La tienda I

Acércate para ayudarte, ese sostén no se pone así, quítatelo para yo ponértelo. – me lo quite y le dije que me daba pena que me viera así y entonces ella me dijo no hay problema déjame quitarme la blusa para que no sientas pena.

La tienda II

Esta vez te va a quedar mejor que la anterior – entonces tomo mi cara entre sus manos y me paso la lengua por toda la boca, después me soltó y se empezó a desvestir, yo ya estaba desesperada por ver sus tetas de nuevo pero me acorde de la otra muchacha que estaba atrás y le pregunte