El despertar de un hijo llega con los primeros vientos cálidos del verano

El despertar de un hijo llega con los primeros vientos cálidos del verano

No puedo decir nada en contra.

Comprendo después de muchos años que soy afortunado, que si bien es cierto el incesto es negativo para la gran mayoría que lo ha vivido en carne propia, en mi caso solo me ha traído satisfacción.

Esto es privado, individual e incompatible con el resto de experiencias.

No existen dos iguales, ha sido y es mi mundo privado, ajeno a todo y encerrado en mi baúl personal , un mundo que ni siquiera tengo la intención de darle continuidad, nace y muere conmigo.

El escribir es una manera de querer permanecer en el tiempo.

En mi caso es el querer compartir en el anonimato el morbo que provoca la historia, da lo mismo si creen o no, al final lo que el lector va a juzgar será si el relato es bueno o malo, no si es moral o inmoral, verdadero o cierto.

Mi nombre es Daniel, el de mi madre……. Marcela.

La llegada del verano siempre la marca el viento, su aroma, su tibieza, llega desde el sur cabalgando en la cresta de las olas del mar, cambiando su negruzco color por el de turquesa, transparentes lenguas de agua salada que nos llaman a bañarnos y a vivir. Todos los que hemos crecido frente al mar sabemos cuando el verano comienza.

El termino de clases llega junto con el sol, la arena de la playa se seca y las dunas comienzan a calentarse.

Desde que tengo memoria había vivido en esa casa. Primero el mar, después unos 200 metros de arena, un camino de tierra y mi casa. Una cabaña de dos pisos en forma de A, de cuatro habitaciones, mandada a construir por mis abuelos maternos con la intención de tener una familia numerosa que no llegó a ser mas que de un hijo, mejor dicho una hija, mi madre Marcela, quién recibió los privilegios de hijo único y con padres con dinero.

Independiente desde pequeña y muy llevada a hacer lo que se le daba la gana, estudió mas rápido de lo normal y a los 24 años ya tenía su carrera de arquitecto en el bolsillo y un hijo de cinco años.

Mis abuelos habían puesto el grito en el cielo, pero poco a poco el tono amenazador de penas en el infierno por ese embarazo anónimo fue cambiando de tono y llegó a la metamorfosis total cuando tomaron mis dedos por primera vez después de salir de la clínica.

Según la historia, mamá y yo nos quedamos solos en la cabaña cuando los abuelos decidieron mudarse al campo a vivir en un clima un poco mas seco.

Y el tiempo fue pasando inexorablemente por nuestras vidas y por la de todos.

Entre mimos y consentimientos de todo estilo mi crecimiento fue marcado por la armonía y la tranquilidad de mi hogar. Tan solo Marcela y yo.

Como casi todos los años, enero era tiempo de visitas, muchos familiares lejanos, siempre se acordaban de nosotros cuando era hora de salir de vacaciones abaratando costos, y nuestra casa a orillas de la playa presentaba todas las condiciones de ahorro. Ese año iba a ser totalmente diferente.

Sabes Daniel??… dijo mamá.

Este año no vamos a recibir a nadie, por este verano al menos, nos vamos a quedar sin visitas. Estoy cansada de trabajar y trabajar para tíos, tías y cuanto pariente aparece cada año……

Por su tono siempre parecía bromear, pero hablaba en serio, nunca la vi dudar de lo que pensaba.

Si tenía que decir algo, lo decía sin pelos en la lengua y directamente a los ojos, sin cambiar su fina sonrisa de los labios.

Firme en sus convicciones Marcela siempre ha sido una mujer a la que le es muy difícil encontrar pareja estable, de ahí que en muy pocas ocaciones vislumbré la posibilidad de tener un padrastro o al menos alguien a quién señalar como el «amigo» de mamá.

Ahora tomaba otra de sus determinaciones y esto suponía que los tres largos meses de verano estaríamos solos en casa y yo no tendría que soportar todo el caos de los parientes que cada verano nos dejaban agotados.

Punto final, ni supe como pero ese mes de diciembre Marcela se encargó de llamarlos a todos, incluso a los abuelos para contarles la orden del día.

Si hay algo que tengo que recordar de ese fin de año, son varias cosas extraordinarias que ocurrieron y que marcaron el principio de mi historia, y el echo que no recibiéramos veraneantes de una forma u otra tuvieron mucho que ver en ellas.

Me llegó junto con el viento, con el verano, con la dulzura del despertar con el sol colándose por la ventana, ese día Sábado.

Me levanté extraño, me sentía raro, como con ganas de correr o salir a caminar, no sabría precisar que fue, algo me inquietaba y lo sentía en la piel.

Traté de pensar en otras cosas pero no lo conseguí.

Afuera en la playa soplaba el viento tibio de fin de año. Bajé a la cocina con ganas de desayunar, la música de mamá ya invadía la casa y un rico olor a tostadas me despertaba el apetito.

Ahí estaba Marcela con su pelo amarrado por una toalla blanca, después de haber salido de la ducha.

Cantando y moviéndose al ritmo de la música.

Siempre estaba alegre y atenta, ha sido su gran arma de atracción, es como imposible no verla, no escucharla… además de que jamás la he visto desarreglada.

Siempre presentable y femenina….mas que arquitecto debió estudiar para modelo o para trabajar ante las cámaras.

No muy alta, pero con unas hermosas piernas…y una cosa que llama la atención a primera vista…sus pecas y su pelo colorín.

-Buenos días mamá

-Vaya…vaya….ha despertado el hombre de la casa??? Dijo acercándose para besarme..

-Pero Dani …te encuentras bien? …….

-Pero qué??….tengo cara de enfermo….?

-No hijo….dijo riéndose…..siéntate….Has notado que hoy es Sábado..? Ni siquiera has mirado el teléfono…

-Si,…. no sé…dije inseguro….mas rato voy a llamar para ver que pasa…..

-Sabes Dani?…hoy tengo que ir al centro a probarme un vestido para la noche..me acompañas?.

-Para la noche… Tienes fiesta mamá…..?

-No lo sé exactamente..pero vamos a ir a comer con la gente de la firma…y después veremos que pasa…

-Bueno….yo te acompaño al centro….con una condición….yo te elijo el vestido…te parece?

-Pero hijo mio…me sorprendes…cada día mas y mas….se nota que estás creciendo….de acuerdo..pero el vestido está listo donde la Sra.Rosa…pero. tu puedes elegirme las medias..por ejemplo..los zapatos…y si te atreves….la ropa interior…..

-Como que si me atrevo????…claro que si…dije casi sin pensar….e inmediatamente me empezó una extraña sensación en el estómago…ni idea tenía como elegir ropa interior femenina…mientras mamá hablaba si parar de no sé que cosas…yo me pasaba tremendas películas de seda y encajes.

Después de viajar algunos interminables minutos hacia el centro, Marcela aún conversaba o trataba de hablar conmigo, tratando de descubrir que era lo extraño que yo tenía aquella mañana….y lo cierto es que ni yo mismo lo sabia…estaba mas tranquilo que de costumbre pero por dentro muy inquieto.

Me senté en un sofá viejo ubicado en la esquina de aquella fría pieza llena de maniquíes y costuras, con espejos por todos lados.

Estaba dispuesto…eso lo recuerdo muy bien a pesar del tiempo transcurrido….a relajarme leyendo un par de revistas que llevaba conmigo pensando además que en la noche podría salir por ahí con mis amigos.

Sentí como en la distancia…muy lejos de mi conciencia. Alguien me hablaba….

Pero Dani….despierta hijo….al menos dame tu opinión…!!! Que te parece mi vestido?.

Mis ojos la recorrieron de pies a cabeza, lentamente, tratando de encontrar el balance entre mi aturdimiento y una buena respuesta a mamá…..

Entonces la vi definitivamente con otros ojos…se me vino encima su imagen y se me quedó clavada hasta el día de hoy…

Su vestido era azul, casi celeste, no muy escotado y largo sin mangas.

Parada frente a ese espejo grande como la pared, los focos de los costado la iluminaban haciendo resaltar lo mas llamativo de ese nuevo traje, se traslucía por completo.

Con las manos en la cintura, meneaba su cabeza hacia ambos costados tratando de convencerse de la inversión.

Yo estaba inmerso, creo que hasta con la boca abierta y con ese malestar en el estomago que se había acentuado mas y mas…….en sus piernas….en sus muslos y en descubrir gracias a las luces que mi querida madre no llevaba ropa interior alguna…

Supe en un par de segundos lo que me había molestado toda la mañana…estaba excitado….inconscientemente excitado, era la primera vez que sentía ese llamado.

Quizás mi madre se había aburrido de pasearse desnuda en casa….se bañaba conmigo…me llamaba a menudo a su lado por las noches y dormíamos juntos ,apretados….yo sentía su amor en cada momento y era el mejor refugio en mis días malos…..y ahora todo cambiaba de aspecto.

Edipo se hacia presente sin ni siquiera avisar.

Lo que normalmente en los jóvenes se despierta con las niñas de turno o con una buena película erótica….

A mi me pasaba con mi progenitora.

Fueron momentos de total aturdimiento….escuchaba sus palabras a lo lejos… lentas…segundos de una estupidez casi profesional.

Recuerdo me paré y fui hasta ella, sin despegar la vista de su transparencia.

Me apegué a su espalda como quién abraza a su esposa y la rodeé con mis brazos por la cintura, apoyando mi cabeza en su hombro.

Ella clavó sus ojos en los mios por el espejo, y sentí como se sobresaltaba.

-Crees que tu madre aún es bella Daniel?

-No solamente bella mamá…estás estupenda.

Subió uno de sus brazos acariciándome el cabello y nos quedamos un momento sonriéndonos, mirándonos a los ojos, sin decir palabra. El vaivén de su cuerpo hacia los costados me supo a gloria……

-Te estás haciendo mayor Daniel…..lo has notado?

Fue como una balde de agua fría….estaba tan apegado a ella que mi erección me había delatado….el rubor se apoderó de mi cara y la solté tratando de buscar un salvavidas. Marcela intuyó mi nerviosismo…..

-Dani…dijo acercándose….. yo he vivido todas tus etapas..no te preocupes ,….. de acuerdo?

Su tono suave y dulce terminó por cautivarme completamente. Me abrazó y comenzó a besarme las mejillas, la frente, mis ojos y luego en la boca.

Era su costumbre besarme los labios, pero esta vez como por instinto los abrí como buscando sus labios.

Ella me correspondió abriendo la suya y juntamos suavemente nuestras lenguas.

Fue el beso mas dulce que he recibido en mi vida, en realidad el primer beso cargado de millones de sensaciones por todo el cuerpo y lo recibía de labios de mi madre.

Sus manos se apretaron contra mi espalda y pude sentir sus dedos hundiéndose en mi carne.

Lo que duró no lo sé…..pero la historia había comenzado para mi…..

Luego hablaremos en casa….te parece?

Fue lo único que agregó, luego se volvió hacia el espejo, arreglando su pelo y tratando como de recuperar la respiración….

-Bueno hijo….ahora es tu turno.

-Perdón mamá…pregunté aturdido todavía y parado en medio de la pieza….

De que cosa?

-Tienes que elegirme el resto de la ropa….no quedamos en eso?

-Ah!!! si de veras….

-Aunque dado tu estado de concentración será mejor que lo haga yo…aunque….dudó unos segundos…te parece que salgas a tomar un poco de aire primero….esta pieza está demasiado calurosa.

-Si mamá…claro…. Te espero afuera .

-Lo haremos asi Daniel, yo tengo de todo en casa. Me visto y tu me dices que te parece…..

-Bueno como tu quieras…me parece una buena idea.

Afuera en la acera, la cosa no fue mejor, pero si pude ordenar mis pensamientos.

Me moría de ganas de besarla otra vez. Pensé miles de cosas en unos segundos y la visión de ver a mamá sin nada bajo su vestido me dejó como trastornado.

Me había masturbado muchas veces pero nunca la figura de una mujer fue la principal causa de mis eyaculaciones, mas que nada el gusto que produce era lo que me motivaba hacerlo.

El baño estaba a un costado de la pieza donde se encontraba mamá hablando con la Sra. Rosa…

Me metí casi inadvertido por ellas, cerré con pestillo y sentándome en el suelo apoyando mis espaldas contra la puerta comencé a masturbarme, con una sola figura en mi mente.

El viaje de regreso a casa lo dediqué por completo a ella.

Hablamos de todo….de mis planes para ese verano, del próximo año escolar, del posible viaje a ver a mis abuelos etc,etc… tan agradable fue nuestra charla que al llegar a casa mamá lo comentó.

-Estás cada día mas amoroso Daniel… eres la compañía perfecta.

-A propósito ….no te parece que ya es hora que me llames por mi nombre?

El día transcurrió entre siestas y televisión……

Cerca de las 8 mamá estaría saliendo y como a las nueve Orlando, mi mejor amigo, pasaría a buscarme para irnos juntos a una disco del lugar.

De momento mi estomago se había calmado y mis pensamientos comenzaban a adaptarse al nuevo traje del erotismo dirigido.

Muy cerca de las ocho me encontraba mirando la televisión cuando sentí que mamá hablaba desde el segundo piso…..

-Espera abajo Dani…..!!! quiero que veas como estoy.

Me puse de pié de un solo salto y la esperé apoyado en la escalera, como quién tiene una cita.

No me esperaba otra cosa.

Me pareció como un espejismo. Su hermoso vestido la resaltaba aún mas.

Con unas pequeñas aberturas a ambos costados mostraba parte de sus muslos al ir bajando lentamente los escalones .

Yo boquiabierto no despegaba la vista de lo que me ofrecía ese casi transparente atuendo.

Los zapatos eran el toque justo y con su pelo colorín rodeándole los hombros, no necesitaba ni collar ni nada. Se había vestido con una sencillez difícil de igualar y mas hermosa pareció a mis ojos.

Llegó suavemente hasta el penúltimo escalón y se quedó parada frente a mi, con sus pechos a la altura de mi cara.

-Ya puedes cerrar esa boca Daniel….no creo que sea para tanto….me susurró casi al oido. Que te parece?

-Ma..Mar..cela… estás extraordinaria. Mas de alguno va a perder la cabeza por ti esta noche…estoy seguro.

-A mi me parece que el único que la va a perder es mi hijo….. volvió a susurrar como desafiante..

-Está permitido perderla con una madre como tu…….fue lo único que se ocurrió agregar y al parecer fue la llave que definitivamente me arrojó al otro mundo.

-Quieres perderla por mi Daniel……?

-Creo….creo que si….Marcela…..

-Estoy bien así….? volvió a preguntar cambiando de dirección…

-Estás preciosa….pero …..no llevas nada debajo…!!!????

Pareció sorprenderse…

-Vaya Dani….que vista!!!….

-A ver….. dame tus manos Daniel.

Las puso a los costados de sus rodillas y sentí la seda de sus medias en mis palmas. Tomó mis muñecas y comenzó a subirlas sin dejar de mirarme a los ojos…

Llegué a sus muslos…..justo donde terminan ese tipo de prendas….el vestido comenzó a subirse insinuantemente…..El contacto con la piel de sus nalgas me hizo temblar entero….

-Tranquilo…tranquilo hijo…..aprende a tocar a una mujer….siéntelo..no te apresures…

Cerré mis ojos…concentrándome solo en mis manos.

Su respiración casi me hace caer….había acercado tanto su boca a la mia que podía sentir el olor del lápiz labial……..comenzó a pasar su lengua, la punta de su lengua por mis labios…..y mis manos seguían subiendo hasta casi las caderas…..pero solo toqué su piel que fue como seda para mis dedos y solo dulzura para mi cerebro.

-Si…Dani.. tienes razón..no llevo nada debajo…no acostumbro en tiempos de calor.. y ahora será mejor que saques tus manos o me arrugarás todo el vestido….La segunda sesión la seguimos después ok?

Ni supe como ni cuando se fue…solo me quedó dando vueltas en la cabeza eso de «aprende a tocar a una mujer».

Allí parado bajo la ducha pensaba y pensaba…y la figura de mamá me recorría por las venas.

Habían pasado muchas cosas en un solo día ,en casi 12 horas mi vida se transformó y tenía que saber ordenarme para ir separando cada cosa en su lugar.

Esa noche en la disco, estuve totalmente ajeno a lo que sucedía a mi alrededor. Tenia la figura de Marcela en mis ojos…su olor, su piel aún danzaba entre mis dedos….. sus labios…..y sus piernas…

Pasaron casi dos semanas después de ese Sábado. Los días transcurrieron lentos entre mucha playa y holgazanería.

Mi tiempo de espera de mas acontecimientos parecidos fue eterno….La relación con mamá era cada día mas estrecha….pero nada mas….

De echo salíamos juntos a las compras, nos sentábamos tardes enteras a ver vídeos o compartíamos el sol sentados en la terraza…… yo la observaba y no perdía ninguno de sus movimientos durante el día.

Me parecía hermosa y sobre todo muy sexy.

Entendiendo su naturaleza, sabía que ella era muy cercana a los estados lunares….a las mareas y a los vientos, incapaces de predecir su fuerza antes de que lleguen a tu puerta.

Espontanea como ella sola, atrapaba la idea al vuelo , nada era seguro mientras ella no lo decía con su palabra.

Si había decidido besarme en la boca de esa manera y dejar que la tocara guiándome con sus manos, era por que asi lo había pensado mas de una vez. Si haberlo programado su espontaneidad llegaba en cualquier segundo, con una idea fija entre sus ojos.

Sabia que estaba perdido si pretendía tocarle el tema.

Solo me quedaba esperar y la verdad era que no sabía exactamente que.

Fui tras ella cuando se metió al agua. Vestida con una de mis poleras blancas para protegerse del sol, me hizo una señal que la siguiera algunos metros adentro.

-Vamos Dani…..no sea cobarde, el agua está helada pero que tanto……!!!!!

Y siguió avanzando…..hasta que que el mar tocó su cintura.

Me tendió su mano…y de un tirón me llevó hasta ella. Con la cara mojada y muerto de frio me apegué a ella tratando de que no siguiera caminando…

-Para, para………… Marcela…brrrrrrrrrrr!!!!…hace frio!!!! No sigas mas adentro…quieres?!!!

-Ya….cobarde …no voy a seguir….ven acércate y abrázame…estás temblando de frio…

Me apreté a su cuerpo, rodeando con mis brazos su cuerpo mojado y apegando mis piernas a las suyas, esperando que la temperatura volviera a mi cuerpo.

-Cuéntame Daniel…… estás junto con alguna chica?

La pregunta me sobresaltó.

-Por qué lo preguntas Marcela?

-No lo sé….me preocupa un poco que no andes con ninguna….a tu edad los jóvenes suelen frecuentar amigas y veo que tú….estás …no lo sé….me parece que alomejor necesitas salir mas…..creo yo….no te vas a pasar todo el verano encerrado en casa….me entiendes?

-Si pero… vacilé…. Si tengo amigas, lo que pasa es que …bueno…no se ha dado la ocación … y…

-No te atreves verdad?

-Es que no se como… decirles… y me demoro tanto que pierden el interés…tu que piensas mamá?

-Creo que necesitas un poco de tiempo..eso va a venir solo… pero tienes que poner de tu parte….no puedes dejar pasar el tiempo y atreverte a enfrentarlas usando tus cualidades…. me entiendes..?

-Y cuales son mis cualidades mamá?

-Bueno…..Dani….eres buen mozo….muy agradable y además…por lo que podido sentir……

bajó directamente una de sus manos por debajo del agua y la puso en mi bulto…….

Sentí que explotaba……mi miembro se puso duro como roca en cosa de dos segundos..y el gemido que se me escapó hizo que mamá soltara una carcajada…..

-Ja,ja,ja….tranquilo….relájate…..acuérdate que soy tu madre……y además nos pueden estar mirando…

sin dejar de mirarme a los ojos….trató de disimular lo que estaba ocurriendo con otros movimientos en el agua…

-Daniel……sientes mi mano……?

-Por supuesto…tu que crees….? Lo del frio definitivamente estaba resuelto y una ola de calor empezó a invadirme. Mamá se sumergió hasta el cuello y antes de que me recuperara de la sorpresa inicial , bajó de un solo tirón mi traje de baño hasta mis tobillos……Mi vergüenza creció mas y mas….preocupado por la posibilidad de que nos descubrieran, traté de persuadir a mamá…

-Pero….mamá…..hay gente en la playa….y pueden estar mirando…!!!!

-Vaya cobarde que eres….vamos….ahora a nadar ….!!!!! No pasa nada…..disfruta el momento Daniel!!!Vamos!!! me gritó …

Me dió un empujón en el pecho que me obligó a lanzarme hacia atrás y ya definitivamente me encontré empelotas flotando en el agua….entre avergonzado y disfrutando de la situación…..

Comencé a nadar a lo largo capeando las pequeñas olas que me escondían de posibles mirones…

Miré hacia atrás y pude ver a pocos metros a Marcela que me seguía….asi seguimos durante varios minutos hasta que cansado me paré en espera de mamá….

-Dani….hijo….trató de recuperar el ritmo de la respiración hasta que llegó a mi lado con una tremenda sonrisa y se colgó de mis hombros…apretándose contra mi , puso su boca en la mia y comenzó a hablar….

-Espero cariño no estés molesto por la broma…?

-No mamá….

-Mi nombre es Marcela……..

-Perdón …..Marcela….no estoy molesto..solo sorprendido…..pero esto está muy bien..te lo aseguro.

-verdad que se siente rico…….bajo el agua…?

Bajó sus dos manos hasta mi miembro y comenzó a masturbarme.

Era la primera vez que alguien tocaba mi miembro tan abiertamente como lo hacía mamá, me colgué de sus hombros y comencé a besarla apasionadamente….metiendo mi lengua en su boca salada por el agua de mar.

Abajo el ritmo de la masturbación había aumentado y mi vista comenzaba a nublarse por la dulce sensación de estar a punto de eyacular.

-Vamos Dani…..hijo….aquí está mamá para enseñarte…déjate llevar por tu instinto…..no tengas miedo a nada.. déjate llevar solamente…vamos..vamos….

Sentí como mi estómago se relajaba….mis temores desaparecían entre el vaivén de las olas…..y repentinamente ya no ví mas a mi madre frente a mi…..sino a Marcela…una bella y madura pelirroja que me tenía agarrado entre sus dedos..en medio del agua , masturbando mi miembro a dos manos.

Supe en fracción de segundos que se había apoderado de mi corazón y de mi todo…. junto con el estertor que me disparó todo el cuerpo en mil pedazos a flotar con las olas.

Entramos a la casa abrazados y riéndonos de la cara que habían puesto algunos al verme salir del agua totalmente desnudo….y ponerme el short sin ningún descaro sentado en la arena.

Sin decirnos nada con mamá….y con una tremenda sonrisa en nuestros labios, habíamos tomado nuestras toallas y secado mutuamente.

Pasé la toalla por su espalda, baje con mis manos hasta sus nalgas y continué piernas abajo.

Luego sus pechos y su estómago, sin ni siquiera decir palabra metí mi mano y la toalla entre sus piernas ,secando la parte interior de sus muslos presionando en su monte con un leve movimiento de mi brazo.

Me regaló un tímido ,casi insignificante suspiro que se escapó de sus labios……….Tomamos en silencio nuestras cosas y nos encaminamos a casa. A nuestro alrededor, algunas boca abiertas se estaban comiendo a mi madre con los ojos.

Nos sentamos en la terraza con un refresco en las manos, el sol estaba pegando fuerte.

-Dani…..escúchame….. quiero que me prestes atención….

Se giró en la mesa y se puso de frente a mi, tomando mis manos sobre la mesa.

-No es común que las madres tengan con sus hijos esta clase de prácticas..pero…

-Espera Marcela…..interrumpí….Crees que no lo sé?

-Si…lo que quiero decir, es que lo mejor será tenerlo solo para los dos…..

-Para toda la vida?

-Para toda la vida cariño……

Fue todo lo que hablamos del tema. Entre ella y yo jamás hubo necesidad de hablar mucho, habíamos de alguna forma madurado juntos.

La tarde la dormimos a pierna suelta. Cuando desperté, el sol ya se había ido,

-Que mierda!!!!!…pensé…las nueve de la tarde…. …

Bajé las escaleras hacia la cocina…..mi boca estaba seca.. Sobre la mesa encontré un papel escrito por mamá.

-Dani…..vaya siestecita que te has pegado!!!!! Te agotó el agua querido?????

Toma liquido pero no comas demasiado, hoy en la noche te invito a cenar al centro..te parece? He dejado tu ropa sobre mi cama…ponte lindo de acuerdo?….vas a ser mi compañía esta noche. Aceptas?

Yo ando de compras con María Teresa y volvemos cerca de las diez para buscarte..

Besos …..salados todavía.

Marcela

PD….te ves precioso durmiendo desnudo .

No dejaba de sorprenderme….me reí solo al imaginar a mamá espiándome mientras dormía. Seguramente me había visto con la erección con la que desperté, por eso de «te ves precioso…..» Pero bueno….me dije a mi mismo…esto se está poniendo cada vez mas interesante….hasta donde vamos a llegar…..no lo sé..

-Después de la ducha me vestí tal como deseaba mamá….era mi primera «cita» …en serio, un tanto extraña pero muy prometedora. Me perfumé y bajé a esperar . Estaba sentado en la terraza cuando sonó el teléfono, recuerdo muy bien…eran las 10,30 de una noche muy calurosa.

-Hola cariño mio…..estas aburrido de esperar?

-No..Marcela..para nada..a donde estás?

-En un lugar especial del centro….he mandado un taxi en tu busca…no necesitas decir nada, ni cancelar. El chofer sabe lo que tiene que hacer…. Te parece?

-Claro que si…Marcela…..pero ….tienes alguna sorpresa, para tanto misterio?

-Quieres todavía a mamá?

-Sabes que si….. que te amo.

-Cuanto?

-Mas de lo que tu crees.

-Y volverías a bañarte conmigo?

-Si pero en la tina ..con mucha espuma .

-Y quieres ahora darme un beso?

-Un beso de hijo o como Daniel?

-De las dos formas en un solo beso.

La sangre se me estaba subiendo a la cabeza….en ese momento llegó el taxi…

-Ya está aquí el auto..Marcela….me darás un beso cuando llegue…..??

-Por supuesto….antes de saludarte…de acuerdo?

-Aunque estemos rodeados de gente?

-Te lo prometo.

El juego…consciente o inconscientemente por mi parte…..se estaba desarrollando.

Sin saber ni donde estaba, me vi parado frente a una casona vieja de tres pisos, rodeada de árboles y un inmenso jardín de flores, estrechos caminos de piedra, con farolas a medio encender y bancos disimuladamente puestos en los rincones mas oscuros.

Era una posada antigua convertida en un restaurante muy exclusivo.

El chofer del taxi se despidió, indicándome la puerta de entrada. Para mi sorpresa en la recepción esperaban mi llegada.

-Eres Daniel verdad?

-Si…soy yo…contesté medio cortado

-Por favor acompáñeme hasta el segundo piso.

Las habitaciones , piezas de albergue en su tiempo, estaban transformadas en pequeños comedores o salas especiales con sillones de cuero, alfombradas completamente.

La luz tenue del pasillo, a decir verdad, invitaba a pensar cualquier cosa. Dentro de mi poco mundo, cada detalle me parecía digno de mirar.

Llegamos al final del pasillo y mi guia nocturno me indicó la puerta en la que debía entrar….

-Buenas noches Daniel…..que disfrutes…

-Buenas …no….ches y….gracias….

Abrí la puerta decidido….

Sentadas en un sofá anchisimo ubicado en la esquina de la habitación, estaba Marcela…..a su lado Maria Teresa, la amiga inseparable de mamá, a quién desde muy pequeño me había acostumbrado a ver y a sentí como de la familia…ambas vestían similares.

Vestido largo negro, zapatos del mismo color, el mismo peinado y hasta la sonrisa que tenían dibujadas en sus bocas parecían ser idénticas…

Cerré la puerta tras de mi….

-Bueno……no me van a saludar?

Mamá se puso de pié sin decir palabra alguna….tomó mis manos y las puso en su cintura….como guiándome…y abriendo su boca, comenzó a besarme apasionadamente. Instintivamente la traje hasta mi y la apreté a mi cuerpo, bajé mis manos hasta sus nalgas, hasta sus piernas…..no llevaba nada debajo…como siempre.

Deslizó una de sus manos hacia adelante, rodeando mi pierna llegó directamente hasta mi bulto……..abrió mas la boca.. su respiración se hizo mas acelerada….a medida que dedos suavemente subían y bajaban por mi cremallera…..

Mis brazos temblaban….quizás desde afuera hubiera parecido un joven sereno y dueño de si mismo, pero por dentro las sensaciones se amontonaban en todas las partes sensibles de mi recién entrenado cuerpo de hombre.

Que estaba pasando por la cabeza de mamá….? Con el tiempo…un par de años después lo sabría de su propia boca. Me había enseñado a caminar, a hablar y a moverme por esta vida y ahora me enseñaba a ser un hombre, prestándose como mujer para mis primeros atrevimientos.

Lo cierto es que todo había transcurrido muy rápido y ahí estaba yo….parado en una habitación extraña, iluminada tenuemente …manoseando a mi madre, que me habría sus piernas entregándose a mis dedos, mientras me besaba ardientemente…..

Ni hablar del resto del panorama. Casi acostada sobre el sofá, Maria Teresa nos miraba, no me atrevo a decir si su rostro reflejaba espanto o estaba disfrutando a matar de la situación….que aunque fue de un minuto, parecían horas.

-Ufff—!!!!Suspiró mamá..mientras daba un paso atrás…

-Creo que como saludo….nos hemos pasado un poquito….no te parece hijo mio? Y que calor que hace aqui dentro!!!!….. o soy yo Maria Teresa….la que está acalorada????…..

Se echó para atrás sobre el sillón, mientras trataba de darse aire con la mano…..

Maria Teresa se puso de pié, al mismo tiempo que su cara de sorpresa se transformaba .

-Bueno…bueno…creo que para tu tía también tienes uno de esos besos o no?

En realidad no sabía lo que sucedía….repentinamente me vi abrazado nuevamente y con otra mujer en mis brazos a la que como un experto manoseaba como desesperado.

El beso duró mucho menos que con mamá, pero terminó de subirme toda la excitación a mi miembro…..que ya reclamaba por saltar….

Nos sentamos los tres en el sofá …y poco a poco fuimos tomando el ritmo de las respiraciones y dándole un toque mas de «normalidad» a la reunión….

Entre risas y bromas de todo tipo, nos sentamos a la pequeña mesa que completaba la habitación…. Mientras cenábamos, hablaron de todo tipo de cosas, en doble sentido….

Yo me limité a escuchar y a mirarlas….se reían y se animaban entre ellas… Cuando llegó la hora del postre, sentía mi cabeza un poco pesada por el efecto del vino…aunque había sido solo una copa, me sentía un poco mareado y mamá lo notó enseguida…

-Estas coloradito hijo mio……espero no tengas vergüenza de lo que hablamos…

-Para nada Marcela…somos libres de hacer lo que queramos o no?

-Puedo yo hacer lo que quiera Daniel….? preguntó Maria Teresa…

Asentí con mi cabeza….y una tremenda sonrisa fue su respuesta,volviéndose hacia mamá, algo le susurró al oido.

Presentí que algo se tramaban cuando Marcela se puso de pié. Fue directamente a la puerta y corrió el pestillo, luego apagó la luz principal y tan solo quedó la habitación con la tenue luz de una lampara de pié.

-Ok…Mari…..todo tuyo…

La ví desaparecer de su silla, metiéndose bajo la mesa…….sin ser un experto en esas situaciones comprendí de inmediato. Sus manos fueron primero a mis zapatos , luego mis calcetines…..cuando empezaron a subir por mis piernas, me eché hacia atrás en la silla….mi correa no ofreció ninguna resistencia a esas manos expertas.. Mamá se puso atrás mio….se inclinó y empezó a besarme el cuello….

-Relájate hijo…siente….cierra tus ojos y déjate llevar….no te apresures…relájate….me decía mientras mordisqueaba mi oido y con sus manos subía mi polera y las pasaba por mi pecho….

Al mismo tiempo que Marcela me subía los brazos para dejarme desnudo, mi pantalón y slips se perdían bajo la mesa…… Estaba empelotas a merced de dos mujeres maduras….

Qué mas se puede pedir a los 16 años?…….

Mi miembro se quemaba..estaba seguro que lo estaba asando a fuego lento. Su boca me lo tragaba por completo, ….mientras sus manos asomaban y desaparecían acariciando mi estomago…..

Mira Daniel…..sabes por que no llevo nada debajo…? Dijo Marcela….apartando los vasos de postre hacia un lado, se sentó encima de la mesa dejando sus piernas colgando al frente mio.

Abrió sus piernas completamente y dejó caer su vestido a los costados. La visión fue extraordinaria……muy cerca de mi cara y de mis manos por primera vez en mi vida, un sexo femenino se abría de par en par invitándome a usarlo….

-Ven acá Dani..hijo….acércate…..y aprende a lamer……

Pasé mi lengua hundiéndome entre los muslos de mama que a cada pasada de mi lengua los apretaba contra mi cabeza …….ella se dejó llevar levantando su pubis para dejarme entrar toda mi boca. Puse mis manos bajo sus nalgas y la levanté un poco, su preciosa vagina olia de maravilla, húmeda y completamente abierta.

Perdí el sentido y me hundí nuevamente en la parte mas deseada de mi madre.

Los gemidos de placer de ambas mujeres eran indescriptibles, estaban como poseídas……

Maria Teresa aumentaba el ritmo de la mamada, metiendo todo mi miembro y mis testículos en su garganta, mientras mamá se refregaba sobre el mantel, haciendo volar todo lo que había sobre la mesa…….

Sentí que mi corazón estallaba…..que mi cerebro al igual que en el agua…se desprendía de mi cuerpo volando en mil pedazos……solté mi semen en esa boca que me lo apretaba bajo la mesa……mientras Marcela completamente descontrolada… recibía su primer orgasmo ……………….con la lengua de su querido hijo.

El resto de la noche es pasado….no quedó grabado en ninguna parte.

No lo sé…no sé cuanto tiempo pasó..cuantos días, quizás fueron semanas en las que solo me dediqué a ordenar mi corazón y sobre todo a alimentar mi capacidad de espera.

Sabía desde un comienzo que los hilos del juego prohibido con Marcela, no los manejaba yo. Hubieron algunas conversaciones muy cortas y la cosa quedó bien clara entre los dos.

Los días pasaban y me sentía desesperado, tratando de darle un compás de normalidad a nuestra relación de madre e hijo.

La esperaba después de su trabajo…..la miraba…la sentía entre mis brazos. Podía sentir su perfume por toda la casa, me metía en su habitación y urgueteaba entre sus ropas intimas, sintiendo su aroma por todo mi cuerpo. La casa estaba llena de su presencia. Mas que nunca necesitaba de su compañía y quemaba las horas del día junto con mis amigos…lo mas rápido posible para que llegara la tarde.

Fue un día Miércoles, recuerdo..justo en el momento que entraba, cuando sentí el teléfono…

Era mamá.

-Hola hijo querido…….todo bien?

-Si…Marcela….acabo de llegar de la playa….

-Me imagino que no tienes a toda la patota metida en casa….?

-No…..mamá no te preocupes…..se han ido a sus casa…..y tu….vienes luego?!!!!

-Por eso te llamo….voy a quedarme un par de horas mas sacando un trabajo…..quieres venir a buscarme?

-Claro!!!!….respondí entusiasmado….

-Dani…..escúchame…….voy a mandar un taxi por ti….

Era una señal…lo sabia, el corazón me lo dijo de inmediato…no pude sentirme tranquilo hasta que me vi parado frente a su oficina. El resto del personal se había marchado a casa y tan solo la luz del despacho de mamá estaba encendida.

-Pasa Daniel…. me dijo besándome la mejilla….lo has pasado bien hoy?

-Si….tirado todo el día en la arena…..no se puede pasar mal..no es cierto..?

-Que envidia…..y yo metida aquí entre papeles y planos….pero..en un par de minutos estoy lista?…..ok?

Me senté en un diván detrás suyo, a observarla. Era una mujer hermosa y aún lo es….con su traje de dos piezas de tono verde. Su falda corta y apegada a sus piernas dibujaba perfectamente sus nalgas y sus muslos…..el suave relieve de su calzón acentuaba aún mas su cintura.

-Me estás mirando verdad? Preguntó sin darse vuelta.

-Ssiii…Marcela….como lo sabes?….respondí aturdido…

-Una mujer puede sentir muy de cerca la mirada de un hombre…Daniel…. Aún te gusta tu madre?

-Sabes que si…… que me encantas…

Ella no paraba de trabajar. Parada frente a la tabla de dibujos tiraba lineas, mientras mantenía a su hijo contra la pared sin ni siquiera mirarlo.

-Y cuando me vas a presentar a mi futura nuera..Dani..?

-Es que no la hay Marcela…..no sé…por qué…pero no encuentro a nadie que me guste.

Se produjo un silencio. Sin decirnos palabra alguna, siguió trabajando y tirando lineas ignorándome por completo. Mientras pasaban los minutos, sentía que me desangraba por dentro.

Se volvió hacia mi.

-Ven vamos a casa. Lo demás lo termino mañana.

Volvimos en silencio. Solo había estado media hora en su oficina y todo lo que había fantaseado con ese encuentro se esfumó camino de regreso. Solo cuando entramos, volvió a tomar contacto.

-Vamos Dani…..no nos deprimamos de acuerdo..? Pon un poco de música y alegremos el ambiente… voy a darme una ducha rápida y bajo enseguida….mientras tanto puedes preparar un par de tragos…..

-Vale Marcela……tienes razón….no hay por que sentirnos depre……dije dirigiéndome a la cocina….y tratando de darme ánimo…

Afuera el sol se dibujaba en el horizonte, haciendo extrañas figuras mientras desaparecía.

El disco alcanzó a tocar dos temas cuando sentí que Marcela bajaba las escaleras, totalmente transformada. Cantando con su pelo húmedo sobre los hombros y su túnica blanca la ví venir hacia mi…….

Se acercó hasta la mesa de centro y tomó las copas ..

-Toma Daniel…..brindemos..por….por….nosotros…..de acuerdo?….por ti y por mi…..

-Salud Marcela….dije empinándome media copa de una sola vez….

-verdad que es rico el gin con tonic…..y si está helado mejor…..y con esta música que has puesto…una noche perfecta…..no te parece?…….

-Es tu trago y tu disco favorito…no es cierto?……

-Veo que me conoces…..tomó mi copa de entre mis manos y la dejó con la suya sobre la mesa.

-Me vas a invitar a bailar?

Creí desfallecer…….sin decir palabra alguna….me acerqué a ella y la traje hacia mi por la cintura colocando mi cara sobre su hombro. Su perfume me invadió. Su cuerpo se apegó al mio y comenzó a moverse suavemente al compás de la música. Mi erección fue espontanea….directa…sin aviso…traté de disimular retirando mi parte baja de la suya……una mano me detuvo….y me volvió a apegar a ella.

– Dani….déjame sentirte…..y anímate….dame un beso..quieres?

Había esperado demasiado para sentir nuevamente sus labios…la besé suavemente al principio y llevando la iniciativa tomé su cara entre mis manos saboreando sus labios….sus dedos se aprisionaron en mi espalda. Abrí su túnica….pasando delicadamente mi mano por sus pechos…..por sus duros pezones…… comencé a lamerlos…cambiaba mi boca de un seno a otro…..mientras ella jadeaba…

-Vamos Dani……desnúdate…..

Mi ropa voló por toda la sala, nunca me había desvestido con tanta rapidez y sin perder de vista los ojos de Marcela que brillaban iluminando su rostro. Volví a apegarme a su cuerpo con cien manos tocándola entera……ella jadeaba…y yo también.

-Vamos…hijo…Daniel….ponte de rodillas….vamos….quiero tu lengua otra vez…vamos..!!!

Me puse de rodillas metiendo mi cara entre sus piernas, oliendo su perfume de hembra recién bañada…..mojada….caliente. Puso una pierna sobre la mesa de centro, con una mano corrió su calzón hacia un lado y con la otra me agarró del pelo, hundiendo mi cara en su vagina…..

-Vamos eso…eso…!!! Dale…dani…hijo….lame a tu madre…eso…..eso…no pares….por favor!!!

Sus jadeos ahora eran gritos de placer….de absoluta lujuria y morbo……se refregaba con mi cara dejándome empapados los ojos, mi nariz mi cara mientras mi lengua entraba y salia lamiendo y mordisqueando sus labios……

Sentí que se congestionaba…..sus piernas se pusieron tensas……y se fueron doblando…doblando con el estertor…llevando hasta el suelo mi cabeza metida en sus piernas…..

Quedé de espaldas en la alfombra, con mi madre de rodillas sentada en mi rostro…………perdida en su orgasmo…encorvada y con su cara totalmente empapada por el esfuerzo…….

Luego se desplomó a un costado……..tratando de encontrar el ritmo de la respiración…..

-Vamos ….Marcela……dije alcanzándole su copa…..bebe un poco…….toma…..

-Daniel…Dani…trató de sentarse…gracias……gracias….me has dado los dos orgasmos mas fabulosos de mi vida…….!!!!!! ……y solo con tu boca …!!!!!!!

Bebió un largo trago …….y luego de acercó….a mi…besándome…..me susurró al oido..

-Tu sabes lo que tienes que hacer ahora…..verdad?…..

-Creí responder algo……..

-Vamos hijo……deja que tu cuerpo hable solo…no pienses….es tu instinto…..haz lo que debes hacer…..vamos…..solo tu lo sabes……yo no te puedo guiar ahora……

Si lo hubiera pensado mas de un segundo de seguro me habría enredado en mis propios temores y miedos…. pero no pensé en nada…….arrojándome encima de mi madre le arranqué prácticamente sus calzones……su sostén….dejándola completamente desnuda.

-Vamos date vuelta……quiero tu espalda Marcela……

Se puso de rodillas encorvando su espalda , ofreciéndome todo su esplendor…

La tomé de las caderas. Ahora era yo quién jadeaba….inmerso en ese pecado que me condenaría para siempre …….

Pero ahí estaba penetrando a mi madre que se me ofrecía para ser la primera mujer de mi vida…para sacarme del letargo de ser virgen……y comencé mi tarea de macho en celo..instintivo ….bestial….egoísta….

La penetré hasta el fondo……abriéndola……le dí….le dí…haciéndome saltar el cuerpo de goce…. de éxtasis….de morbo.

Durante muchos años mas conservaría la imagen, casi en cámara lenta….como si hubiera además,estado de espectador. Marcela …mi madre….en cuatro sobre la alfombra, agarrada de ella para no salir disparada en mil pedazos….y yo detrás aferrado a esas ancas…perdido… absolutamente fuera de mi…..acabando dentro….rebalsando con mi liquido a mi progenitora, a mi primera mujer……

Hasta que todo se consumó……y ya no supe mas…..de mi mismo…..hasta el otro día que desperté abrazado a ella……..en su cama.

¿Qué te ha parecido el relato?