Todo empezó en el colegio, era un día jueves 31 de octubre cuando nuestra profesora de matemáticas nos informa que se iba a realizar una fiesta mañana en la noche, celebrando Halloween y que todos teníamos que venir disfrazados mas encima no podía entrar nadie excepto del colegio, mis compañeros se contentaron mucho con esta noticia, yo no le preste mayor importancia por que desde un principio no pensaba venir.

La mañana siguió y todos pensaban cómo iban a venir disfrazados y que la iban a pasar chancho, una amiga mía se acercó y me dijo que cómo iba a venir disfrazado, a lo que le dije que no iba a venir, ella me miro y llamó a las chiquillas a que me vinieran a convencer, por que no iba a venir, molestaron tanto que me cabrearon y dije que iba a venir a la noche, todo siguió normal hasta las 11:00 que entró la inspectora ” Moyoli que siendo bien sinceró esta harto rica para ser inspectora”y nos dice que nos íbamos a retirar temprano para que tuviéramos tiempo para prepáranos y arreglarnos para la noche.

Ya afuera del colegio mis compañeros y otros alumnos arreglaban los últimos preparativos para la noche mientras mis amigas diciéndome que si no venía se molestaría conmigo.

Pensando en el camino a casa me di cuenta que no tenía la menor idea de que me iba a disfrazar, y calentándome la cabeza, solo me quedaba la opción de disfrazarme como vampiro, ya que soy un admirador de ellos y tengo varias revistas y alguna que otra ropa como la de ellos. Así que llegando la casa, sin muchas ganas debo admitir, me puse a buscar lo que me iba a poner esta noche.

Dieron las 10:00 en el reloj y yo ya era todo un vampiro tipo Ángel, debo admitir que me veía bastante rico, cuando eso suena una bocina a fuera, era una compañera que se iba a asegurar de que yo fuera a la fiesta, así que como yo estaba listo cerré todo y nos fuimos a la dichosa fiesta.

Cuando llegamos estaba lleno el colegio todos disfrazados, de brujas hasta Hombres Lobos pasando por Momias y personajes de películas como Screm, pero lo único que la embarraba era que había música Axe puesta en ese momento y pensé qué cosa más estúpida celebrando una fiesta Gringa con música Brasileña, esto solo pasa en Chile me dije y después de semejante reflexión decidí entrar, era un caos en la cancha techada era la pista de baile que parecía cualquier guea que una pista de baile, en los costados de la cancha se habían puesto una unas sillas para que las persona que no les gusta bailar como yo, o las que ya estaban cansadas “como yo”, se sentaran, así que mientras todo mi grupo de amigos estaba gueando bailando Axe yo me fui a sentar un poco mas alejado del ruido haber si así se me pasaba el dolor de cabeza que tenia por haber venido, cuando en eso ponen un tema lento y una mujer disfrazada de mujer Vampiro, se me acerca y se me pone a bailar frente a mi, era hermosa su color de pelo era oscuro su piel muy clara, yo no entendía lo que pasaba y menos reconocía quien era, por que el disfraz no dejaba ver su rostro, pero si dejaba ver sus hermosos ojos azules, luego de algunos movimientos muy sexy me invita a pararme, mientras yo lo hacía, ella me beso en los labios de sorpresa que eran unos labios dulces como la sabía de los árboles y suaves como la seda, mientras yo pensaba todo esto ella me volvió a besar un beso largo y profundo que me llego a desorientar por algunos minutos, luego de eso ella me tomó de la mano y me llevo a una sala que estaba abierta, era extraño por que todas las demás salas estaban cerradas, pero esta no. En ese momento no le di ni la menor importancia a eso, lo que me intrigaba era que ella no decía ni una palabra y que yo solo me dejara llevar sin decir nada, era como si estuviera embrujado por se belleza o por algo más.

Luego dentro de la sala ella sierra la puerta y con voz dulce me dice te deseo, luego me besa suavemente en los labios y luego empieza a desabrochar mi camisa, al terminar el último botón me dice, tranquilo no te are nada de lo que no imaginaste en tus sueños, al oír eso me excite, luego ella desabrocho mi pantalón y dio un paso hacia atrás y empieza a desabrochar su blusa y lentamente se empieza a bajar un pantaloncito muy apretado que traía, y me pregunta “me deseas” yo le digo que si, ella al oír eso se tiende en el escritorio del profesor, solo nos iluminaba solo la luz de la luna, así que me acerque a ella y la bese en los labios luego en el cuello y ella dio un gemido de placer, al darme cuenta que esa era su zona más sensible, con mi lengua empecé a acariciarle el cuello muy lentamente mientras mis manos acariciaban su pechos, ella seguía dando pequeños gemidos mientras me quitaba mi pantalón, luego tomó mi mano y junto a mi mano se fue quitando su braguita y con mi propia mano con su mano guiándome me hizo tomar mi pene luego lo dirigió justo para que yo la pudiera penetrara, cuando lo hice empecé a deslizarme por su interior hasta que me tope con una especie de barrera en ese momento ella elevó sus caderas cruzó sus piernas sobre mi y presionó fuertemente, ella dio un gemido AAAAAAAAAHHHHHHHHHHH que rompió la calma de la sala y mi pené siguió avanzando hasta el mismísimo fondo de ella cuando me di cuenta que eso le gustaba seguí con movimientos un pocos mas rápidos, mientas mas rápidos eran, ella gemía mas y mas, ella me tomo de las manos y me dijo que me deseaba y que no parara, luego los cuerpos estaban tan húmedos y resbaladizos que la tome de la cintura y la acomode sentándola sobre mi, eso pareció gustarle por que grito de pasión AAAAAAAHHHHHHH y antes que la acomodara bien, ella con la mano lo acomodo y empezó a saltar dentro de el, y sin dejar de gemir en ningún momento, cada vez iba mas y mas rápido, en ese momento la abrase y comencé a besar sus pechos, mientras ella me deslumbraba con un movimiento de pelvis que era maravilloso, ya no saltaba eran movimientos geométricamente perfectos, que me tenían vuelto loco, pero creo que ella era la que la gozaba mas, por los gemidos que tenia AAAAHHHHH AAAAHHHH AAAAHHHHH, luego puso sus manos sobre mis piernas y las uso como base para darse aun mas impulso y dar verdaderos saltos sobre mi que los acompañaba de unos melodiosos gemidos, que parecían canto de Ángeles AAAHHH AAAAHHHH AAAAAHHHHH, era tanta la excitación que me corrí dentro de ella eso fue una explosión de placer luego ella me miro con cara tierna y me pregunto si podía mas, a lo que le dije que por ella cualquier cosa.

Ella al escucharme me beso con dulzura y como yo aun estaba excitado la tome de la cintura y guiándola para que se diera vuelta y se colocara en cuatro, lentamente empecé a penetrarla pero ella poniendo su mano en mi, me frenaba por que todavía estaba cerradita, luego mas despacio seguí avanzando pero su manita me volvió a frenar, entendí que era virgen, y que yo era el primero así que fui lo mas despacio que pude hasta que por fin cedió AAAAAAHHHH AAHH AAAHHH AAAAHHHH AAAAAHHHHH pero a ella lo sintió tanto que gemía de placer pero ya sus gemidos eran entre cortados por que ya era tanto el placer que corría por sus venas que ya no la dejaba ni hablar, entre suspiros y gemidos ella se acomodaba para que gozáramos los dos.

De repente ella ya no gemía si no que suspiraba profundamente acompañados de pequeños quejidos, pero yo seguía penetrándola, la tome de la cintura para acercarla un poco mas a mi, y le pregunte que le pasaba sin dejar de penetrarla, ella con voz temblorosa me dice “me duele un poquito” pero no pares, y ya estando un poco mas tranquilo y cómodo empiezo un poco mas rápido a penetrarla, pero mas rápido lo hacia ella gritaba aun mas, estaba a punto de parar su sufrimiento pero me di cuenta que sus quejidos habían desaparecido, y en ves de eso había empezado atener pequeños orgasmos acompañados de gemidos de pasión AAAAHHHHH MMMMM AAHHH MMMMM AAAHHH, eso me hizo sentir mas tranquilo y poder empezar a gozar de aquel momento, sus gemidos AAAHHH AAAAHHHH AAAAAHHHHH se hicieron ponerme mas excitado de lo que estaba eso mas la tenue luz de la luna me hicieron fantasear de lo que podía hacerle, pero no se me ocurrió nada mas excitante que darle el control a ella, pero sin antes penetrarla tan rápido como pudiera mi cuerpo hasta que sentí que no aguantaba mas de placer y me corrí dentro de ella AAAAAAAAAHHHHHHHHH, AAAAAAAAAAAAAHHHHHHHH AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHH todo mi elipsis que tenia, lo deje corre dentro de ella.

Ella con cara de niña complacida me miro, pero antes de que digiera alguna palabra, la tome de la cintura y la acosté sobre la mesa, subí su pierna un poco y sin decir alguna palabra la penetre, AAAAAAAHHHHHH AAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH AAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHH, ella agradecía no con palabras si no que con melodiosos gemidos que ponían mis sentidos a full, la música que sonaba a ya afuera no empañaba el concierto que ella me estaba dando, el sudor de mi cuerpo se mezclaba con el de ella, dando una sensación placentera, que creo que nadie mas podrá darme jamás.

Ella volvió a retomar sus su cara de placer, mientras yo arremetía contra de ella, no en forma violenta ni nada de eso, si no con dulzura que por su rostro pude comprobar que la hacía sentir una diosa lo más grande del cosmos, y tal como ICARO emprendió el vuelo, mi cuerpo emprendió su último vuelo dentro de ella, y ella al sentir ese calor de mi vuelo, recorriendo cada rincón de su cuerpo, de muy dentro de ella estalló en un orgasmo, que de lo último que me acuerdo que lo terminó con un “Te Amo”, y mi cuerpo ya sin fuerzas cae a su lado, y sin tener ni una gota de energía me quedé dormido bajo su regazo.

La noche del primero de noviembre el nochero del colegio me encuentra durmiendo en una sala, por suerte me encuentra vestido pero solo, así que me despierta y me dice que si me habían asaltado, yo entre despierto le pregunte que por que, a lo que me dice por que tienes toda la camisa manchada con sangre sobre todo en el cuello, yo sin entender nada de lo que pasaba, estando un poco mareado y sediento pero sobre todo extrañando a la chica que ni siquiera le pude preguntar su nombre me fui a mi casa.

Bueno después de dicho encuentro mi vida cambio por completo, ahora solo puedo salir de noche y tengo que alimentar de sangre, pero como si fuera poco tengo que cuidarme de cualquier objeto de madera filoso, por que ese puede ser mi fin.