Desvirgué a mi prima

Después de que bajamos del autobús nos dirigimos a la fuente de sodas ahí me senté cerca de ella y le empecé a platicar como me folle a mi primera chava de cómo es un beso y cosas así mi plan funcionó a la perfección ya que ella se había excitado y además hasta la hora de entrada se le olvido. ya que note que estaba excitada le empecé acariciar las piernas ella se resistió discretamente pero en mi segundo intento se dejo mi mano subía por sus piernas y de un solo movimiento llego a su conchita la cual ya estaba derramando jugos a lo cabrón

Cuando algo inimaginable llega a ser realidad entre hermanos no hay de otra mas que disfrutar II

Al terminar de decir eso me puso su dedo en mis labios asentando que guardara silencio y en ese mismo momento ella me dijo que si sé podía quedar en casa a lo que le conteste que si, puesto que no era la primera vez que se quedaba en casa cuando le hice señas a mi hermana de que preparara su cuarto para Laura, que es así como se llama mi prima.

Apuesta perdida

Un día Sine se accidentó y tuvieron que enyesarle ambas piernas por lo que debía permanecer postrado en una camilla especial que le había alquilado mi prima y para pasarla mejor estaban en un lugar que tienen cerca de la casa que es bastante amplio y contaba con un gran living comedor, una cocina y un bellísimo parque atrás, junto con un baño.

Culpa y lujuria I

Yo la miré y la vi bastante borrachilla, por lo que le pedí a Miguel que también se encargase de ella y que durmiese también en su apartamento, pues dejarla sola no era plan. La verdad es que en ese momento no pensé en llevarlas a mi casa, porque no estaban mis padres y hubiésemos cabido todos, pero el alcohol no me dejaba pensar con fluidez.

Elena, mi prima consentida

Cierto día lunes me avisaron mis papas que una semana después acompañarían a mi tía a arreglar las ultimas cuestiones del divorcio de mi tía así que estarían fuera durante 15 días pues aprovecharían para tomar unas vacaciones, y que además mi prima vendría a quedarse conmigo durante esos 15 días para que no estuviera solo.

Deseaba a mi prima y pasó algo inesperado

Durante los juegos en la piscina aprovechaba para acariciar la suave piel de Susana así como para que se diera algún roce casual tocando discretamente sus bien formados pechos o su perfecto culo, de tal manera que siempre, al terminar los juegos, me iba a mi habitación a hacerme unas cuantas pajas para aliviar la situación.

Gracias a la gasolina

Esa pijama dejaba ver su tanguita blanca, me acerque y se la quite despacito,(ella no despertaba tenía el sueño pesado) vi que no tenía un solo pelo en su vagina y entonces tuve una erección, y pensé ahora si te cojo pero dé repente escuche que los chicos se levantaban, así que no tuve más remedio que salir de la habitación de mi prima.

Mi cariñosa familia paterna

Cuando esta completamente desnuda, se recuesta sobre la cama boca arriba y se hace la dormida, yo me desnudo a velocidad supersónica y dudo un momento: en la cocina, a menos de 20 metros, se encuentran sus papas, mis papas, todos nuestros tíos y hasta los abuelos, pero solo dudo un segundo antes de comenzar a besarle los pechos, ella comienza a empujar mi cabeza hacia abajo, hasta llegar a la entrada de su vagina y enseguida comienzo a comérmela.

FastLove (Rebeca)

Fue en uno de esos tantos viajes a la zona de baile cuando motivada por una canción muy sensual llevo uno de sus dedos a mis labios apenas me dio tiempo a reaccionar ya que cuando la conciencia me volvía a mi apenas no me dio tiempo a disfrutarla porque me sumergí en los jugos de su boca que alimentaban la sed que todo el calor de la sala, sus movimientos y todo aquello se veía acumulada en mi cuerpo sudoroso.

Mi prima Ana María

Cualquier lengua, sea de hombre o de mujer, me viene bien. Ese día descubrí que, aunque no hay nada como una verga dura y caliente, una lengua bien dispuesta acompañada de mucha imaginación puede ser un buen sustituto.

Mis dos primas al mismo tiempo y en la casa de mi abuelita

Gran sorpresa se llevo al saber que no se lo metería en el coñito sino en su dulce y virgen ano ella solo dio un gemido muy fuerte lo cual despertó al niño pero ese no fue el problema ya que no le saque la verga del ano para nada mientras ella dormía al niño y gemía al mismo tiempo yo penetraba su ano minutos después de que ella durmiera al niño ella seguía disfrutando mientras metía cuatro de mis dedos en su vagina sintiendo todo el calor

Mis comienzos en el sexo

Mis comienzos en el sexo fueron a finales del año 1998 cuando recién había cumplido mis quince años, yo tenia cerca de un año de masturbarme y de tener una gran curiosidad por el sexo, pero no fue sino hasta septiembre del 98 cuando en una reunión familiar, mi primo y su hermana se encargaron de abrirme los ojos y las piernas al sexo.

Mi prima y yo en mi adolescencia

En el colegio algunos compañeros me contaban las guarradas sexuales que habían visto hacer a sus padres y hermanos, o algunos de ellos, muy fanfarrones para su edad, presumían de que varias chicas del pueblo se las habían mamado y a otras hasta «pasado por la piedra».

Primera mamada

Esa era la situación que existía cuando llegó la época de efectuar los primeros cortes de energía, puesto que se pretendía evitar que los cortes afectaran demasiado la producción de las empresas, estos se llevaban a cabo en las noches, de modo que desde las 7 y hasta las 9 de cada noche estábamos condenados a vivir en penumbra.

A solas con Rino

Pero a medida que iba conociendo más de esto, ver las fotos y bajar algunos videos, me empezó a interesar más, y poco a poco me fue pareciendo algo realmente excitante, la manera en que las mujeres que lo practicaban relataban lo delicioso que lo pasaban con sus perritos, me fue provocando un calorcito placentero.

La prima de mi mujer

La ducha no tiene mamparas pero si unas cortinas, me desnude y me metí en la ducha cerré la cortina y me lave, al terminar me puse el pantalón corto y me fui al salón, y allí estaba ella sentada en el sofá, llevaba una camiseta blanca muy fina y un pantalón muy corto.

Cómo descubrí mi vocación

Me quedé dormido profundamente, al despertarme me di cuenta que algo no funcionaba bien, no podía moverme, estaba atado a la cama, cuando alce la vista, me lleve una sorpresa en principio no muy placentera, mis parientes me estaban mirando atentamente, antes de que pudiera experimentar tenía el coño de mi tía en mi cara y mi prima me comía mi polla mientras mi tío lo grababa todo con su cámara de vídeo.