Síguenos ahora en Telegram! y también en Twitter!

Viaje de placer familiar

Fueron encuentros llenos de excitación y erotismo en los cuales se entendieron y se disfrutaron total y gratificantemente, por lo que decidieron incluir en un viaje muy especial a esta servidora, que, de alguna manera, intercedió (gozando sin parar, primero, de la enorme verga de mi sobrino por todos mi agujeros y luego del delicioso coño de mi hermana) para acercarlos aún más.

Solo puede haber una tía preferida

Yo no hacia nada mas que mirarle las tetas, eso si disimuladamente, ella tenía una camiseta bastante ajustada, y un poco transparente, además tenía unos pantalones ajustados por lo cual se le notaba el tanga y me ponía a cien solo con mirarla, el caso es que me parecía raro que mi tía fuese ese día así vestida porque no suele ir de ese modo, pero en cualquier caso se lo agradecí, porque alegraba la vista.

Prima en La menor

Marcela es mi prima. La menor. ¿Cómo describirla? La regalona, la caprichosa, la consentida. La más linda. Claro que en realidad estos son recuerdos, porque hace 20 años que no nos vemos. El derrotero de mi vida se fue alejando de la familia y en las pocas ocasiones que visité la vieja casa familiar, ella no estaba.

El amor de mi vida

Después me acercaba mucho a su rostro (siempre fui muy mimoso y cargoso, así que era normal) de manera que nuestros labios casi se junten y le preguntaba "te puedo dar un beso??" y tal vez pensando que no lo iba a hacer me respondía "sí" pero yo no lo hacia, solo le besaba la mejilla.

Hermano

Fui al cesto de la ropa sucia y saqué uno de sus calzoncillos. Estaban llenos de ronchas amarillas y de palominos. Me los llevé a mi cuarto y me acosté con ellos. Me los puse. Me los apreté contra mi vagina. Los pasé por todo mi cuerpo. Lo pasé genial.

Soy viciosa del semen de mi hijo Mario

Leyendo en este sitio, he conocido las varias denominaciones de semen: leche, lechita, juguito, jugo, mocos, leche de vida, jugo de verga, arroz con leche, fuego de tus entrañas y otros y en este escrito los voy a tratar de usar todos, para que donde ustedes lo lean, lo puedan entender...

Te amo mamita

Mi nombre es Daniela, algunos tal vez me recuerden por el relato de mi padre creo que les gusto mucho por que hasta la fecha sigo recibiendo mensajes y propuestas indecorosas pero bueno…esta vez voy a contarles algo que me paso antes de que me internaran (esa será otra historia) esto ocurrió una semana antes de que mi papá decidiera internarme en un centro de rehabilitación para las drogas pero como les dije eso se los contare después.

Patricia y su hijo

Patricia miraba el reloj en la pared de la cocina, eran las 10.30 de la mañana y su hijo aun no se había levantado de la cama. De cuando el había regresado de la universidad, había pasado en la cama la parte más mayor de tiempo del día mirando películas o leyendo, el pensamiento de Patricia, visiblemente enfadada, era que hiciera algún trabajo de verano como sus amigos, o algo mas constructivo, según ella.

El debut de mi hermanita menor

Pensé rápidamente y le dije que mejor le mostraría una película donde vera todo lo que debía que saber acerca del sexo. Cambiaron un poco las cosas cuando dijo que no se atrevía a ver algo como eso, pero con un poco de persuasión le convencí acordando en que mientras mirábamos yo le iría explicando lo que iba sucediendo.

Una visita muy especial

Glenda era una mujercita de 1.65 con unos pechos talla 95 y un culo de infarto, 19 años, su hermano federico, 1.79, cuerpo atlético, de 25 años, Jimena, de 1.75, de pechos 95 y un culito redondo y paradito cintura estrecha de 22 años prima de los dos anteriores que son hermanos. Son los principales actores de esta historia pero hay otros que entran en la misma, que mas adelante los conoceran.

La zorrita de mi prima

Antes de nada voy a decir que soy rubio, de ojos verdes y mido 1.70 cm y mi prima Sandra es castañita, ojos marrones claros y mide sobre 1.67 cm, tiene 18 años y unas buenas tetas (creo que utiliza la 95). Bueno, yo suelo ir a casa de mi tía para jugar con mi primo de 18 años a la consola, cuando entro a casa de mi tia le suelo dar dos besos a todos los familiares que se encuentran en su casa,

Enseñando a mi hermano

Me llamo Juan, tengo dieciocho años y soy alto con los ojos y cabellos castaños. Tengo un hermano, el se llama Pablo y dos años menos que yo. Desde siempre nos habíamos llevado muy bien y lo habíamos compartido todo como buenos hermano, incluso las masturbaciones. Y fue en una de esas masturbaciones, cuando me pregunto sobre mi novia.

Jugando con mi madre

Soy Javier, un estudiante de 19 años de Derecho en Madrid. Mi madre es viuda, puesto que mi padre falleció cuando yo solo tenía 7 años. Ella tiene 41 años y es una mujer muy atractiva, se pasa el día cuidándose en salones de estética y siempre va vestida a la última moda más juvenil para su edad. Se llama Sara.

Mi tía menuda maravilla

Esta historia que os voy a contar es cierta y me paso hace un año. Yo tengo 21 años, estudio una Ingeniería, mido 1.90, soy castaño y peso 80 Kg. Una de las hermanas de mi madre sigue soltera (porque es de esas que de joven no se llevo muy bien con los tíos, y además es bastante religiosa), y vive con mis abuelos todavía.