Le insinuó añadir un elemento más de disfrute y morbo a sus relaciones sexuales, quería hacer un trío, sería una forma más de disfrutar del sexo juntos, pero añadiendo un nuevo elemento en el juego

Yo en esos momentos era una hembra en celo, que sólo deseaba ser follada hasta no poder más, hasta que se calmara mi enorme excitación, que cada vez era mayor. La situación, el estar siendo follada por otro hombre delante de mi marido me daba un morbo increíble, y el recibir placer por todas las partes de mi cuerpo hacía que me sintiera en la gloria… Cuando Sergio por fin empezó a follarme y sentí su polla dentro de mí sentí una explosión de placer enorme.

Nuria

No debe ser leída por nadie que no tenga 18 años. Esta historia contiene descripciones gráficas de sexo. Si esto te ofende, sal de esta pagina. Esto es ficción, la hipnosis no funciona de esta forma.

Los dos minutos

Un avispado chavalote consigue engatusar a su madre y, además de follársela, asegurarse que guardará silencio y será su amante en el futuro.