Mi historia III

Mi historia III

Desde ese día la relación con Juan era cada vez mas esporádica una o dos veces por semana, papá me quería para el solo y a mi me daba cosa, al final de cuentas era mi padre, yo estoy enamorada de Juan y el lo sabe por eso me siento mal con el, así que decidimos cumplirle alguna fantasía, nos juntamos un día a hablar de eso

—Juan yo me siento mal contigo ya no te cumplo como antes—dije

—si lo se susy—

—mira hijo yo se que soy culpable, así que entre tu hermana y yo decidimos cumplirte una fantasía—dijo papá

—si juanito dime tu fantasía—le dije preocupada

—bueno, mi fantasía seria seguir haciéndolo en casa como antes—dijo triste mi hermano

—hay cariño—estaba angustiada por el

—bueno hijo si esa es tu fantasía, ya veremos que se puede hacer—-

—pero como papa, ¿me vas a compartir más con Juan?—

—no hijita de ningún modo corazón, pero no eres la única mujer en esta casa hija—

— ¿a que te refieres papá?— Pregunto Juan

—si papá no entiendo—pregunte

—bueno, que me daría mucho morbo que te cogieras a la otra mujer de aquí hijo—

— ¿a quien papá?—dije

—pues a tu madre, hijo—

—pero papa, ¡es mi madre!—

—y yo soy tu padre, y me cojo a tu hermana, ¿o no?—dijo papá

—pues es cierto Juan—comente, —además mama esta bastante bien para su edad—mamá era una persona bastante guapa, de un físico bien cuidado, delgada y no representaba para nada sus 40 años, parecía de 36 mas o menos

—a mi me da cosa—dijo Juan

—mira hijo, nada me gustaría mas que verla haciendo el amor con su propio hijo, sabes ella es muy mojigata, hasta apaga las luces para tener sexo—

—huy y entonces como lo vamos a hacer papá–.pregunte

—bueno déjame pensarlo.—así quedo todo por el momento, Juan no estaba del todo conforme, pero se veía que la idea le atraía, y la verdad a mi también, porque así no tendría que competir con nadie por Juan.

Los días pasaban y Juan por la manera como veía ahora a mi madre, estaba cada día mas convencido.

Un día papá nos hablo a Juan y a mí

—hijos ya lo estuve pensando, y la única manera de convencer a tu mamá es obligándola—

—pero papá así no me gusta—repuse

—mira hija, tu madre es una tremenda santurrona por fuera, pero por dentro es una putona, así que si la obligamos, le hacemos un bien a la larga a ella—

–pero papá—dije yo, Juan no decía palabra pero los ojos le brillaban

—yo estoy de acuerdo papá, además que morbo de sodomizar a tu propia madre—repuso Juan

—no se diga mas hijos, el sábado lo haremos, le damos unos tragos y luego la amarramos para que Juan haga lo que quiera con ella—

Así quedamos entonces, el tan ansiado sábado llego, nos juntamos todos en la sala y ahí nos servimos unos tragos, mamá estaba muy guapa por cierto, con una falda hasta la rodilla que dejaba ver sus piernas bien formadas y una blusa ajustada de seda, que le resaltaba sus pechos, seguimos tomando unos cuantos vodkas y platicando, como a la medianoche mi madre ya parecía mas relajada, a una señal mi padre se puso de pie, sabíamos que era la hora, para llevar a cabo nuestro plan, papá se puso detrás de mama y le acaricio el cabello y le susurro al oído

–Querida vas a pasar una noche de locura—

—Que dices Antonio— pregunto mi madre

—Ya veras—dijo mi padre, —hijos—nos llamo papá, Juan y yo nos levantamos del sofá y nos dirigimos hacia mi madre, ella no sabia ni de que se trataba, pensó que de alguna sorpresa, papa se avivo y le dijo que se sentara en una silla del comedor para darle una sorpresa, ella se paro y se sentó en ella se le veía emocionada

—siéntate aquí querida—le dijo papá

—OK Antonio, pero dime de que se trata—dijo mamá

—mira corazón, es una sorpresa que tenemos preparada tus hijos y yo—

—te va a gustar mamá, te lo aseguro—le dije a mamá

—mira Leticia (así se llama mi mamá) vamos a tener que ponerte esta venda en los ojos para que la sorpresa sea completa—le dijo papa mientras le ponía la venda.

—huy que suspenso—contesto mamá

—relájate querida—le dijo papá, mientras nos hizo una seña a nosotros, y fuimos por unos cordeles mas o menos gruesos que teníamos separados, cada uno se puso a un lado de ella y le tomamos las manos y se las atamos a la silla

— ¡hey! ¿Que hacen?—dijo mamá

—es parte de la sorpresa mamá—contesto Juan excitado, la amarramos bien a la silla

—te puedes mover lety?—pregunto papá

—no puedo cielo—

–ok linda, aquí viene tu sorpresa—le dijo papá, mientras hacia una seña para que nosotros nos desnudáramos, así lo hicimos y el también, quedamos completamente desnudos frente a mama, papá se puso detrás de ella y le susurro al oído

— ¿estas lista para tu sorpresa querida?—

—si!!!—contesto emocionada mamá

—muy bien dijo papá—mientras le quitaba la venda de los ojos a mamá—cierra los ojos corazón—

—si Antonio—

—ahora ábrelos—dijo papá, mama abrió los ojos y nos vio a mi hermano y a mi desnudos enfrente de ella

—OH dios mío!!….¿que pasa?—grito asustada

—sorpresa mamá!!!—gritamos Juan y yo

—que están haciendo desnudos, por dios cúbranse—dijo mientras volteaba la cabeza

— ¿que te pasa querida no te gustan tus hijos?—dijo papá mientras iba a reunirse con nosotros

— ¿pero Antonio que diablos haces tu también desnudo? ¿Y enfrente de tus hijos?

—nada querida que iba a hacer desnudo—dijo papá en tono burlón —ellos son los que van a hacer algo corazón—

— ¿de que hablan?—siguió diciendo mamá enojadísima

—mira mamá—le dije mientras agarre la polla de Juan, — ¿a poco no tiene la polla grande tu hijito?—mientras lo masturbe un poco para que creciera a todo lo que daba

—hija que haces es tu hermano, santo dios—

—hay mamá ¿a poco no se antoja?, a mi si…—y me baje suavemente hasta la altura de su polla y me la comí lo mas que pude

—hija que haces grito mamá—

—me esta dando una mamada mamita—dijo Juan

— a ti no se te antoja querida— le dijo papá—tu hijo tiene la verga mas grande que yo corazón, no se te hace agua la boca—mama trato de voltear la cara, papá se la dirigió de nuevo al frente—míralos bien querida y aprende— mamá cerro los ojos negándose a ver y estallo en llanto

—te gusta como te la mamo juanito—pregunte

—si susy, tienes una boca divina—

—ahora cómetela hijo—grito papá

—si papá—dijo Juan, yo me saque la polla de mi boca y me recargue sobre la mesa, Juan se puso atrás de mi y me penetro salvajemente

—argggggggggggg……….que rico hermanito—grite

—te gusta mi polla hermanita?—

–siiiiiiiiiiii…..dame fuerte Juan, dame mas—

—no puedo hermanita, luego no va a quedar para mamita —dijo mi hermano, mamá abrió los ojos asustada, y nos vio a los dos cogiendo enfrente de ella, cerro los ojos de inmediato

—ahora es mi turno Juan—dijo papá, mama abrió los ojos y vio como papá me la clavaba sin ningún prejuicio

—como le estas haciendo eso a tu propia hija Antonio, eres un degenerado—grito ella

—hay mamita, papá coge bien sabroso, argggggggg,..Si papito dame más—

—te gusta ver como me cojo a nuestra hija querida, así nunca te cogi a ti, porque eres una mojigata—

—Antonio!—grito mamá

— vamos mamá relájate—dijo Juan mientras bajo una mano a los pechos de mamá

—Juan, hijo, que estas haciendo soy tu madre—

—tus pechos están duritos mamá, bien ricos—dijo Juan, mientras papá me cogia como desesperado

—papá—dijo Juan— creo que ya es tiempo no—

—si hijo—contesto papá, y saco su polla de mi coño, nos dirigimos hacia mamá y como pudimos, entre los forcejeos, amarramos las piernas de mamá en la silla, una a cada lado, le subimos la falda y quedo a la vista sus bragas blancas de encaje

—dios santo que hacen conmigo—dijo mamá ya sin fuerzas

—te gusta las bragas de tu madre Juan—dijo papá

—si papá, mucho—

—quieres ver su coño hijo—

—si papá—y mi padre arranco sus bragas con fuerza—te gusta el coño de tu madre hijo?—

—Antonio que haces, por favor ten piedad—dijo mamá

—esta riquísimo papá, lleno de pelos, me pregunto a que sabrá?—dijo Juan—

—pues pruébalo hermanito y así sabes—le conteste, Juan se arrodillo enfrente de mi madre

—hijo por dios que haces soy tu madre—

—mmmmhhh—Juan empezó a chupar el coño de mamá

—noooooooooooo—grito mamá, después no dijo palabra y cerro los ojos

—creo que a mamita le gusta Juan, sus pezones se están poniendo duros—dije; Juan siguió en lo suyo, me pareció que mamá tuvo algún orgasmo por sus contracciones, Juan sabia chupar un clítoris con maestría

—me encanta el coño de mami—dijo Juan, y siguió en lo suyo, yo mientras le comía la polla a papá, yo estaba a mil con todo esto

—espero que te haya gustado mamita, ahora vamos con tus tetas—dijo Juan mientras arrancaba los botones de la blusa, quedando al aire los pechos sobre el sostén, mamá abrió los ojos, veía como su hija le comía la polla a papá y a su hijo sobándole las tetas, ella ya no dijo nada, no tenia fuerzas

—ahora tus pezones mamá—Juan le arranco el sostén y mamo con fuerza los pezones de mamá, la cara de mamá lo decía todo, sudorosa, con lago de llanto, a mi me parecía que estaba súper excitada, los pezones durísimos y el coño se veía lubricadísimo

—ahora Juan,…dale a tu madre la sorpresa—dijo papá, Juan se paro, situó su enorme polla en el coño de mamá

—aquí esta tu sorpresota mamá espero que te guste, a susy le encanto—y sumió todo su aparato en el coño de su madre

—arggggggggggggggg…………noooooooooooooooooo……hijooooooooooo…….noooooooo- grito mamá

—-me dueleeeeeeeeee….es muy grandeeeeeeeeeeeeee nooooooooooo…..Juan siguió machacándola con su polla, mientras que yo deje a papá y me fui a chupar las tetas de mamá, después de todo nunca se los había chupado a una mujer

—noooooooooooo…tu tambiennnnnnn hijaaaaaaaaaa……..noooooooooo—mamá parecía romperse

—Juan saco la polla de mamá, mi madre jadeaba cada vez mas, yo tome el lugar de Juan en su coño y se lo chupe, Juan puso su polla enfrente de la cara de mamá

—ahora si mamita chupasela a tu hijo—dijo Juan y le restregó la polla en su cara, mamá volteaba la cara de un lado a otro rehuyéndola

—no hijo por favor soy tu madre—suplico

—trágatela mamá—replico Juan, y le siguió restregándole la polla en la boca, mamá cada vez se movía menos, y la polla de Juan ya casi se quedaba en sus labios, mamá no pudo resistirse mas y saco un poco la lengua, para recorrer el mástil de su hijo, la lengua caliente de mi madre hizo contacto con la polla de Juan

—así es mamá ahora trágatela—Juan le puso la polla en su boca y mi madre trago cuanto pudo, ella nunca lo había hecho antes, ahora mamá había cedido, ya no cerraba los ojos, ahora tragaba con desesperación

—así es querida—dijo papá—comete la verga de tu hijo, santurrona

—te gusta como te la chupa susy mamá—pregunte, ella asintió con la cabeza, no podía hablar, papá le soltó las piernas a mamá y ella me abrazo con ellas como pidiéndome que le siguiera mamando el coño

—haber ahora querida—dijo papá y le soltó una mano, ella rápidamente la dirijo hacia la enorme polla de su hijo para masturbarlo, cuando la otra quedo libre mamá hizo lo mismo

—ahora estas libre mamá—dijo Juan, —si quieres puedes irte, mamá no dijo nada siguió tragando polla

—quiero venirme en tu boca mamá y que te tragues mi lechita—dijo Juan

—si hijo…lo que tú quieras…dale tu leche a mami—dijo ella

—me corro mamá…..me corro—grito Juan, mientras lanzaba un chorro de semen en la boca de mamá, ella trago cuanto pudo, Juan se corría como desperado, el semen se le salía por su boca

—te gusta mi lechita mamá—pregunto Juan, mamá se saco su polla de la boca

—si hijo es deliciosa…de lo que me había estado perdiendo—

—ahora quiero romperte tu culo mamá—le dijo Juan

—es muy grande corazón….no me va a caber…pero si tu lo quieres—dijo mamá y se levanto de la silla, Juan la inclino sobre la mesa, yo fui por vaselina y se la unte a mamá y a Juan

—esperen… yo también quiero, ven papá—dije, papá se acerco se unto de vaselina y me unto en el ano, puso su cabeza en la entrada del ano, Juan lo hizo igual con mamá

—ahora hijo—grito papá, y los dos ensartaron sus tremendos animalotes lo más que pudieron

—haayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy…………argggggggggggggggggg…me rompes hijooooooooooooo

—me dueleeeeeee papitooooooooooo……….me dueleeeeeeeeee…dios mío, era un dolor profundo me rompían por dentro, yo tenia a mamá pegada al otro lado mío, voltee a verla ella hizo lo mismo, la tome de la cara y le plante un beso en la boca, ella correspondió y así callamos nuestros gritos con un pasional beso; el dolor fue cediendo al placer, sentía el culo lleno con la polla de papá, y como sus huevos chocaban con mi piel

—quiero que te vengas en mi boca papito, hoy no he probado lechita—le dije a papá

—yo también quiero tu deliciosa leche en mi boca hijito, quiero mas—grito mamá, ellos siguieron penetrándonos brutalmente, hasta que papá saco su polla, yo me di vuelta y me la trague, el se vino en mi boca, Juan hizo lo mismo y se vino de nuevo en la boca de mamá, estábamos llenas de semen, nos volteamos y nos dimos un beso enorme para intercambiar semen, al fin y al cabo somos familia.

Desde ese día en adelante las cosas ya no fueron las de un hogar común y corriente pero eso si… fuimos una familia muy unida.

¿Qué te ha parecido el relato?