relatos eróticos sorpresa grata

1 relatos

Padre e hija se deseaban y no podían evitarlo, fue una sorpresa muy grata que les dio un giro a sus vidas

4,00 (1 votos)
No pude apartar mis ojos pues su pequeño bañador dejo al descubierto una de sus nalgas, que se me antojaron firmes y suaves. Ella con toda naturalidad se arregló y procedió a servir los refrigerios. Platicamos un poco y trate de indagar si tenía algún amigo especial y de sus estudios. Ella me contesto:" hay tantos interesados pero ninguno me llaman la atención.