Pamela II

Ya había pasado tres meses después de lo que me ocurrió con los tipos del cable, me encontraba en el salón de clase, faltaban 15 minutos para salir de clases.

Además tenía ganas de salir de esa clase de matemáticas por que el maestro es muy raboverde, o sea muy lujurioso, siempre te está viendo las piernas y te toca las manos, te acaricia los hombros. Aparte como me sentaba en la parte de adelante, era la única mujer que su vista alcanzaba a ver.

Nuestro uniforme es una falda de cuadros blanco/azul de pinzas y blusa blanca.

Claro que yo mis amigas hacemos apuestas para ver quien de nosotras se pone la falda más corta.

El maestro es un señor de unos 50 años, alto muy alto mide 1.80 o 1.90, pero siempre pasa por los lugares y se para detrás de ti para ver si puede enseñarle algo de tus senos, no falta la compañera que se quita unos de los botones, para enseñarle sus atributos.

Siempre mis compañeras y yo, jugamos a excitarlo. Por qué a su edad, pero se le puede observar el semejante tamaño del bulto que se le marca en el pantalón, hay veces de que tan incómodo se pone que no sabe cómo acomodarse el paquete que tiene.

Ese día, nos darían las calificaciones finales de mes, ya sabía que en esa materia corría peligro, podía perder la prepa si no pasaba con 9 o 10 por que los meses pasados los tenia reprobados. No era posible, pues el pobre hombre no había día de que ninguna de nosotras lo excitáramos, hoy le toco a mi amiga del alma Paola.

Se había quitado dos botones de su blusa, lo cual se podía ver el sostén blanco, el maestro se dio cuenta de mi risa y pasó por mi silla, restregándome su paquete en mi hombro y reclamándome:

Que le da tanta risa

No lo sé maestro

La risa era nerviosa, pues no podía voltear, ya que su pantalón estaba a punto de estallar.

La espero en mi cubículo, a la hora de la salida, además cuando sepa su calificación no tendrá ganas de reír

Maestro pero que hice

No me importa y callase

Que cosa, tenía prisa, castigada y además a lo mejor reprobé, después de unos cuantos minutos, suena la campana, pasando Paola y dejándome un recado:

Pam:

Espero que no te enojes conmigo, nos vemos en la casa de Mike. Si ves que en la dirección se van todos y no llega el maestro salte de ahí, fíjate que no te quedes sola con él en su cubículo.

Bye, tu amiga PAO.

Entre a la dirección con miedo después de la nota, me senté en una de los sillones, observaba un gran movimiento de la gente para salir de trabajar, observe el reloj y vi la hora eran las 2:10 pm. Después de un rato vi al director:

Hola pamela que haces aquí

Esperando al maestro de matemáticas

jjajajajajaj, no seas mala espéralo en su cubículo, es el ultimo a mano derecha

Pero…..

Ande vaya, no tarda además de que viene, viene porque es el que cierra la dirección

Director

Ya mañana me cuentas o mejor que me lo cuente él, acerca de tu conducta

Hola director

Hola maestro, pamela lo está esperando

Pero…..que hice, profe solo me estaba riéndome

Señorita, por favor siga al maestro a su cubículo, nos vemos maestro, tu cierras verdad

Si director, acompáñeme señorita pamela

Me tomo de los hombros y me empezó a encaminar a su cubículo

Me sentó de frente a él, un poco nerviosa volteaba a todos lados, pero no había nadie.

La verdad pamela estas en un gran problema, creo que va ser necesarios que cooperes conmigo, para que yo te pueda ayudar.

Se levantó de su asiento y se puso atrás de mí.

Entiendes la gravedad, de lo que te estoy diciendo

No profesor

Creo que si no pasas con 9 o 10, bueno dependiendo de tu cooperación verdad, no vas a pasar la preparatoria

Maestro es que yo necesito pasar

Claro Pamelita, yo te entiendo pero tú sabes por qué estamos aquí

Para que me ayude con mi calificación

Pero de repente subió la voz, diciéndome:

! Creo que estamos solos, como para arreglar lo de tu calificación, entiendes Pamelita ¡

Me puse nerviosa, pero trate de contestarle:

Creo que usted profesor quiere algo de mí, para yo obtener algo de usted.

Vamos, vamos de esa manera tan directa, pues sí. Y te has preguntado ¿qué es lo que quiero de ti?

No lo se

Solo dime, estas dispuesta a pasar mi materia y sobre todo a cooperar, con lo que yo desee de ti

Si es necesario para pasar, creo que si

Muy bien Pamelita, entonces levántate

Nerviosa, me levante, no podía ver lo que estaba haciendo, solo escuchaba su voz.

Levántate con cuidado

Mueve las cosas del escritorio, tíralas.

Muy bien Pamelita, recuéstate en el escritorio.

Jalo mi silla y se sentó muy a gusto, contemplando mis calzones. Con sus manos empezó a mover mi culo.

Te habían dicho que culo tienes, pam

No señor

Abre un poco las piernas pam, vamos a jugar un poco más de cerca

Con una mano empezó a rozar mi pulpa, muy rico, que hacia estremecerme.

Te gusta pam,

hummm, hummmm, ahhhhhh

Parece que te gusta el manoseo

Voltea, comienza a quitarte la blusa

Al verlo sentado con su paquete de afuera la excitación fue mayor, era increíble para su edad y de tal tamaño. Comencé a quitarme botón por botón, a frotarme los senos, mientras él se acariciaba el paquete.

Cree que alcancé calificación

Eso depende si me satisfaces

Me jalo hacia a él colocando sus manos en mi cintura, sin sentir como me iba bajando el cierre de mi falda, al verme dijo:

Eres la mejor chiquita del salón, acércate a frotármelo

Me senté arriba de él, moviéndome para a dentro y en círculos, sentir su paquete como apretaba mi calzón húmedo.

ufff que bien te mueves.

haaaa, hummmm,

Quítate el sostén para chuparte las tetas

Al momento de quitármelo, el hombre con sus labios estiraban mis pezones.

Voltéate y acércate al escritorio, bájate el calzón, abre muy bien las piernas y recuéstate

me sujete al otro extremo del escritorio, pues el placer era bastante que me hacía estremecer, sentía su lengua dentro de mí, sus dedos gruesos entrar y salir, como escurría saliva era como un perro rabioso, sentía escurrir su saliva junto a mi orgasmo entre las piernas.

Ahora te toca a ti pam

Me hinco, me sujeto de la nuca, sin más que decir, puse mi lengua al servicio de mi maestro, me jalaba de tal fuerza que su paquete entraba hasta lo más profundo de mi garganta.

Ho, si pam, si pam, chupa, chupa, con esa boquita y esos labios hooooo

Saca tu lengua, toma mi verga y sacúdela en tu lengua

Jalala, bien despacio, despacio, ubica tu boca en mis huevos, chúpalos, muy bien, pam, que rico mamas

Ven, ponte de espaldas

Me jalo hacia él y me tomo de la cintura.

Sujeta mi verga y empiézala a meter poco a poco

Al momento que estaba toda adentro me empecé a mover de arriba y abajo.

Te gusta pam

hahahahaah, sisisi,

Monta mi verga

Se acostó en el piso, me puso de frente a él.

Chúpala, para que resbale

Me jalo de mis senos y me dijo:

Sostenla con las dos manos, y ponte a montar

Levántate, sube una pierna al escritorio y recuéstate

Comenzó a empujar duro, como si nunca hubiera cogido, hasta que se cansó y me volteo colocándome de frente a él.

Jálamela, para venirme, cuando yo te diga abres la boca y te metes mi verga, Pamelita huuuuu

Ahora

Todo su semen en mi boca, hacía que se me saliera, porque me sujeto de la nuca y empezó a jalar hacia delante y atrás. Escurriendo de la boca tomo mis calzones y me limpio.

Ahora te me vas, pam, no te quiero ver más aquí

Profe pero mi calificación

10 y vete

Recuerda si alguien se entera, de esto yo no soy el único afectado, tú vas a ser rechazada y reprobada de la prepa

Como cree, profe si me gustaría hacerlo otra vez con usted, solo llámeme

Tome una tarjeta el blanco y puse mi celular. No si antes de tomarle su paquete y frotárselo en el pantalón y empezarlo a besarlo en el cuello.

Bueno ya vete, que pueden venir los de la limpieza

Hombre o mujer

Por que

Porque si es hombre podemos hacer un trio, profe

Ya vete, Pam.

Continuara…

¿Qué te ha parecido el relato?