relatos eróticos madre caliente

1 relatos

En un día de frío su madre le pide que la caliente

5,00 (1 votos)
Se sentó y abrió sus piernas dejándome su vagina como manjar, comencé a chupar esa exquisitez bebiéndome todos los jugos, cuando pase por el clítoris mi mama se retorció expulsando una gran cantidad de líquidos que bebí complacido, era lo más delicioso que había probado, era realmente excitante, mi mamá se había corrido con mis mamadas.