Enculando a mis primas

Estos on mis grandes secretos, nadie en absoluto lo sabe, pero lo cierto es que me follo a mis dos primas cuando quiero, las converti en mis esclavas, pues ahora estan casadas y no pueden dejar de darme el culo siempre las visito y me satisfago a mi antojo, es por eso que nunca fui a un prostibulo tampoco, pues tenia a las dos mejorres prostitutas de la vida…

Mi primera experiencia zoofilica

Como a los 5 minutos, Kaiser se bajó de mí, y cruzando su pata trasera izquierda por sobre mis nalgas, quedamos culo con culo, unidos por su pene el cual podía sentir como palpitaba en mi interior, vertiendo en cada pulsación un chorro más de su semen.

Mis hermanas, mi regalo

Estaban mis hermanas mis padres y mi hermano pregunte si alguien mas estaba invitado a la fiesta y me respondió mi padre que no que era una fiesta solo para nosotros la fiesta transcurrió normalmente como cualquier fiesta pero luego mi madre dijo que era hora de darme mis regalos y todos salieron de la habitación minutos después regresaron mis padres y me vendaron los ojos me tomaron de la mano y me condujeron a la sala cuando llegamos me retiraron la venda y mire a mis hermanas desnudas solo con un listón.

En el cine con un extraño

Ya camino al cine me dijo que el entraria primero y despues yo simulando que cada quien iba por su lado y no nos conociamos, me dijo que yo deberia sentarme en el lugar que se encontrara enfrente de el, al entrar en el cine pude ver como todos los hombres me observaban con morbosidad mi cuerpo al igual que con curiosidad pues iba sola, distingui tres parejas

Lujuria prohibida

Como una zombi, en sostén y tanga entré al baño con su ropa. El estaba bajo la ducha, su verga erecta casi vertical, tremendamente larga y gruesa, y cuando me vio en la plenitud de mi belleza, semidesnuda, con mis tetas bien al frente, tembló: «Ven, mami, ayudame a jabonarme». Sin decir palabra me acerqué y el agua me mojó todo el cuerpo, pero no me importaba, comencé a jabonar sus partes mientras él acariciaba mis senos por sobre el sostén

La universitaria

Nuestros nuevos encuentros fueron en el apto de un amigo el cual me lo prestaba , que queda en el área turística del laguito pero en forma muy discreta ya que el nunca supo para que era o quien era con la que yo salía, en el apenas subíamos por lo general hacíamos el amor en todas sus formas y expresiones y por lo general nos bañábamos desnudos los dos y allí empezaba el juego ya que María le gustaba que le chupara mucho su pepita (clítoris) a la cual por lo general gritaba cuando tenia su orgasmo que eran tres o cuatro en dos horas, hacíamos el famoso 69

Hermanos

Me estaba gustando, eché un vistazo a la cama de Bruno para asegurarme que siguiera en la misma posición, mis amigos no estaban pero había alguien que podía presenciar lo que estaba haciendo, mi respiración se entrecortó por el pensamiento que tuve, decidido, bajé un poco más las cobija, ahora a la altura de la cintura, tragué saliva, ahora mi mano estaba acariciando desde mi abdomen hasta mi pecho, tocando la musculatura de mi cuerpo, el apretar mi verga ya no me era suficiente, lo estaba disfrutando mucho así que decidí arriesgarme por completo, bajé rápido la cobija hasta donde terminaba mi bóxer, sin importar que mi hermano pudiera verme.

Su primera vez

Comencé a bajar sus boxers y luego tome su pene y lamí su glande como si lo hubiera hecho siempre después baje por su pene hasta llegar a sus testículos y los lamí con mucho deseo, tenia a Cristian por las nubes, después no aguante más y me saque los pantalones junto con los boxers y me puse en 69 y le dije a Cristian quieres probar y este engullo como hambriento.

MinLi, mi esclava del oriente II

Cuando estaba totalmente limpio Linda volvió a tomar a MinLi y recostándola en el sofá abrió sus piernas y comenzó a comerla chupando sus labios y atrapando su clítoris haciéndola retorcer de gusto. Yo las observé mientras recuperaba el aliento tras tan explosivo orgasmo que me habían causado esas dos bellas mujeres.

Otoño del 80 en Japón

Habíamos terminado la secundaria, ese período que te habilita a la Universidad, con la convicción pajera de que las japonesas, u orientales en general, la tenían rasgada y acostada. Es decir que las conchas de raza amarilla además de sumisas, amarillas, lampiñas y menudas, estaban posicionadas transversalmente.

Provocación

Por lo que veía, le encantaba que la forzasen. Uno de ellos la ato a la cama mientras se la tiraba, así que la idea de violar a su hermana empezó a rondar por la cabeza de Raúl. Seguro que la muy puta lo esta deseando, pensaba muchas veces. Además su hermana cuando no follaba, tenia a bien con masturbarse en la cama, metiéndose uno o dos consoladores.

Resignado, pero feliz II

Te gustó como me dio por el culo, ese pene si que se sientebien, pero dame el tuyo por mi vagina, me llevó hasta la cama, lapuse en cuatro y la penetré, chorreaba semen por todos sus agujeros,demás está decir que encontré su vagina tremenda y entró hasta el fondo sin ningún esfuerzo yme decía…

Un sueño con mi amigo de Argentina

Después de un rato al ya tenerla completamente parada, la bese desde su base hasta la punta, saboreando su glande, nuevamente la bese y chupe incluyendo sus huevos a quienes también bese y finalmente me lleno mi boca con más semen, que nuevamente saboree y trague. Qué rico sabor tiene el semen, sobretodo cuando lo depositan en tu lengua para que una lo disfrute y lo saboree.

En una discoteca conozco a una travesti sudafricana muy guapa

El placer era indescriptible. No era capaz de pensar en nada, únicamente en las sensaciones que sentía: la polla de Bianca dentro de mi culo, deslizándose muy adentro, sus caderas y su vello púbico golpeando rítmicamente mis nalgas, el roce de sus durísimos pezones, su cabeza apoyada en mi espalda y sus manos pellizcando mis tetillas. Me despertó un gemido y unas palabras confusas en inglés. Supe que se había corrido dentro de mi.

El profesor dominado

Ante esta situación me sucede bastante seguido que me caliento y mi polla enseguida se queda erecta, a tal punto que una noche tuve que ir al baño y masturbarme violentamente. Error de mi parte, no era el lugar indicado. Ya lo se. Cuando termina la hora, salgo de la escuela rumbo a mi casa y me encuentro con un alumno que amablemente me ofrece a llevarme en su moto.

Arena caliente

Un encuentro en una playa nudista con un hombre que se había tumbado junto a él y con la excusa de echarle crema para no quemarse empezaron un juego de masajes y fricciones que fueron caldeando el ambiente.