Te adoro papá

Te adoro papá

Nací en Quito, Ecuador y viví con mi madre, y siempre pensé que mi padre nos había abandonado, pero no fue así.

Él regresó para que pudiera tener una bonita fiesta, todo salió como yo pensé pero todo el tiempo fui muy fría con mi padre, a través de los años cuando yo era muy pequeña lo insulte mucho por teléfono y esto es por que mi madre me dijo que el era malo y que nos había abandonado aunque siempre el dinero para la comida llegaba a tiempo y eso me tenia confundida, el se fue muy triste por mi conducta y me sentí mal.

Al tiempo conocí a mi enamorado para entonces tenía 17 años, tuve mi primera experiencia sexual y al poco tiempo empezaron los problemas muy fuerte con mi madre, mi enamorado se fue y los problemas continuaron, mi madre una noche me voto de la casa y me fui a casa de mi tía hermana de mi mama, ella me dijo que no podía quedarme en su casa, ya era las 11 de la noche y no sabia que hacer, me acorde que tenia el numero de mi padre en los estados unidos y lo llame a cobrar, por suerte el estaba en casa y le conté todo, me dijo que me fuera a casa de su hermana, allí me estaban esperando y me quede con mi tía y mis primos.

A la semana siguiente mi padre regresó y conversamos con mi madre así que ella tuvo que acceder de lo contrario mi padre no mandaría más dinero, al parecer todo se arreglo.

Pasaron 4 meses y otro problema surgió y mi madre me sacó a la calle de nuevo fui a parar a casa de la hermana de mi padre, de nuevo llamamos a mi padre y el arreglo todo para que viva con mi tía, a los 3 meses se suponía que vendría una amiga de mi papá con una maleta llena de ropa para mí y mi tía me mando al hotel en el que ella estaría y tenia que darle a esa señora un paquete de tamaño regular, no sabía lo que contenía y así fue lo lleve y el hotel quedaba como a 2 horas de camino, el vecino se ofreció a hacer de taxi y me llevo un día viernes temprano por la mañana, me dejó en el hotel y se fue, yo entré y me hicieron pasar a la sala de espera, todo era muy lindo nunca había visto tantas cosas tan elegantes, la sala de espera era grandísima con muchas flores y ventanas muy grandes de pronto escuche una voz que me dijo, mi hijita, me quede helada no veía a nadie pero esa voz era conocida y mi padre salió entre las plantas, el se había escondido, no podía creer lo que mis ojos estaban mirando y corrí a abrazarlo y llenarlo de besos.

Ese día fue tan bonito y me dijo que me quedaría con él por una semana yo le dije que no traía ropa y él me dijo que el paquete que mi tía me dio era mi ropa interior y luego me mostró toda la ropa que me había comprado en USA, comimos, paseamos, salimos de compras, yo me sentía como una princesa ya había cumplido los 17 años y me sentía muy halagada con mi padre, la noche llegó y entre juegos y abrazos sentí una sensación muy extraña la cual hizo que me acordara la última vez cuando tuve sexo que fue con mi enamorado, mi padre se metió al baño y se baño salió con una pijama de pantalones largos y luego fui yo y él me dijo que tenia una pijama para mi que era de una camiseta larga más abajo de las rodillas con dibujitos de animalitos, me bañe y no me percate de mi ropa interior, la había dejado en la cama y me dio vergüenza pedirle que me la pase.
Al salir pensé que el no se daría cuenta pero si se dio y me dijo que me había convertido en toda una mujer eso me hizo que me sintiera muy bien y dijo que tenía una silueta muy sexy, me puso a mil me acosté al lado de el para ver televisión y nuestros cuerpos estaban muy cerquita, el me abrazó como lo hace siempre y me gusto mucho la luz apagada y muy cerca de el, eso hizo que lo abrazara mas el se voltio a darme un beso en la frente y yo lo bese en la boca muy apasionada él se sorprendió y no dijo nada solo me abrazaba y nos besamos otra vez los besos eran más apasionados y sus manos empezaban a recorrer mi espalda y luego muy subida encima de él y besándonos sus manos entraron debajo de mi pijama y empezó a llegar a mis nalgas la cual no traía nada de ropa interior, él me tocaba cada vez más y yo estaba en las nubes gozando tanto, me percate que la verga de mi padre estaba creciendo y al momento el muy rápidamente se quitó la ropa y traía una verga tan grande que me asusto y se miraba tan bonita muy rápido él puso mi mano en su verga y note que era muy grande y muy gruesa pues mi mano no podía rodear su grosor, yo estaba muy excitada las caricias de mi padre fueron aumentando y me besaba mis senos con tanta ansiedad que tuve mi primer orgasmo mi padre muy rápido empezó a chuparme mi conchita y con mucho deseo eso estaba tan rico, luego no espere y tome su vergota y empecé a chupármela era tan grande y deliciosa, él me jalo y empezó a besarme cuando esa verga encontró el camino a mi conchita y empezó a entrar cuando sentí solo la cabezota de esa verga me sentí en las nubes y tuve otro orgasmo tan grande que mi padre se percató y me metió toda su verga, explote con otro y otro tan delicioso, sentía como su verga entraba y salía con cada embestida me llevaba a las nubes en unos minutos y después de cambiar de posiciones que no pensé que existían el estaba encima de mí, paro sin sacar su verga y me pregunto cómo me sentía le conteste que yo sería si mujer todo el tiempo que el lo deseara eso hizo que el volviera a meter y sacar hasta que tuve otro orgasmo y el también exploto adentro de mi conchita, pude sentir toda su lechota tan caliente y muy rica que me volvía loca.

Todo esto siguió por el resto de la semana y esto fue muy maravilloso, llegó el día sábado y el domingo mi padre se tendría que ir a USA, de regreso a su casa, esa noche estaba tan caliente que empezamos hacer el amor y luego le dije que el seria el primero que me metería la verga pos mi culito, el se sorprendió y dijo que era muy grande y me dolería mucho, le conteste que es lo que yo quería y no se iría hasta que me de por mi culito, él accedió y me puso un poco de vaselina y empezó a penetrarme, al principio me dolía y él dijo que no pensaba que podía aguantar el dolor, eso me sonó a un reto y empecé a moverme y lentamente me lo metí, no puedo negar que me dolía pero el placer estaba creciendo tanto y le dije que no me dolía, el se sintió confiado y empezó a culiarme tanto que parecía posesionado por el placer, de verdad me dolía pero ya estaba sintiendo que me gustaba cada vez más hasta que tuve mi primer orgasmo tan grande que me retorcía de placer eso hizo que mi padre me bombeara mas y mas, hasta que sentí su leche chorrear por mis piernas, el callo encima de mí con su verga todavía adentro y yo me sentía la mujer más realizada del mundo.

Al día siguiente fuimos al aeropuerto con mi tía y mis primos y antes de irse él dijo que tenia que comprar algo y yo le dije te acompaño, entramos a la tienda del aeropuerto y el se estaba probando una camisa y yo entre y lo empecé a besar en el probador, él salió y le dio 20 dólares al muchacho de la tienda y le dijo que estaría conmigo por unos minutos el le dijo que estaba bien, luego el muchacho cerró la tienda y entro al probador con la verga afuera mi padre lo vio y me quito toda la ropa yo estaba confundida y sin esperar los dos estaban desnudos y luego sentí como mi padre me puso su vergota en la boca para que se lo chupara y el muchacho empezó a meterme su verga en mi chuchita la cual también era muy grande, me estaban volviendo loca y luego el chico me la saco y me la metió por el culo y hizo que terminara sentada encima de él mi padre empezó a mirar esa posición y su verga estaba como un cañón y me la metió en mi conchita esto hizo que yo explotara de placer, sentía las dos vergotas entrando y saliendo me estaba volviendo loca, tuve dos orgasmos más y luego el chico dijo no puedo mas y empezó a bombear mi culito con mas rapidez y eso hizo que mi padre también lo haga igual los dos se vinieron y sentí tan lindo todo lo que estaba pasando el chico empezó a besarme mucho y luego mi padre mientras el otro pasaba sus manos por todo mi cuerpo, esto hizo que el muchacho tuviera otra erección y empecé a chuparle la verga de arriba para abajo, lo huevos entraban en mi boca, luego me metí la verga en la boca y muy pronto sentí como su leche entraba por mi garganta esto también provocó que mi padre empezara a meterme la verga en mi chuchita y luego empezó a darme su leche la cual la recibí en mi boca y le exprimí su verga hasta sacar la ultima gota. Todo esto tomo como unos 45 minutos, nos vestimos y nos fuimos a que mi padre tomara su avión, nos despedimos y me dio unos papeles para que llevara a la embajada de USA, con mi sorpresa que mi visa seria aprobada y ahora solo faltan 3 semanas para que me vaya a vivir con mi padre el hombre que tanto deseo.

Viví con mi padre hasta que cumplí los 20 la cual conocí a un joven y nos casamos, mi padre está muy contento por que yo era muy feliz.

2 Replies

¿Qué te ha parecido el relato?