Viaje a México

Viaje a México

Mi esposa se llama Gladys y es una reina de belleza, muy atractiva y sensual y tiene los senos más hermosos que yo haya visto en mi vida y unas nalgas bien sabrosas y que me traen loco, además unas piernas bien formadas y llenitas, unos ojos preciosos y su cara muy bonita.

He tenido las mejores momentos con Gladys, disfrutamos mucho y sobre todo cuando ella esta bien cachonda le gusta hacer de todo y lo mas rico es que mi pene me lo chupe al igual que mis testículos.

Me encontraba en México por asuntos personales.

Dos dias antes Gladys se había regresado a Tijuana.

Mientras estaba en México me llamó mi amigo Enrique y me dijo que me invitaba a tomar una copa ya que su cuñado estaba organizando una comida a sus trabajadores de la refaccionaria por el dia de fin de año.

Le dije que no podía ir que estaba muy cansado y creo que esto lo puso de mal humor pues me dijo que era muy payaso y que estaba molesto con Gladys y conmigo, me dice:

Oye Alfredo, ya ando medio borracho

Porque?, le respondi, cuantas te has tomado..?

Ya muchas dijo Enrique, pero dejame decirte que estoy sentido con ustedes desde ese dia de la comida con sus amigos, yo la queria seguir pero nosotros solos, y no me dieron chance.

Le pregunte, por que no me lo dijiste..?

Me respondió, estaban muy ocupados y la iban a seguir para largo con ellos ….pero dejame decirte algo agregó, Gladys no te merece es demasiado guapa para ti aunque algo enojona, se la pasó regañandome toda esa tarde.

Además tiene muy bonitas piernas, y unas tetas preciosas, esta muy buena se me iban los ojos tan solo de estar viendo sus tetas toda la tarde que hasta salí aturdido del restaurante. Si no fueras tan celoso Alfredo, ya me la hubiera llevado al hotel.

Y que pasa si ella no esta de acuerdo..?? le pregunté

Bueno, dijo Enrique por que no le preguntas y si acepta a la mejor hasta te invitamos.

Ok, le dije le voy a preguntar y yo te aviso.

Pero en serio Alfredo avisame !

Pasó el tiempo y le comente a Gladys de la llamada telefónica de Enrique y de que se quería acostar con ella y me dijo que no, que no le gustaba la idea de estar con alguien en la cama y menos a coger, que eso solo conmigo.. aunque sentí que estaba excitada por los comentarios de Enrique y de que terminaramos haciendo un trio en la cama.

Aunque Gladys goza mucho conmigo tiene una energía para recibir mi miembro en su pepa que es difícil de satisfacer, pero siempre que estamos juntos, tenemos una cantidad de orgazmos ilimitada. La pasamos siempre padrisimo

Pasó el tiempo y después de algunos días le platique a ella que íbamos a hacer un viaje a México en las próximas semanas cosa que la emocionó, pregunto la fecha cuantos días y el motivo y todo se los conteste, ademas le pregunte que si había cambiado de opinión respecto a la solicitud de Enrique y me reitero que no le gustaba la idea pero que si las cosas se daban, pues se van a dar y nadamas.

Llegamos a México y nos instalamos en un hotel con una habitación elegantísima y bonita que disfrutamos mucho.

Al dia siguiente le dije que me iba a cobrar un dinero y mientras ella podía ir de compras.

Le dije que nos veíamos por la tarde, me dijo «que te vaya bien mi amor ten mucho cuidado».

En la oficina me encontré a Enrique, me invitó a comer y le dije que estábamos los dos en México en un viaje de dos días, charlamos un buen rato y después de la comida me dio un aventón al hotel, pero antes de llegar nos paramos en un bar a media de nuestro hotel.

Llegamos al bar y lo primero que hice fue llamarle a Gladys, eran eso de las 5:00PM, no había llegado al cuarto sin embargo le deje un recado que estábamos Enrique y yo cruzando la calle en el bar de la glorieta.

Una hora después, vimos entrar a una mujer despampanante, era Gladys traía una blusa azul entallada que mostraba perfectamente el tamaño tan grande de sus tetas, una falda corta y tacones altos que se le veían las piernas como de concurso de belleza, bien pintada y arreglada, me saludo dándome un beso muy cariñoso en la boca y después saludo a Enrique con un beso corto en la mejilla, despedía un olor a rosas, que digo a rosas, a todas las flores, platicamos un momento y entonces Enrique dijo:

«No me equivoque estas preciosa tienes un cuerpazo, pareces una actriz de cine»

Gladys le respondio que ellas se quedaban cortas.. y Enrique y yo estuvimos de acuerdo.

Dentro de mí pensé que este era el dia, tan solo de verla ya me habia exitado y Enrique con sus comentarios por igual, además estábamos los tres muy contentos, creo que Enrique y yo más, hasta un poco pasados de copas.

Le pregunté a Gladys que si quería tomar algo y me contestó que solo agua, Enrique rápidamente dijo como agua, mejor un tequila, entonces Gladys pidió una margarita. Brindamos y platicamos de tontería y media, yo por lo pronto acariciaba su mano y después puse mi mano debajo de la mesa para tocarle la pierna y «sopas» me doy cuenta que no traía medias, se le notaba una piel muy finita con el simple hecho de rozar mi mano por su pierna.

Enrique que se veía más pasado de copas, no dejaba de verle las tetas, yo tambien se las veía y deberas que estaban grandes y con un pezon inmenso, se transparentaba claramente, – que razon tenia Enrique.

De pronto Enrique se paró al baño y mientras tanto le pregunté a Gladys

Traes calzones..??

No, contesto ademas traigo un brassier chiquitito que solo me las detiene, uno nuevo que tu no conoces.

Sabes, le dije tienes unas tetas preciosas mi amor eres un cuero de mujer… y si te fijaste todos en el restaurante se quedaron impresionados cuando te vieron entrar, estas encamable lo sabias tu….??

— Bésame me dijo…

La bese en la boca mientras le acariciaba la pierna, el beso traía fuego, sentía su lengua hirviendo y hasta adentro de mi boca y también yo trataba de meter la mía hasta su garganta.

De repente llegó Enrique y nos dijo que no contaramos el dinero delante de los pobres se sentó a la mesa, y entonces volteo a Gladys viéndolo hacia el y la comenzo a besar en la boca de igual manera que cuando nos encontró a su regreso del baño, me excitaba la escena los dos se besaban por muy largo rato con los ojos cerrados mientras yo no dejaba de acariciarle la pierna, de repente Gladys me tomo la mano para que la metiera más adentro de su falda con la sorpresa de que efectivamente no traía nada de prenda, pero si una cantidad de vellos púbicos increíbles.

Me di cuenta que Enrique le estaba acariciando la otra pierna al mismo tiempo, habíamos sido afortunados, porque estábamos sentados en un rincón muy oscuro y nadie se daba cuenta.

Gladys pedia otro coctail y nosotros tambien, y nos veia el mesero la cara de exitados que teníamos los tres.

Al rato me fije que Gladys tenía la falda hasta arriba y que Enrique tocaba su pepa con la mano, acerqué la mía y abría sus piernas poco a poco hasta que pude meter mi dedo.

Sorpresa Enrique estaba por el vecindario tratando de hacer lo mismo, Gladys giro un poco hacia mi y me volvio a dar un beso y entonces ella se sentó en la mano de Enrique y sentí su dedo entrando junto al mío, su beso me decía que estaba hirviendo y que no tardaba mucho para que nos fuéramos al hotel los tres juntos.

Gladys se movía lentamente para que los dedos entraran y salieran y nadie se diera cuenta en donde teníamos las manos y ella me pregunto:

papacito estas listo..?? me voy a comer tu verga en un ratito y te voy a dar todo lo que tu quieras …. Me oíste ? … todo, todititoooo…. tu tomalo sin excepción ….

Y qué pasa con Enrique pregunte, tambien vas a hacerle los mismo con su verga..??? y ella contestó — te había dicho que no pero creo que he cambiado de opinión le voy a hacer de todo y le voy a entregar tambien todo, igual que a ti, lo voy a dejar que tome todo sin excepción.

También se la vas a mamar… pregunte ??

Todo me dijo toditito, todoooo….voy a ser una completa puta toda la noche. Entonces me agarro mi verga bien dura por encima de mi pantalón y dijo — tu eres mio chiquitín, también toco la verga igual dura de Enrique con su otra mano y le dijo lo mismo – y tu chiquitín eres mio tambien.

Se voltio con Enrique y se besaron otra vez, mientras a mi me toco poner mi mano debajo de su pepa y al mismo tiempo acariciarle sus nalgas… estaba mojadisima, creo que ya había tenido su primer orgasmo… que nalgas, estoy sudando del puro manoseo… saque mi dedo mientras el de Enrique seguía adentro, le toque las tetas y le dije,

— Mi amor por que no nos vamos al hotel, ahi todo va a ser más fácil….

Si, si me respondio pide la cuenta mientras yo le demuestro a Enrique quien soy yo….y lo beso, le chupo la lengua y hasta los labios le mordió — pero no dejes de manosearme las piernas… quiero gozar todo la noche y creo que ya estoy lista. Que penes tienen los doooos, que vergas papacitos, estarán listas..??

Pagamos, y nos fuimos al hotel, mientras caminábamos veíamos Enrique y yo como se le movían las nalgas al caminar «era un espectaculo»….

Yo le decía te las voy a morder mamita y Enrique repetía lo mismo y decía — y yo te las voy a lamer.

Subimos al elevador y apague la luz, jale a Gladys hacia mi y le acaricie la pepa.

Sentí que Enrique estaba por detrás de ella tocandole las nalgas y abrazándole las tetas.

5″ piso, salimos del elevador hacia el cuarto.

Al entrar Enrique le pidió que se subiera la falda más arriba, y le dijo — pareces monja subetela más y ella lo hizo mientras veíamos como caminaba de un lado a otro exitandonos aún más y cerrando cortinas y apagando luces hasta dejar una de escasa intensidad que dejaba ver todo y al mismo tiempo nada.

Era un espectáculo verla caminar con esas piernas tan preciosas, que muslos y que ricas pantorrillas y también las nalgas tan mordibles que la falda no podía cubrir bien y que se le alcanzaban a ver.

Comenzó a acercarse a Enrique y ami, la abrace y la bese en la boca, me mordía la lengua con tal intensidad mientras Enrique subia su blusa y le acariciaba las tetas, sus pezones parecían reventar, le meti la mano entre las piernas y metí mi dedo a su vagina sin esperar, Gladys estaba mientras tanto acariciando la verga por encima del pantalón de Enrique que estaba por detrás abrazandole las tetas.

Yo la acariciaba y metía la mano tocandole el bello y empezó un juego de manos por su cuerpo, le acariciabamos las piernas, las nalgas y las tetas y por supuesto mi cuerpo estaba bien caliente y la seguía besando sin parar fue un juego de lenguas e intercambio de mordidas mientras Enrique se deleitaba tocándole las tetas mas tiempo y le acercaba su cuerpo hacia sus nalgas y ella sentía su verga bien parada.

Gladys bajo su mano y tocó por encima de mi pantalón y sintió la erección de mi verga, en ese momento la sentí mucho más cachonda, la bese con más intensidad, le meti la lengua hasta su garganta y ella también correspondía por igual.

Se voltio hacia Enrique y se beso con él, también le metía su lengua con tanta fuerza a la boca que se le sentían las ganas de que esto pasara.

La llevamos los dos al sofá del cuarto y Enrique le subió la falda, le acariciamos las piernas con desesperación y después Enrique le metió lentamente su dedo a su pepa que estaba bien caliente, pero a sorpresa de él estaba bien peluda y mojada no lo podía creer y me decía » que pepa tan linda y tan rica » además le levantó con la otra mano la blusa y comenzo a mamarle las tetas con mucho cariño, — que delicia decía Gladys.

Luego cambiamos y yo le tocaba la pepa y le mamaba las tetas, así como a ella le gusta , tan caliente ya estaba que comenzó a abrirle el pantalón a Enrique, mientras yo me agachaba y empezaba a lamerle la vagina y los jugos que de ahí salían, la sentía empapada.

Enrique se quitó la ropa y le puso su verga dura en la cara con jugos brotando de él. Estaba completamente mojado y mientras yo le metia mi lengua en la pepa de mi reina, ella comenzó a mamarle la verga a Enrique, primero le paso la lengua lentamente en el glande y a los lados y luego se la metia completita en su boca, después se bajaba para chuparle los huevos, se metia uno de ellos en la boca por muy buen rato y luego el otro.

Enrique estaba totalmente ido y solo se oia que decia – mas….mas … mamala maaaas no pares que casi me vengo..

— chupatela todaaaa, y si puedes cometelaaaa…

Yo mientras tanto pasaba mi lengua desde su culo hasta su clítoris luego la recorría de regreso a su culo, estaba muy caliente, de repente se abrió más y empezó a meterse mis dedos en su pepa mientras se dedicaba a mamarle la verga a Enrique.

De repente senti tremendo orgarmaso de Gladys en mis dedos que los lleno de su leche y sus movimientos eran cada vez más rápidos dentro de su pepa y tomaba la verga de Enrique con más fuerza.

Y decía — me estoy viniendooooo… hay que rica venidaaaa, sigueme chupando mi amor, no pares..– metete completooooo… mientras me sigo mamando esta delicia… hayyyyyy.. — mas quiero mas….que ricoooo. — hayyyyy

Luego Enrique que hervía se levantó y se acercó frente a Gladys, le abrió las piernas se agarró la verga y quería meterla en su vagina, pero entonces primero se agacho y le mamo la pepa y me dijo que yo me saliera, que sacara mis dedos para que la chupara hasta adentro.

Mientras Gladys me abrio el pantalon me quito la trusa y tomo mi verga con desesperación, pasó su lengua desde las punta hasta mis huevos que sentía que se multiplicaba por sus caricias…mientras Enrique mamaba ricamente su vagina..

Gladys decía

— Dame esta verga que me fascina…. – Chupenme… no paren soy suya… cojanme como quieran… pero cojanme mucho…..– cometela Enrique no que la querías tanto ya la tienes aprovecha,

— bésame mi hoyito, metete mi clitoris a tu boca, lameeeeela, lameeeela, hazme venime nuevamenteeee… yo mientras me como a este tesorito… ummmm que veeeeerga papacito me fascina hayyyy que riiiico, que riiiiico.

— Ahora dame tus huevos te voy a lamer uno y se lo metia por un buen rato en su boca y luego el otro… yo sentía la gloria….. aunque a veces me dolia por que me los mordia…le decía — que riiiiico mamas hayyyyyyy eres una experta sigue más mamiiiiita sigue mas.

Después Enrique se paro se quito la trusa y comenzó a meterle la verga lentamente hasta hundirse en su vagina..su miembro estaba cada vez más grande y comenzó a moverse metiendo y sacando su herramienta de su pepa.

— Como la gozo decía Gladys…. Sigue no pares cogemeeeee, ven mi amor mientras tu mamame las tetas… muerdema las nalgas….chupame las chichiiiiisssss…. Metete el pezón a tu boca….

Eso hice mientras Enrique disfrutaba su vagina, yo le mordia las nalgas y le tocaba su culo con mis dedos… y así fue Enrique se la metió con toda su fuerza mientras le mamaba las tetas… de repente se venía otra vez, Gladys no paraba con sus orgasmos, estaban enclinchados en un beso completamente erótico, se chupaban los labios y las lenguas….

Gladys gritaba, me vengo ay que rico me estoy viniendo y Enrique gozaba, se estaba viniendo también, los dos bombeaban sus leches, olía a semen por todo el cuarto.

Entonces Gladys me pido que la besara y ella lo hizo con mucha dulzura pero también con mucha exitacion.

Enrique sacó su verga goteando de semen y con un tamano mas pequeno de como entró.

Minutos después Gladys me hizo acomodarme frente a ella mientras abría las piernas nuevamente … le comencé a meter mi verga en su vagina que hervía de tanta calentura y tantos jugos, manteníamos un movimiento coordinado de entra y sale hasta le mamaba las tetas al mismo tiempo, me agarraba de las nalgas para que entrara mejor mi pene y yo gritaba:

mi vida que dulzura ayyyyyyy eres una maestraaaa, acabame mamá acabameeee .

Nuestros movimiento se hacían mas y mas rapidos y ella nuevamente gritaba – hayyyyy que delicia – esto si que es coger…no paro de tener más orgasmos, — creo que ya llevo como veinte me susurro al oído….y entonces me vine con ella al mismo tiempo. Me mordia el cuello me besaba la cara y me decía:

— es un deleite coger contigo mi amoooor, y yo le decía que rica eresssss mamita, tengo toda una mujeeeer – . Mientras esto ocurría mi pene salía de ella sin fuerza y empapado.

Descansamos casi media hora en la cama los tres, estábamos exhaustos, pero aun calientes.

Al rato Enrique la hizo acomodarse hincada en cuatro encima de la cama y empezó a darle la verga nuevamente en su vagina pero por detrás, mientras le volvía su erección, entonces ella se subio en mi en un completo 69 y nos empezamos a morder, ella mi verga y yo su hoyito, Enrique mientras tanto había sacado la verga para darle mas ereccion.

La pepa de Gladys estaba todavía muy caliente y completamente húmeda de su leche y nuestro semen.. cuando me di cuenta Enrique tenía el culo de Gladys en posición de embestir, se acercó a chuparlo y el muy canijo hasta la lengua le metió.

Despues cambiamos Enrique quedó boca arriba y Gladys continuaba en cuatro haciendo con Enrique el 69.

Se mordían y se lamian los dos sus miembros, yo deleitaba viendo esa escena y más me excitaba.

Entonces me tocó disfrutar ese culito tan bonito.

Yo tambien le meti mi lengua por atras y luego ya con bastante lubricante introduje mi dedo más largo por ahí.

Me di cuenta que le gustaba… y no paré de hacerlo, después saque mi dedo y acerque mi verga y con mucho cuidado la comenze a meter..esto me recordo el dia en que en Europa ella me dijo — por favor cojeme por atras, y yo por temor a lastimarla no lo quize hacer… que torpeza, pero en esta ocasión no iba a desperdiciar mi oportunidad y lentamente la verga le meti… ayyyyy,, papa me duele… despacito.. me esta doliendooooo…

Enrique volteaaaaate.. cojeme por la pepa…. traeme tu verga… por favooooor…Enrique se voltio y ya con erección le dejo tamano miembro en su hoyo, mientras yo entraba cada minuto más adentro por atras…ayyy mi culito decía… me duele pero me gusta… quieeeero mas metelo maaaaas….

— Mi amor le dije te estoy quitando tu virginidad por ahi… ahhhhhhh… que rico culo…ahhhhhh

— Metela todo pero todaaaaaa… — Enrique tu no pares…decia Gladys….mmmmmm….mmmmm

Claro tu gozala para eso estamos aqui…no pares tampoco tu, decía Enrique ….

—Sigueeeee….sigueeeee…..hayyyy… hayyyy, que rico…. Hayyyy.

—Me estoy viniendoooo otra vez decía Gladys…. Que rico cogen….mas.. mas… no paren.. siento las dos vergas hasta la gargantaaaaa.. que deliiiiicia…… mas quiero mas……

Después Enrique la saco, se paró y le acerco su verga a su cara y se vino con una cantidad de leche que salió de él, Gladys decía — que deliiiiicia, que riiiiiiico y se restregó de ella en la cara y en su cuello y la chupaba hasta que ninguna gota de semen se desperdiciara.

Después yo me salí de su culo y entre otra vez en su vagina, luego la saque y tambien me levante para venirme en ella, en este caso le eche toda mi leche en sus tetas, que pudo mezclar con la de Enrique y que escurría en su cuello y en su cara,.

— Gladys repetía, mi amor eso es la gloria….mmmm denme mas lechita mmmm, me siento en las nubes en el paraíso!.

Después fue al baño y se limpio, mientras Enrique y yo comentábamos de la experiencia mas rica que habíamos tenido, Enrique decía – tremenda mujer que tienes…no le falta nada….. y a nosotros nos falta energía… que riiiica mujer….., que riiiica….

Ha pasado un mes después de haber tenido esta fantasía hecha realidad y pienso que
hemos tenido mi esposa y yo el mejor orgasmo de nuestras vidas, Gladys comparte la misma idea.

Entonces esa misma noche Gladys me pregunto – Alfredo, lo repetimos ? claro mi amor le conteste y en ese mismo instante los dos corrimos al teléfono para coordinar un viaje a México e invitar a Enrique a tomar una copa y a cenar, pero sobre todo ella quería mostrarnos su nueva faldita negra con su blusa blanca y transparente, otro brassier igual y sus tacones nuevos que quería estrenar frente a los dos.

¿Qué te ha parecido el relato?