Una sola fantasía: Mi marido y 2 strippers

En un momento, cerró sus ojos y se dejó llevar por las caricias de aquellos hombres de cuerpos esculturales, podía ver como disfrutaba la sensación que provocaban en ella cuando la recorrían con sus manos, y rozaban sus cuerpos desnudos contra el de ella. Los tres estaban sudando ofreciendo un espectáculo de piel morena entrelazada que escurría pequeñas gotas haciéndola cada vez más seductora.

Los gamberros hacen realidad su fantasía

Mi novio le dio otro empujón y este salió despedido hacia atrás, los otros dos chicos se abalanzaron sobre mi novio, yo me interpuse entre ellos para evitar la pelea y rápidamente llegó un guarda de seguridad, que tras contarle lo ocurrido, nos indicó que nos marchásemos mientras él retenía a los tres gamberros.

Las fantasías de un matrimonio por fin se hacen realidad

Todo empezó hace como dos años atrás, cuando visitando a unos amigos mi esposa y yo, luego de haber tomado unos tragos y haber bailado y reído por un buen rato, la música y el ambiente se silenció dando un tono aunque imprevisto pero muy romántico, por el cual comenzamos a hacernos caricias leves en el cuerpo y besarnos muy suavemente terminando en apasionados besos.

Juegos de pareja

Finalmente, un día estábamos cogiendo, yo encima de ella, penetrándola con fuerza mientras la besaba en la boca y le decía «imaginate chupando una concha ahora mientras te cojo…» Ella estaba súper excitada y cuando empezó a llegar al orgasmo me dice «Siiii… quiero chupar una concha… siii… vamos a hacerlo…»

La fantasía, la traslado a una realidad, el tiempo perdido, la lleva a una dominación buscada, por ella pero no deseada por su amante.

Desde los quince años siempre tuve fantasías con un hombre, hoy de cincuenta años, que siempre quiso acercarse , siempre nos ayudó, y siempre vi su mirada, ante mi presencia, pero siempre estuvo a un paso, un día subí a su auto, me llevo a mi casa y no intento nada, me sentí frustrada, porque ese día yo estaba con ganas

Sorpresa!

Sueño que despierto una noche y me doy cuenta de que alguien ha atado mis ojos con una cinta y no consigo ver nada. Estoy completamente desnuda, echada encima de la cama y de pronto oigo alguien que se mueve en el cuarto.

Nieve y fuego

Todo un sueño realizado, en una cabaña de montaña, la nieve cayendo fuera, los pinos recortados en el cielo y la chimenea caldeando la habitación, mientras los cuerpos se buscan y se encuentran…

Juan

Una joven hace una visita a un hombre al que conoce a través de un chat. Va a buscarlo a su oficina, la intención es clara, ambos desean gozar, hacer reales su fantasías.

Playa

Una mujer acude la playa, sola, buscando estar tranquila y relajarse. Desnuda, se sienta en la orilla y disfruta con el agua lamiendo su cuerpo. Toca su intimidad y cuando siente cómo crece la excitación descubre a su lado a un hombre hermoso y viril que la posee sin palabras.