Capítulo 1

Capítulos de la serie:

Todo comenzó cuando una tarde cualquiera me encontraba sola en mi casa y estaba aburrida así que navegué un rato por internet (debo decir que soy una fanática de los relatos de toda clase) y he leído bastante sobre la zoofilia, y siempre tuve la inquietud de saber que se siente tener sexo con un animal, y después de pensarlo un largo rato me decidí a experimentar esa misma tarde, yo tengo un perro de como dos años de edad, un labrador negro. Subí a mi habitación para preparar todo y también me di un baño de espuma y luego para hacer la situación mas excitante pensé en vestirme adecuadamente para la ocasión y busque en mi armario unas ligas negras y un brasier del mismo color con unos tacos altos negros, me sentía excitadísima al verme al espejo me veía perfecta yo soy muy linda y sexy, sentía como el colale se me metía en mi trasero y marcaba mi sexo depiladito eso me encantaba , y me puse una bata y hacía pues lo fui a buscar al patio cuando me bio movió la cola y se me acerco lo acaricie en el lomo y le dije muy tiernamente que esta tarde seria de nosotros, y lo lleve a mi habitación , al llegar cerré la puerta con llave y lo volví a acariciar en el lomo las patas y la cabeza , el pensaba que quería jugar, y yo en comerle la verga…

Me saqué la bata y lo lleve arriba de mi cama, yo me encontraba muy indecisa y nerviosa pero ya estaba la invitación echa y no iba a dar marcha atras, y le di un beso en la cabeza luego en le lomo todo muy tierno en las patas y a la vez le ejercía una suave presión y conseguí que se recostara y se quedara quieto yo me recosté a un costado de el para quedar en frente de su pene, lo toque con un dedo y luego lo envolví con mi mano y empecé a moverlo hacia atras y adelante como masturbándolo pero muy suavemente para mi sorpresa en mi mano algo se hinchaba y empezaba a emerger salió su punta y luego el mástil comenzaba a crecer mas y mas era rojo muy suave y con pequeñas venitas yo seguía con mi movimiento pero ahora un poco mas rápido era un sensación increíble, yo estaba excitadísima mi corazón estaba a mil por hora, un liquido brilloso cubría el pene de Jack (así se llama mi perro) mi mano también tenia un poco de ese liquido y empecé a acercar mi cabeza y mi boca a ese mástil ya estaba como a tres centímetros y lo podía oler y me gustaba ese olor me acerqué y le di un pequeño besito luego pase la punta de mi lengüita, era todo sabroso le pase la lengua por todo su mástil para saborear ese pedazo de carne viva y lo hice desaparecer en mi boca y lo empecé a mamar yo seguía masturbándolo con mi mano y mamándolo con mi boca y con mi lengua me sentía descontrolada no quería soltar mi mástil, ya era mío, Jack hacia pequeños ruiditos , luego de un rato de gozar con su miembro lo bese en el vientre en el lomo en todos lados el era mi amante lo deseaba, procedí a sacarme el brasier y salieron al descubierto mis deliciosos pechos redondos bien proporcionados y apuntando hacia el cielo, trate de que Jack me los lamiera pero era difícil, pero con el tiempo se lo iba a enseñar ahora mi objetivo era otro lo volví a mamar una rato y me retire a un lado y me puse en cuatro lo llame para que oliera mi sexo y así lo hiso fue de inmediato a pasar su lengua por mi sexo y por mi culo era delicioso pero parece que fue el instinto canino el que lo llevó a montarse sobre mi espalda para follarme pero no podía por que aun llevaba mi colales y su tranca chocaba con mis muslos bien formados, con mi mano saqué lentamente mi colales y lo deje a la altura de las rodillas en esa posición no podía sacármelo del todo para mi sorpresa sentí su pedazo de carne chocar con mi sexo y mi culo mis piernas con mi mano tome su pene y le dije espera mi amor no seas impaciente , el era bastante pesado pero me tenia abrazada con sus piernas, me acomode apoyando mi cabeza en la cama y empinando mas mi culo mis tetas colgaban y aun con mis ligas puestas mi otro brazo lo apoye con mi codo, y había llegado la hora de la verdad , lo deseaba en mi interior con mi manita lo dirigí hacia la entrada de mi sexo abrí mas las piernas para darle todo el espacio a su entrada, me sentía como una perra y de verdad se los digo es una sensación extraña, pero me gustaba, sentí su punta chocar con mi vagina y el automáticamente ejercía presión hacia adentro y logro entrar su cabeza era muy grande , y luego su mástil comenzaba en entrar sentía mi vagina hincharse su carne me rosaba el clítoris , y de un solo empujón me penetro completa, fue un dolor terrible y el automáticamente empezó un mete y saca muy rápido como lo hacen los perros , apoye mis brazos con los codos para afirmarme de verdad era muy fuerte la potencia con que me taladraba, era riquísimo yo gritaba al principio de dolor pero después se transformo en gemidos mas y mas fuertes … hhaaaahaaaaaa huuuuhu um mmm m m m mm m asiiiii asiii asiiii mi amor soy tu perra haahhhhmmuhuuuuu matameee eh he siiiiiiii hhhhhaaa ahhiiiihha a hhhh si así,,, mis tetas baboleaban riquísimo hacia atras y adelante Jack no dejaba de bombearme la bagina sentia en su espalda sus jadeos y su increíble potencia con que me follaba era una bestia, y yo una belleza me sentia en el infierno pero era delicioso todo mis gemidos iban en aumento igual que mis movimientos yo ya hablaba cosas incoherentes el tenia una tranca inmensa y yo la tenia dentro era mia y de nadie mas yo era su perra su esclava, quien se lo iba a imaginar de mi tan hermosa y educada, he inteligente, me sentia deliciosamente corrompida hhooomhhhmmmmmm aaahhhiassssiisisss te amo mi amor rrr sssisddallleeeeeuuuhhnnnnmmmmmm aaaaahhhaaaaaaaaaahhhhhhhhhhaaaaaaaaaaaaaaaaaaa aaaaaaamaaaaa aaasiiiiii no te dettteeeeeengass teeeee ammoooooo eeeteeeee dddeseeeooooo asiiiii, yo ya estaba enloquecida hubiese tenido una cámara para grabar todo mis gritos y gemidos eran terribles y me puse la almohada para contrarrestar el ruido, se sentía la verga de Jack chocar con mi vagina i el sonido de los líquidos que mi vagina derramaba juntos con los de Jack si ustedes hubieran visto mis tetas como se movían, yo deseaba que me las mamaran, pero quien, no se podía en ese momento así que me agarre una con mi mano y me la apretaba fuerte.

Llevábamos así un buen rato y me acorde según los relatos que había leído que a los perros tienen un bulbo en la base del pene y para comprobarlo acerque mi mano y si era cierto lo tenia bien grande, todas las chicas decían que no les gustaba que entrara el bulbo por que el dolor era muy grande , pero yo lo quería probar en mi interior y después juzgar, y así Jack con toda su fuerza intentaba meter su bulbo yo además no me podía negar yo era su perra así de a poco logre que me lo metiera y es cierto el dolor era espantoso y el seguía follando a su perra muy fuerte yo me quería morir era muy doloroso pero al rato lo empecé a sentir delicioso con dolor pero menos , yo ya estaba descontrolada, ya llevaba como dos orgasmos y Jack me inundo de su semen en mi interior parecían litros y litros de caliente leche el se detuvo con sus movimientos y se me bajo de encima pero no podía ir muy lejos por que estaba pegado a mi era una sensación muy morbosa y yo aproveché de descansar y pensar en lo que había hecho, pero no me arrepentí estaba toda sudada y despeinada y lefada de la leche de Jack, era una puta canina, duramos así unos 25 minutos, y luego pude recostarme Jack todavía tenia la verga hinchada y decidí limpiársela con mi lengua era delicioso saborear mis propios fluidos mezclados con los del, pude ver que la cama había un poco de sangre, yo me imagino que fue cuando me metió el bulbo, y luego lo acaricié abrí la puerta para que se fuera pero no sin antes darle las gracias y le prometí repetirlo cuantas veces sea necesario y lo bese y lo dejé ir , yo me di un baño limpie mi cama y me recosté y de repente escuche una voz que decia abajo un ”hola Jack, como estuvo” yo me quede helada…

Continuara…

Continúa la serie