Síguenos ahora en Telegram! y también en Twitter! - escribir relatos eroticos

Vivir

Corrí aun mas las sabanas y descubrí sus nalgas, antes, las había sentido pero no las había visto hasta ahora, son maravillosas, redondas, voluminosas, sus pantalones deben ser talla 32,las bese con temor a un mal olor, pero la verdad, estaban limpisimas. Que hermosas!

La primera vez

Mi nombre lo dejaremos en suspenso, pero la verdad es que yo cuando termine mi colegio mi papá se mudó a otra parte a vivir, así que se fueron, y nos mudamos toda la familia, soy el único hijo hombre de una familia extensa de varias mujeres, así que por ende era él más engreído, hasta por mis hermanas

Con un ejecutivo

Me pidió que llegara preguntando por el como si yo fuera un viejo camarada de su juventud. Ta bueno, le dije, a que horas. Después de la comida. Comí de volada y me dirigí a las oficinas que, por cierto, eran muy lujosas.

Preñado por el sintecho

Dios, menudo pedazo de salchicha que se gastaba el muy cabrón, todavía no estaba empalmado de todo y ya tenía una verga mucho más grande y gorda que la mía. Empecé a acariciarla, pudiendo comprobar lo suave y caliente que la tenía. La descapullé y acaricié con mucho mimo a la vez que con la otra mano le iba acariciando los huevos.