Fiesta de cumpleaños en casa de mi amiga

Fiesta de cumpleaños en casa de mi amiga

Hace un tiempo la relacion entre mi novio y yo cambio con respecto a los distintos puntos de vista con respecto a la practica del sexo.

En mas de una oportunidad fantaseabamos mientras teniamos sexo con poder incluir una tercera persona en la cama.

Hasta que paso esta situacion que paso a contarles…

Mi mejor amiga (Veronica), estaba un tanto triste debido a que se acercaba su cumpleaños y había roto su relación con su novio justo en esos días.

Para lo cual organizamos en su casa una fiesta de cumpleaños.

Nos juntamos varias parejas de amigos en su casa en una noche de verano espectacular.

La pasamos muy bien comiendo, contando diferentes anecdotas y tomando vino y champagne en abudante cantidad debido al calor que hacia esda noche.

Cerca de las 2 AM todos decidieron irse a sus casas y nos quedamos mi amiga, mi novio y yo.

Vero me habia invitado esa noche a que me quedara a dormir en su casa y por lo tanto no tenia ningún apuro.

Con lo cual después de tanta fiesta y calor a Vero se le ocurrio ir a cambiarnos y ponernos más comodas.

Nos fuimos juntas a la habitación y Vero me confeso que la habia pasado espectacularmente bien y que habia sido una gran idea hacer un cumpleaños en su casa para poder olvidar las penas y agrego… «Lastima no poder terminar en una noche de sexo furiosa…….», sin imaginarme lo que iba a suceder……

Vero se puso un camisón de seda muy transparente, debajo no tenia puesto corpiño con lo cual dejaba ver sus espectaculares tetas además de tener puesta una tanga colaless que le quedaba de maravillas para completar toda su figura.

Realmente me pareció demasiado para esa noche más sabiendo que estaba mi novio, pero no hice ningún comentario al respecto y por el contrario decidí no quedarme atrás.

Le pedí que me prestase un camisón y me atrevi a ponerme uno un poco más sugerente que el que ella llevaba puesto dejando ver mis pechos y mi tanguita colaless metida toda en mi cola.

Con esa vestimenta nos aparecimos delante de mi novio que estaba en un sillón sentado mirando una pelicula que había encontrado en un canal la cual recién comenzaba.

Cuando mi novio nos vio dijo….. Ah bueno!!! Ahora si empezo la fiesta y nos pidio que le desfilaramos cual dos top models por la pasarela.

Primero desfile yo mientras que Vero y mi novio me miraban, luego desfilo Vero, con lo cual descubri que mi novio la miraba con mas ganas de lo normal ya que ella le mostraba a través de las transparencias gran parte de su cuerpo.

Al mirar a mi novio en esa situación confieso que me senti como un poco atraída y me gusto ver que disfrutaba de la pasada sexy de mi amiga.

Para seguir festejando, Vero decidio abrir una botella de champagne.

Bajamos las luces del living, brindamos nuevamente y nos sentamos a mirar la pelicula los tres juntos en el sillón.

La película tenia algunas escenas de alto contenido erótico, que junto con los brindis y las bebidas que anteriormente habíamos tomado hacia que todos comenzaramos a hacer ciertos comentarios de tipo sexual elevado para el momento.

Mi novio que estaba sentado entre las dos comenzo a hacerme caricias por las piernas, lo que acepte con mucho agrado, las caricias hicieron que yo comenzara a excitarme, con lo que me recline un poco sobre el sillón y abri mis piernas hasta dejar suficiente comodidad para que mi novio comenzara a tocarme por encima de mi tanga sintiendo mi conchita ya humedecida.

Luego de un rato y sin poder resistir más a las caricias comence a tocar a mi novio entre sus piernas descubriendo que su verga estaba durisima.

La película continuaba, el champagne se iba acabando y las caricias ya nos volvían locos, mi novio ya tenía sus manos dentro de mi tanguita y me ponía y me sacaba su dedo mayor dentro de mi concha deseosa de poseerlo.

En un momento determinado me di cuenta que Vero ya casi estaba dormida en el sillón con lo cual sin importarme nada mas decidí sacar esa hermosa verga de dentro del pantalón y comenzar a chuparla como a mí me encanta.

Mi novio entre sorprendido y excitado se acomodo en el sillón y comenzo a disfrutar de semejante placer, con una mano acariciaba mi cabeza y con la otra me quitaba la tanguita para poder llegar bien adentro de mi concha desesperada se sexo.

Luego de un rato que ya no recuerdo nos dimos cuenta que Vero no estaba dormida y por lo tanto había estado presenciando la escena, que evidentemente la excito demasiado a punto tal de que estaba con sus piernas abiertas y con su camisón bajo con sus hermosas tetas al aire, con una mano acariciaba su concha y con la otra se tocaba y pellizcaba sus tetas y pezones.

De repente nos miramos como diciendo…. Que buena noche comienza…!!!, y entre tanta lujuria sin darme cuenta comence con una de mis manos a acariciar a Vero entre sus piernas hasta llegar a su concha que hervía de placer.

Todo seguía entre un ambiente de sexo y complicidad, mi novio comenzo a besar a Vero mientras yo le seguia chupando su verga, mis dedos se hundian en la concha de Vero mientras ella me acaricibia mis tetas.

Ya sin poder controlar la situacion nos paramos y decidimos continuar con esto en su dormitorio.

Mi novio se fue hasta el baño mientras Vero y yo nos fuimos al dormitorio allí ya nada me importaba y antes de decir algo comenzamos a besarnos y a tocarnos, nos acostamos en la cama y en un momento decidimos comenzar con un 69 increible.

Vero me frotaba con su mano mi clítoris y con su lengua juntaba todo el flujo que salia de mi concha, yo por otro lado chupaba su concha y tragaba toda su sexualidad con un placer sin igual, de repente apareció mi novio y se incorporo a este juego sexual, me agarro de las piernas y comenzo a cogerme en una forma que realmente me descontrolo.

Despues de perder la cuenta de los orgasmos que tuve mi novio seguia con su verga hirviendo y erecta como nunca la había visto, estaba insaciable y descontrolado de placer, me aparte a un costado de la cama y vi como comenzaba a realizar un 69 con Vero digno de película porno, ella se metia y sacaba la verga de la boca con una velocidad que logro hacer gemir de placer a mi novio, ya sin perder tiempo la agarro a Vero y poniendola en posición de perrito comenzo a cogerla por su concha con fuerza tal que sentía el ruido del choque de sus cuerpos.

En el momento culminante mi novio saco su verga y acabo en nuestras caras y bocas, con placer y deseo chupamos junto a Vero todo la leche que salia mientras que nos besabamos las dos muertas de placer.

Terminamos durmiendo los tres abrazados y a partir de ese momento nuestra vida sexual cambio y nos convertimos en complices de esta actividad sexual.

En otro momento les cuento otras anécdotas.

¿Qué te ha parecido el relato?