El protagonista de la historia es usado como juguete sexual por 4 jóvenes

Yo me puse de rodillas frente a él y comencé a lamérselo haciendo círculos con mi lengua sobre su glande, chupándole sus testículos y el no tardó en responder, su enorme pene me llenaba la boca y me costaba mucho tragarlo estuvimos bastante tiempo hasta que sentí como se descargaba dentro de mi boca mientras yo apuraba a tragar tratando de no dejar escapar nada de ese delicioso néctar, luego que le deje bien limpio el pene me dijo estuviste genial la verdad que no exageraron en nada con vos ahora vamos a ver si te bancas una buena culeada

Loca pasión

Ella me abrió puerta y al entrar vi al hombre que había visto antes cuando pase frente al club. Nuestras miradas se cruzaron y me detuve mirando de frente pero muy tiernamente sus ojos negros. Hice una pequeña sonrisa, de manera muy tímida y él me dijo sonriendo, hola bienvenido. Ven a la barra y te explico cómo es el servicio que te podemos brindar. Mi corazón latía a mil. Al escuchar su voz, inmediatamente reconocí que era el hombre que me había atendido por teléfono. Era Efraín.

La señora I

Después de un buen desayuno y de mostrarme la que sería mi habitación, mi compañero me enseñó lo que sería mi lugar de trabajo o, al menos, dónde estaban mis herramientas. Debo reconocer que aluciné bastante en cuanto vi el parque móvil de la casa. Según Andrés vivía en ella una sola persona, pero tenía tres coches y… ¡dos motos!, eso sin contar el que se había llevado hoy mismo.

Fue algo increíble

Esto sucedió hace más de 5 meses en una ocasión en que como otras nos volvíamos a reunir un grupo de amigos los cuales nos visitamos muy de vez en cuando, pero lo que paso esa noche fue que sale como siempre cada cual con su supuesto acompañante de noche, sin pensar en que iba a suceder algo de sexo.

Un verano de aventuras repletas de lujuria, excitado constantemente y deseando siempre apagar con alguien sus deseos de sexo

Procedió a desnudarme y nos metimos en la cama. Primero me pidió que se la chupara, la tenía enorme, sobretodo gorda. Me la metí toda en la boca, lo que más me gustaba es que era muy suave y cariñoso conmigo. Después me la chupo a mí y me dijo que grande y gorda la tienes, posteriormente hicimos un 69 fabuloso. Le comí la cola mientras él me la chupaba.

El Pana I

Un joven que vive en pareja con dos hombres mayores que él, invita a un amigo de hace años a su casa. Tienen un momento de amor y luego se comparten todos, desvirgando al amigo. Pero las cosas se complican…

Mi Aventura II

Nuestro protagonista siente que su relación está casi acabada cuando conoce a un hombre que le emboba nada más mirarlo y con el que pasa una noche alucinante de sexo.

Mi Aventura I

Un muchacho experimentado en las relaciones gay decide correr mundo. Se busca alguien que le lleve desde Ibiza hasta la península en barco a cambio de unos «favores». Y luego busca casa donde dormir, encontrando un muchacho con el que vivirá una relación apasionada.

Amor en la sierra

Dos hermanos que trabajan en el campo, en una región solitaria y casi inaccesible, descubren una interesante forma de aliviar su abstinencia y soledad.

Alfredo III

Los dos amigos acuden a una reunión de discapacitados en diverso grado. En ella nuestro protagonista tiene ocasión de mantener un miembro de hombre en su mano y excitarse muchísimo con ello, lo que hará las delicias de su compañero cuando se encuentran a solas.