo tan apretado que siento que me arde, pero que rico, mi niño, Ho siiis haag no aguanto mas mira nomás que rico culo, ahhh me vengo mi hijo, toma s todo tuyo mi palo, yo soy tuyo siiisss hahhaggggg.

Yo sentí como su verga se puso dura y luego algo caliente salía por mis entrañas y le decía:

-si pap soy tuyo agga lléname de tu leche si , ahha que rico me la metes ahhhag si jálamela ago me vengo yo también hay Papa te adoro hahag papito lindo sisiisi.

Ambos quedamos cansadísimos y callados yo estaba aun en trance y mi papa se acostó boca abajo en la cama con su cuerpo bañado en sudor y sus nalgotas peludotas yo empecé a tocar y…»

Así mi primo acaba de contarme su historia, mas bien lo interrumpí porque se acercaba el vigilante de la unidad y nos dijo que iba a cerrar, él me dijo que en camino me iba a contar lo demás, yo para que negarlo pero estaba bien caliente.

Continúa la serie

¿Qué te ha parecido el relato?