Mi prima hermana, de culo grande

Tengo una prima que tiene 39 años, 9 años más que yo pero a pesar que ya esta entrada en la tercera década se conserva quizás mejor que una chica de 25 años. Ella mide como 1.77, con el cabello largo y liso, negro como el azabache al igual que sus ojos que son un poco achinados, con unas tetas bien brutalmente pronunciadas que hacen juego con unas piernas bien formadas y unas caderas y culo bastante relleno pero a la vez perfecto.

Precisamente ahora de pensar en ella se me está parando, pues me excita muchísimo, imaginar esos labios carnosos cubiertos por un rojo intenso y recordar como recorría su lengua mi verga tiesa al mamármelo.

El asunto es que un día fui a enviar un sobre y en el estacionamiento me la conseguí por casualidad.

Ella me tiene mucha confianza y siempre ha sido muy desinhibida con respecto a los temas de sexo y su cuerpo. Luego de saludarme y de hablar un rato me dijo que iba a comprarse un traje de baño porque ese fin de semana iba a la playa con su novio y unos amigos.

A la vez me pidió que la acompañara a la tienda para darle opinión y luego aprovechaba de irse a su casa en mi auto. Yo ni tonto que fuera le dije que con gusto la acompañaba y así fue, allí estaba yo entrando a la tienda con ella y saludando a una amiga suya que resulto ser la dueña del local.

En fin, mientras me pedía opinión y me veía, yo me imaginaba ese cuerpecito tan bien formado adentro de esos pedazos de tela. Note que entre su blusa sus pezones empezaban a erguirse como dos cañones y me pidió que me sentara en la puerta del vestidor para darle opinión. Entro como con 4 trajes de baño, uno más insinuante y chiquito que el anterior. Al ver a ese mujerón saliendo con ese traje de baño enseguida mi verga se fue para arriba y ni siquiera me di cuenta si ella me estaba observando puesto que mis ojos estaban centrados en sus tetas y en su concha que la tenía realmente abultada Que Bollo! El siguiente traje de baño tan chiquito adelante en la parte de abajo que se veía como unos rizos de su pubis salían a los lados mientras que arriba sus pezones parecían no poder hincharse más.

Me dijo que me metiera un momento al vestidor a ayudarle a desamarrarse la parte de arriba que se había hecho un nudo y cuando entre ella se puso de espaldas a mí y cerró la puerta.

Mientras trataba de deshacerle el nudo, cosa que se me hizo difícil por lo excitado que estaba ella empezó a recostar sus nalgas sobre mi verga y como estaba tan tiesa empezó a gemir y a moverse de un lado a otro. No aguante más y la tome por la cintura deslizando mis manos por todo su cuerpo, preparando el terreno por el cual luego pasaría mi lengua.

Ella estaba muy lubricada pero como el espacio era tan reducido tuvo que conformarse con mamarme mi verga que estaba muy hinchada, esa lengua y esos labios provocaron que estallara sobre su cara un volcán de semen tibio. Tanto placer me dio la mamada que termine pagándole el traje de baño a mi dulce y muy bien definida prima, ella a su vez me invito a su departamento.

Llegamos, Me sirvió un copioso whisky y fue a cambiarse.

Tardo muy poco tiempo y apareció, con toda naturalidad, completamente desnuda, a mi lado.

– ¿Primito Estas cómodo? – me pregunto.

Lo que yo estaba era atónito, excitado, bellaco de lo brutal que se veía la bien puta de mi prima.

Todo el esplendor de sus abundantes carnes estaba a mi lado. Notaba el que sería inminente el poder comerle su concha, pues ante mí había delicias indescriptibles. Unos hombros tan magníficos, esas Tetas tan seductoras, esas caderas tipo Jennifer L. al igual que su culo hummmmm, que Riiiiicooooo de recordarme me embellaco. Empezamos a besarnos… ella empezó a bajar besándome el pecho recorrió el camino del sexo conducente a mi verga hasta que llego, pero esta vez, ni corta ni perezosa me lo chupaba con fuerza como si me lo quisiera tragar al principio me sorprendió pero a la vez me gusto, me dijo, espera papito te voy a hacer algo más rico, en ese momento fue al refrigerador y regreso con un trozo de hielo de una de las cubetas y empezó a mamármelo remojándose los labios intermitentemente con el hielo, que rico hummmm, pero eso no quedo allí, trajo sirope de chocolate y lo derramo en mi verga que ya estaba que quería reventar de lo bellaco que estaba, le dije, que vas a hacer puta?? Me contesto: «Ya verás Papi..» empezó a derramar el sirope por mi verga con parte de este líquido espeso llegando a mi culo, al notar esto, le iba a remover de esa área, pero ella me detuvo y me dijo espera! inmediatamente me empezó a mamarme el vergo y mamarme el culo, mamarme el vergo y mamarme el culo mientras me embarraba más de sirope por el culo, desde ese momento me di cuenta que es algo que me gusta que una mujer me haga. Empecé a gemir de placer, le decía:

HAY SI, PUTA CHUPAME EL VERGO, CHUPAME EL CULO, CHUPAME TODO PRIMA!

Y así lo hacía… Me pare y le dije ponte en cuatro patas , y el poco sirope que había se lo eché en la raja del culo y empecé a mamárselo suavemente mientras le masturbaba con un dedo en su concha, luego empecé a dilatarle su culo grande con el dedo índice, no fue nada difícil, porque la bien puta parece que ya con el novio le habían hecho el camino, así es que que le asome mi vergo ya con líquidos lubricantes derramándose, se lo puse en el culo poco a poco y empecé a clavarla por el culo, cosa que la puso súper bellaca me decía:

COMEME EL CULO PRIMO, HAY, ASI MISMO PAPI, NO PARES, NO PARES, HAY, SI PAPI DAME DURO, DAME EN LAS NALGAS, AGARRAME EL PELO CABRON!!

Me la goce hasta mas no poder se lo saque del culo al notar que me venía y rápidamente se lo puse en la boca, ella rápidamente absorbió esa lluvia de semen que bote como una fuente y me lo estuvo mamando hasta que me lo dejo sequecito…..

Hasta el día de hoy todas las semanas nos vemos y repetimos esto y muchas cosa nuevas, no hay mujer como mi prima, mi amante, si porque soy casado, ese es mi pecado soy amante de mi prima, soy amante de las Mujeres de culo grande…

¿Qué te ha parecido el relato?