Síguenos ahora en Telegram!

Helena

Helena

Eran cerca de las 4 de la tarde, cuando mi esposo llamó al maldito teléfono, por la hora alguna cosa tuvo que haber pasado, pensé , efectivamente, no va poder llegar hoy, no pudo terminar su trabajo, el avión de mañana sábado sale en la noche por lo que estaría llegando en la mañana del domingo, le dijo que no se preocupara que no había problema, que lo esperaba el domingo.

Tenia una rabia tremenda, hace rato lo estaba deseándolo, mas de 20 días.

Me estaba arreglando para esperarlo y poder tener una buena noche de sexo cuando llegara, sabia que iba venir cargado y con ansias de que fuera su zorrita como él me dice cariñosamente, pero nada sucedió, enojadísima me voy a terminar lo que estaba haciendo, una vez listo todo lo que tenía que realizar, me pregunte que hago ahora, miro el reloj, eran un poco mas de las 6 de la tarde, como estaba en bata de ducha, sin nada de debajo, voy a vestirme y planear que podía hacer para que llegará luego el domingo, me empiezo a vestir como es lógico con la ropa interior, busco un conjunto de ropa interior sencillo, no muy provocativo, una vez puesto me miro al espejo, algo sucedió en mi que no me gustó el conjunto, era muy fino, me miró al espejo, yo misma me dijo PUTA, PUTA PUTA, no sabia porque me dije eso, me asombre por lo que había dicho, pero otra vez me dije lo mismo «PUTA», me molestaba ese conjunto, no me sentía cómoda con el, me lo saque, me busco otro, ahora me coloco uno un poco mas chico, tampoco me gustó aunque era tan fino como el anterior, nuevamente me digo PUTA PUTA PUTA, cuando me miro al espejo, me miraba y me decía si tu eres una puta como puedes usar eso, lo decía con tanta rabia y convencimiento que por tercera vez voy al cajón de la ropa interior, me saco ahora un conjunto pequeño casi diminuto, mis pechos apenas eran cubiertos por el brassier, semitransparente se traslucía perfectamente mis pezones y gran parte de mis grandes pechos, el calzón era un hilo dental bien bonito, por atrás era un hilo fino el cual desapareció en mis cachetes, a todo esto, mi culo es de eso que están hecho para monumento, es bien proporcionado, duro y tan parado que da la sensación que es falso, por delante el hilo dental es un rectángulo en encaje semitransparente, el cual mostraba mi coñito rasurado y tentador.

Una vez puesto me miro al espejo, me dijo: vez que eres una zorra y una gran zorra, puta, no podía creer lo que yo misma me decía que era puta, lo mas loco es que me gustaba tratarme así, no dejaba de mirarme, una y otra vez en el espejo, me daba vuelta, miraba como mi culo como se comía ese hilo, dejando ver solo el hilo que daba vuelta por mi cadera, me decía que culazo tienes estúpida perra, porque eso eres una vil y estúpida perra, eres tan vil que serias capaz de hasta pagar porque te estuvieran dándote duro.

De pronto algo me hizo reaccionar y me dije que te pasa Helena, porque estas hablando así, debe ser la rabia que tienes adentro porque tu esposo no llega, me mira al espejo por enésima vez, me dijo te ves linda, después de eso busco los jeans, me los coloco, me miro al espejo, no me gusta, otra vez se repite el mismo show, me digo puta, puta, puta, hasta que encontré la ropa que me hacia sentirme bien, había intentado con una falda mini y una larga no me gustaron, hasta que saque un vestido negro de medio muslo, ajustado de arriba y suelto de la cintura hacia abajo, me lo coloco, me miro al espejo, me gusta, me siento cómoda, de pronto doy un giro rápido, se me sube el vestido, wow me dije, se me vio todo, eso me excito mucho, me dije eso perra, ves que te ves bien, sos una puta de primera, la puta mas puta de las puta, lo mas extraño en mi, es que me sentía bien tratándome así, me gustaba, hasta me sentía una puta, lo único malo que me venia un bajón cuando, reaccionaba y me daba cuenta de lo que estaba haciendo.

Termino de arreglarme, me pinto, me encuentro linda me miro una y otra vez en el espejo, giraba intencionalmente para ver como se levantaba el vestido, lo cual encontraba excitante, a verme el culo casi descubierto completo y mi regalona que se mostraba desafiante y provocadora.

Termine de arreglarme y de ordenar, me voy a la cocina me preparo algo para comer, lo cual me lo serví en el sofá mirando una entretenida película, eran ya cerca de las 9 de la noche, cuando termina la película, tomo conciencia que estaba sola y lo peor que no tenia ningún panorama, me puse a pensar que podía hacer o donde podía ir, nada me sonaba interesante concentrada en mis pensamientos, el sonido del fono me sacó de mi estado, contesto, era mi amiga Carola, no lo podía creer la persona que menos esperaba que me llamará me había llamado.

Me pregunta si puedo acompañarla a una despedida de solteras, wow exclamé, mi amiga me pregunta por mi expresión, le contesto que estoy sola, hace días que no tengo actividad sexual y ver alguna polla al menos en vivo, ya que no la podría sentir dentro de mi, se me puede quitar un poco la calentura que tengo.

Ella reía y me dice haciéndome burla que hace unas dos horas atrás se había dado un revolcón con su jefe en un motel, le dijo que estaba loca, por lo que había hecho, le pregunto por su esposo, solo me dice la vida es para gozarla y yo la gozo.

Para no seguir dilatando el relato me pasa a buscar a la hora indicada.

La fiesta era en un departamento, había sido arrendado exclusivamente para la ocasión, era una fiesta privada, éramos cinco mujeres, todas de muy buena figura, la festejada era una chica llamada Leslie, tenía un cuerpazo terrible, mi amiga decía que si era ella puta, la Leslie era el doble o triple de puta, tenia unos ojos verdes profundo maravilloso, media 1.

78, tenia 23 años, se iba a casar con un empresario, las demás chicas tenia alrededor de la misma edad, también me incluyo porque tengo 24 años.

Llegaron todas a la hora indicada, las 10:00 de la noche, todas se veían alegres, mas alegre nos pusimos cuando al entrar nos abrieron la puerta dos hombres completamente desnudos, wow que hombres, tenían unas vergas que mínimo muerta debían estar cerca de los 20 cms o mas de eso, se me hizo agua la boca, como entramos todas juntas, para todas había sido una sorpresa la entrada, nos acomodamos en los cómodos asientos, los hombres nos ofrecieron unos tragos, lo cual nos puso mas agresivas, los hombres estaban solo para servir, la fiesta sorpresa estaba prepara para mas tarde, estábamos lo mas bien conversando cuando mi amiga, empezó a entregar los regalos que habían sido comprados para la festejada.

El primer regalo era un baby doll, super sexy, era tan provocativo que cuando se lo probo, nos dejo a todos tentadas a tener uno.

El segundo era un consolador de mas de 20 cms, super grueso, le decíamos para cuando él (esposo) no funcione o no este contigo, tengas con que entretenerte.

Reía como cualquier niña con juguete nuevo.

El tercero era un perfume erótico.

El cuarto una crema anal y

El quinto era tarjeta que decía «vale por un streptease», mira para todos los lados y sale de una pieza un moreno fabuloso que nos hizo excitarnos de una manera, al menos en mi caso nunca había sentido tal excitación en este tipo de fiestas.

Pusieron la música y el hombre empezó a mover su cuerpo tan sensual y eróticamente que todas gritábamos como si estuviéramos encerradas, su movimiento de cadera y de pelvis eran fabuloso, mientras bailaba se nos acercaba y nos ponía todo su masculinidad en la cara mmmmmmmmm que macho mas rico, luego empezó a desnudarse, el griterío era peor cada vez, cuando quedo completamente desnudo todas quedamos en silencio, el hombre tenia la verga mas grande que he visto, grande en todas sus dimensiones, en lo largo, en lo grueso y una cabeza capaz de dejar abierta a la mas abierta, se le acerco desnudo con su verga en movimiento a la festejada la cual la tomo en la mano, reía como cualquiera adolescente que ve una verga por primera vez, su máximo atrevimiento fue tenerlo en la mano, después paso a otra chica, otra y otra todas ellas solo se lo tocaban, cuando llego a mi, me pone toda su maravilla en la cara, me excitó tanto, que me vino un arrebatamiento tomo su verga en la mano, me la llevo a la boca y juego con mi lengua en su cabeza, apenas me cayo el monstruo en la boca, las demás chica, estaban tan sorprendidas como yo, a alguien le escucho decir » que puta es, como se lo come» no se quien lo habrá dicho, solo que todas me empezaron a decir, «dale puta dale», «dale puta dale», «dale puta dale» .

No se cuanto tiempo habré estado mamando esa exquisita verga, solo que cuando la dejo de mamar, estaba toda tiesa, era un palo inmenso, las demás chicas empezaron a tocar y también a mamar eso vergajo, fue tremendo vernos como viles adolescentes mamando esa verga, de pronto una de las chicas se sale del grupo y va donde están los mozos, los acerca al grupo, de ahí en adelante todo fue una verdadera orgía, empezamos a mamar esas vergas como si se acabara el mundo, yo estaba excitadísima, me saco el vestido y el brassier, me quedo solo en el hilo dental, todas me gritaron bien puta, me daba la impresión que la festejada era yo, aunque la festejada eran tan puta como todas las que estábamos ahí, después que me quedo casi desnuda, las demás hacen lo mismo, aquí estábamos cinco putas solo en bragas, locas por esas inmensas vergas, todo era un caos tremendo, uno de los hombres, nos dice ya putas, vamos a ordenar la cosa, nos la vamos a putear a todas pero por orden, la festejada se va con su regalo, nosotros nos llevaremos cada uno dos putas, después iremos cambiando, todas aceptamos.

Pero antes de cogerlas vamos a ver a la festejada como es cogida por su regalo.

La festejada se arrodilló frente al moreno y empezó a mamar esa inmensa y deliciosa verga, todas la animábamos a que se lo comiera, estuvo un buen rato haciendo hasta que dijo que la quería en su coño, el moreno la tomo, la puso en la mesa, le levanto y abrió las piernas, le saca la diminuta braga de un solo tirón, dirige su demoledor a la entrada del paraíso, la chica al solo sentir su presencia en la entrada de su vagina, empezó a gritar «es enorme», «es enorme», nosotras la animábamos diciendo «si, si es enorme, te va a romper rico», de pronto el moreno empieza a meterle ese pedazo y la chica grita desesperada como si la mataran, cuando el hombre le metió la cabeza, la chica casi se desmaya, nos miraba con una cara que demostraba el dolor y el placer, el hombre empieza a meter su vergajo cada vez mas profundo, la chica no fue capaz de recibirlo todo era demasiado largo y muy grueso, quedo un buen pedazo de verga afuera, lo cual nos excita mas a nosotras, habremos visto unos quince minutos de buen sexo, el hombre bombeaba a la chica de una manera genial, no se cuanto orgasmos tuvo la festejada hasta cuando nosotros la estuvimos mirando, yo conté entre cuatro y cinco, la chica se retorcía de gusto y desesperación cada vez que tenia uno o iba a llegar a él, el hombre no sé cuanto habrá durado hasta venirse.

Nosotras tan excitadas no pudimos seguir mirando, nos fuimos con nuestro macho a un lugar cómodo de la pieza, el hombre se sentó y nosotras empezamos a mamar su verga, dura, grande y exquisita, no se cuanto tiempo habremos estado así, solo recuerdo que de pronto el hombre cuando que me tenia su tronco en mi boca, me coge mi cabeza y la tira hacia abajo mientras se corre, recibí toda su leche en mi boca, fue tan rico y demoledor la descarga que me produjo una pequeña arcada, no pude tomarme toda la leche, mi amiga se tomo lo que quedaba, después que se la limpiamos y la dejamos a 100, pone a mi amiga a lo perrita y se lo manda a guardar de un solo golpe mi amiga dio un grito de desesperación y gusto , que me hizo excitarme mas de lo que estaba, mientras el hombre se comía a mi amiga, voy donde el regalo de Leslie, quien esta ya muerta la pobre, solo decía soy puta, soy puta soy puta …

El hombre le daba por el ano de una manera diabólica, aparte de darle unos buenas palmadas en su espalda y nalgas que daban gusto, además le decía lo puta que era, Leslie solo respondía que siiiiiiiiii,, siiiiiiiiiiiiii o soy puta soy puta …, no era capaz de decir otra cosa, a todo esto ella ya estaba con un pie el ataúd no podía mas, de pronto cae sobre la mesa que la apoyaba, de ahí no se paro mas durante toda la noche, quedo muerta y lo mas genial que tanto su ano como su coño mostraban un orificio inmenso, se notaba su interior, eso me aseguraba que el moreno era un verdadero demoledor de hoyos, yo desea de probar ese palo inmenso, el nombre me tira del pelo, y me dice ven puta quiero que me hagas acabar en tu boca de perra asquerosa, su trato me vuelve loca, me fascina, me calienta mas de lo que estoy, yo lo instaba que me dijera cosas fuertes a tal punto que de pronto me levanta la cara y me da una cachetada que me da vuelta la cara, me dice empieza puta, me gustaba el trato de puta que me daba el hombre, nunca me he sentido una puta hasta ese día el hombre después de mamarcela y correrse en mi boca, me pone en cuatro y me la encrusta en mi coño, empieza un mete y saca, que me hizo entender porque Leslie se retorcía de gusto y placer, pareciera que al machote le habían puesto baterías alcalinas porque bombeaba de una manera y me daba unas palmadas en mi cuerpo, que decir que me sentí puta esa noche es poco porque era una puta, me puso como quiso y donde quiso, no se cuantas veces acabe, mi coño ya no daba mas, el dolor y el placer eran insoportable, siempre había querido estar con un hombre que la tuviera como él, pero esto era demasiado decir que estaba abierta es poco, el grosor de ese monumento era maravillosamente demoledor, cuando me lo puso en mi ano, decir que tenia la sensación que se me iba a salir por la boca no es exagerado, habrá estado machacando mi culo unos 20 minutos antes que se corriera, mientras hacia eso me trata de puta, perra, golpa, etc y me golpeaba las nalgas de una manera que me hacia mover todo el cuerpo, no sé como el hombre daba los golpes que cada uno de ellos, me hacían retorcerme indescriptiblemente de gusto, si el dolor y placer eran insoportable en mi coño en el culo era la desesperación total, cuando goliat saco su verga de mi culo, me lo toco, sin mentirles, sentí como mi mano entraba sin problema, de la pura impresión caí muerta al lado de Leslie quien yacía muerta y totalmente abierta ahí comprendí 100% lo que es sentirse abierta pero feliz, sin saber de las demás chicas, quienes la ultima vez que las vi, les daban a ambas por el ano.

Mientras el negro me comía, a mi amiga se la estaban comiendo entre los dos mozos uno por el ano y el otro por su coño, gritaba como si la estuvieran gritando matando, las demás chicas, la animaban y mamaban las vergas de los chicos cuando estos descansaban del coño o del culo de mi amiga, de ahí no recuerdo mas hasta la ultima vez que las vi y veo que le daban a las demás chicas por el ano.

No supe de mi hasta el otro día cuando despertamos, estábamos todas desnuda en el departamento con todo nuestro cuerpo doloridos, los hombres no supimos cuando se fueron, una a una fuimos contando lo que había pasado y lo vivido, ahí supe que mi amiga era una prostituta al igual que las demás amigas, lo mas loco, es que todas trabajaban en la misma empresa y los fines de semanas desde el jueves hasta el sábado se prostituían, esto lo vienen haciendo desde hace 3 meses, según lo que me contaron todo empezó por una confusión que se produjo en una fiesta que había en la empresa, a la cual efectivamente se habían contratado algunas putas pero como era fiesta de disfraz las mas putas parecían ellas y nos las que habían sido contratadas, eso les había gustado y siguieron en lo mismo hasta ahora.

Lo de la despedida de soltera era mentira la verdad era el cumpleaños de Leslie, habían dicho que era una despedida de solteras porque no querían que se sumaran más mujeres a la fiesta, le pregunte a mi amiga porque me invitó y me dijo simplemente porque «tu a partir de ahora también serás prostituta» y eso ya pasado un año, con todo el honor del mundo puede decir que soy casada y prostituta aunque ni esposo no lo sabe, al igual que mis amigas y colegas, soy bailarina y prostituta de un famoso club nocturno de mi país.

Al final llegue a mi casa, cerca del medio día, con todo mi cuerpo adolorido, mi coño como mi ano molidos y dilatados, cuando pase por el espejo de mi pieza para tomarme una ducha reparadora me miro y me dijo: «viste que eres una puta y además ahora eres prostituta» y me fue a bañar.

Bueno a todo esto mi esposo no llego tampoco ese día, llego dos días después, lo cual me permitió recuperarme del delicioso castigo que recibí, cuando el llego tuvimos sexo, pero para mi fue mas que nada como algo relajador porque el verdadero placer empezó el jueves cuando me prostituía por primera vez, como es lógico compre ropa exclusivamente para mi verdadero vocación.

Como les dije hoy 05 de octubre de 2002, es mi primer cumpleaños de prostituta y mis compañeras me tienen preparada una sorpresa espero que sea entretenida como a la primera que fui.

Ojalá algún día me visiten en mi trabajo y me arrienden o a mis amigas o colegas para darles placer, espero que mi esposo nunca valla para allá, jajaja… no es que sea egoísta pero no quiero que se de cuenta que su mujer es prostituta.

Disculpen, me estaba por ir sin haberme presentado, mi nombre artístico o de prostituta es Helena, de casada es Verónica, mido 1.

71, ojos pardo, pelo rubio (no natural), mis medidas son 94-63-95, mi edad actual es de 25 años, soy del país del cobre, antes de despedirme les quiero pedir un favor: me podrían ayudar en buscarles un nombre al grupo de chicas que integro, aun no encontramos un nombre adecuado para las seis.

¿Qué te ha parecido el relato?