Una semana de película I

La semana empezó de buena manera, el seminario es en Houston y con una duración de una semana me dará tiempo para relajarme un poco y escaparme de la rutina por unos días de relativa paz y tranquilidad.

Drogas y desenfreno basado en un hecho real y reciente

Noelia acerca su cara y comienza a lamérselo mientras Marta sigue chupándome la polla recién corrida, siento los gemidos de Miguel, el culo de Luna también está lleno de leche, Marta deja mi polla y comienza a lamérselo, Miguel y yo nos miramos, sonrientes y satisfechos, la fiesta va a ser sonada.

Una barbacoa muy movida

De tanto en tanto Marisa introducía su lengua entre los abiertos labios del coño y lamía con profusión aquí y allá. Maite, entre tanto se había colocado a horcajadas encima del pecho de Sole, frotándose su coño con las tetas de mi novia y dejando a veces que le lamiera su exageradamente abierto sexo, mientras se pellizcaba los pezones para mantener su dureza y agarrándose la teta desde abajo se la llevaba a la boca para chupar de su propio pezón.

La futura esposa de mi mejor amigo III

La nueva esposa me puso en cuatro, su busto recaía sobre la cama, con sus manos tomaba mi pene y con sus boca, succionaba mis testículos, sus rodillas se apoyaban sobre el lecho y su cadera estaba levantada y erguida sobre la cama, mi amigo sin pensarlo dos veces la tomo de las caderas y la ensarto enseguida, yo note al ínstate que eso surtía efecto en la arrechera de la tía, porque inmediatamente fue en calibrada, procedió a gemir y a mamarme la verga.

Viaje de fin de curso II: Martes, Miércoles y Jueves

Le agarré del cuello y lo metí en la habitación y comencé a desnudarlo yo misma. Nuestras bocas no se separaban mientras tanto y pronto se quedó en calzoncillos. Era un hombre compacto, apenas más alto que yo, pero tenía pinta de ser un semental. Su pecho cubierto de bello. Se bajó los pantalones y ví un cipote bastante largo. Me empezó a quitar el camisón. y pronto quedé en bragas.

Viaje de fin de curso III: Viernes, Sábado, Domingo

Me puse a pensar en Emilia. Aunque Kuka encontrara antes las bragas, se las daría a Emilia para que tuviera que comerle el sexo. Mi única alternativa era que no encontraran nada. Emilia era una chica parecida a Kuka de estatura. Su pelo era marrón lacio y era muy morena de piel, de cara redonda y nariz respingona.

Calentón en la oficina

Yo después de comprobar que la cavidad más deseada de la frutera estaba bien empapada, me cogí de las caderas de la secretaria, oriente con una posición bastante rara, mi gran rabo hacia la cavidad rebosante de flujo de la frutera y de una embestida, entro entera, después de un rato no muy largo me corrí dentro, cuando la saque vi como salían borbotones de mi leche del coño de aquella guarra.

Una experiencia increíble con Karla, que desde hacía mucho tiempo fantaseaba con hacerla suya y ahora se hacía realidad

Se la empezó a meter despacio y cuando el negro sitió que entró la cabeza le dio un empujón que le metió casi la mitad. Mónica gritó en señal de dolor y yo le dije al negro que no la lastimara. Después ella sola se empezó a mover poco a poco. Cuando le entró más o menos la mitad, llamó al otro, para que la penetrara por la vagina. En ese momento empezó a gritar como nunca.

Orgia universitaria II

Creo que bajo desde mi cabeza. A la misma vez, recibí una descarga múltiple de semen en mis entrañas, en mi cara y todo se me nublo, hasta que me vi de nuevo montado y montando. Yo era montado por Arturo (por delante, en mi boca) y por Raúl (por detrás en mi culito) Yo montaba a Odaysi por detrás mientras Maggy mamada debajo de nosotros, tanto mis huevos como la almeja de Odaysi y esta lamía su clítoris con éxtasis.

Fin de semana en el camping II

Como podéis imaginar no pudimos decir que no, y entre los dos volvimos a follarnosla una y otra vez, por delante, por detrás, por la boca, incluso llego a hacerle a Juan una paja con sus pies, pues al parecer mi amigo es muy fetichista y le rogó que le permitiese correrse en los preciosos deditos de sus pies.

Pamela II

Siempre mis compañeras y yo, jugamos a excitarlo. Por qué a su edad, pero se le puede observar el semejante tamaño del bulto que se le marca en el pantalón, hay veces de que tan incómodo se pone que no sabe cómo acomodarse el paquete que tiene.

Orgía universitaria I

Al ver que yo no protestaba porque estaba concentrado en follarme a su amiguita, separo mis nalgas y me introdujo, primero su lengua, después un dedo, después dos y casi sin darme cuenta se montó detrás mío y empezó a pasarme su polla cerca del hueco por donde nunca antes yo me había metido nada, hasta que me penetro. Sentí un leve crujido, pero nada de dolor empezó a bombearme, primero lentamente, después más rápido hasta que sentí algo ardiente y viscoso en mis entrañas.

La futura esposa de mi mejor amigo II

Ellas me contaron que el chico se había ido pero que estaba cerca de allí y había quedado esperando la llamada de ellas, la cual por supuesto ya habían realizado, por tanto en menos de 20 minutos el estaría en la portería del apartamento esperándonos, yo no sabía qué hacer, me parece que si yo tenía algún tipo de relación con este sujeto que me podría pasar, una enfermedad venérea, de pronto mi novio se enteraría y me abandonaría, un embarazo no deseado

Un verano inolvidable en la isla del tesoro y en compañía de sus amigos

Lo que sucedió luego me explico completamente la actitud de mi amigo Jorge, se paró y a veloz paso se situó a un lado de donde Paula cabalgaba a Adrián con frenesí ,esta con los ojos cerrados no lo vio venir pero reacciono al sentir como Jorge le situaba la pija entre sus labios, primero cuando lo miro a los ojos, lucio asustada, luego volteo, y con una inequívoca mueca de sorpresa vio cómo su amiga deglutía la humanidad del casero, por lo que en un segundo volvió hacia el aparato de Jorge y lo trago golosamente, evidentemente ahí había cuentas pendientes.