Síguenos ahora en Telegram!

Orgía canina II

Estuvimos varios minutos abotonados, no se cuantos, cuando de pronto, sin aviso, un chorro de agua fría congeló mi cuerpo y el de Marte: era Carlos echándonos baldes de agua. ¡Despéguense perros! – gritó entre risas Carlos.

Fantasía

Llegue a la ultima habitación, al entrar vi que estaba bastante grande, entonces oí unos ruidos, al acercarme vi en el piso a la señora con un perro, el perro estaba echado y ella le había desenfundado todo su pene y se lo comía bárbaramente, al pene del perro le salían chorros de líquidos, que le escurrían a ella en la barbilla, de vez en cuando ella se separaba y los escupía, creo que era cuando eran demasiados líquidos

Mi Darky

Hace apenas unos meses que inicié en el fascinante mundo de la zoofilia con ayuda de un amigo muy especial -a quien le tengo mucho cariño y siempre le estaré agradecida- y de Darky, mi pastor alemán -a quien le tengo aún más cariño…

Mi perro Tony

Desde hace algunos años que me ha inquietado mucho las relaciones de mujeres con animales, especialmente con los perros, he leído muchos relatos he visto muchas fotos y me gusta mucho rentar videos de zoofilia me volví adicta a este tema.

Alta tecnología

En todo el fin de semana no ocurrió nada, pero el lunes por la tarde, de nuevo apareció mi vecinita con el tarro en la mano, esta vez en biquini, y como el viernes la chica y el perro comenzaron su placentero trueque que grabe de principio a fin.

Prostituyéndome

De nuevo repartí el dinero entre mis compañeras ya de trabajo, y al dar la vuelta vi que un coche súper elegante se estacionaba y me llamaba me acerque y le dije que quería, y me dijo tengo un amigo que le hace falta satisfacerse, cuanto me cobras, le di el precio y me dijo te doy lo doble por que mi amigo es muy especial, entonces me subí al coche y al llegar a lo que supongo era su casa, entramos y me dijo voy por mi amigo siéntate, yo me senté me puse cómoda

Testigo perverso

Esperé unos instantes, volvió a entrar, del primer cajón de la cómoda sacó ropa interior, y que susto me llevé cuando se dirigió al ropero a buscar la toalla, porque abrió la puerta de al lado del ropero y tomo una.

Orgía canina I

Y como mucho de ustedes sabrán, estas jaurías de perros son peligrosas, así que llamé a un policía, de esos que se encuentran en la vigilancia de los paseos públicos, para que me ayudara a recuperar a mi Belfort, que afortunadamente no había peleado, pienso que debido a su buen tamaño.

Cristina

Uno de esos días , Rodrigo me informa que su madre le había encargado decirme que la fuera a ver , que ella necesitaba hablar conmigo y que me esperaba a eso de las 6 de la tarde en su casa , el entrenamiento acabo a las 5 y me fui a bañar a mi casa pensando mil cosas y francamente con el instrumento bastante parado.

Jugando con mi perrito

Introduje un dedo allí para palpar la situación y vi como esa vagina es estrecha en su entrada y luego se agranda por dentro, recordé una vez que me había metido un dedo en el culito mio, entonces la lubrique un poco con saliva aunque no chupe nada porque estaba con algo de sangrecilla, y luego pude meter ese miembro dentro pero solo pude hasta la parte donde se agranda porque fue imposible introducir semejante bulbo en la pequeña entrada.

Un verano en casa

Entonces yo sola en casa, y aburrida, pero de pronto me acorde que mis papas tienen películas porno oculatas así que me dedique a buscarlas por todo lo ancho y largo de la casa, después de dos días las encontré eran como 20 películas, las cuales algunas tenían títulos y las otras parecían vídeos en blanco, entonces me dispuse a verlas, empezando con las que tenían títulos

Un viaje fantastico

Al acabar de bañar, nos bañamos y nos vestimos, pero yo me puse un traje de baño, una playera y una gorra, por que como había dicho no iba a salir, al salir mi hermano y verme así vestido me dijo que si no quería ir a un bar con ellos, pero les dije que no quería, así que me dijo bueno, nosotros vamos a regresar como a las 2 ó 3, pero si te quieres quedar bueno, a lo que inmediatamente asentí con la cabeza.

Un fin de semana zoofílico

Al entrar a la casa me lleve un tremendo susto al ver, al perro, se me había olvidado que estaba ahí, entonces agarre y me metí al baño me di una ducha y me senté en mi sillón favorito a ver la TV, pero en eso el perro se hecho en mis pies, y viendo una película que por cierto un poco mala, pero con algo de dosis de sexo, y con las ganas que había tenido en la tarde, me empecé a humedecer de momento vi al perro y con mi pie le empecé a sobar donde se encuentra su pene, que después de unos minutos dejo escapar una punta roja, y empezaba a crecer, entonces el perro que parecía disfrutarlo