Síguenos ahora en Telegram! y también en Twitter!

Una noche cambió toda mi vida

Una noche cambió toda mi vida

Me llamo Sara y según los chicos estoy muy buena, aunque yo creo que no es para tanto, tengo un buen culito redondito y apretadito un unas tetas bastante redonditas y apetitosas, bueno os cuento mi historia.

Todo ocurrió cuando un sábado por la noche salí de fiesta a una discoteca, aquella noche estaba más caliente que de costumbre porque antes habíamos estado unas amigas y yo viendo una película porno y la verdad aquella película me excitó demasiado, ya en la casa me hice un dedo bien bueno para desahogarme un poco pero aun tenia ganas de mas juerga, bueno ya en la discoteca después de estar un ratito bailando y tomando un par de copas vi a un tío que estaba buenísimo y me acerqué a él y me presenté, él se llamaba José, después de la presentación nos fuimos a un rincón y allí nos empezamos a besar eufóricamente, lentamente fui metiendo mi mano en su pantalón y allí estaba esa gran polla que tanto deseaba, estaba encogida y blandita pero después de tocarla un poquito se puso dura, me quedé sorprendida, aquella polla era enorme 23 o 24 cm supuse, bueno seguí acariciándola un poco mas, el me saco la mano del pantalón y me dijo.

¿qué tal si vamos al baño y allí te follo, zorra?

No se porque pero me encantó que me dijera esas palabras, que me tratara como escoria, y yo sin dudarlo le dije.

Claro que si, estoy deseando sentir ese gran pollón dentro de mi.

Fuimos al baño de los tíos y entramos en uno, cerramos la puerta, el empezó a quitarme el vestido, yo le quité un botón de la camisa, pero me paró diciendo ¡quieta puta estate quieta!, yo me quede asombrada pero me gusto y mi coño empezó a chorrear.

Me quitó solo el vestido dejándome en ropa interior, y de un tirón me rompió el sujetador, de otro tirón el tanga y me dijo que ahora es cuando le podía desnudar, le desnude entero muy poco a poco, primero la camisa luego el pantalón y después los calzoncillos, ya desnudos los dos me dijo me arrodillara y se la chupara, y así fue.

Empecé a chuparle la puntita pero se ve que él no lo quería así porque me cogió de los pelos y empujo hasta que su enorme polla llegó hasta la garganta, yo casi me ahogo, pero seguí chupando, después de un rato empecé a notar su polla mas hinchada hasta que explotó dentro de mi, me dio bastante asco porque era la primera vez que se corrían en mi boca, pero después de notar ese estupendo flujo en mi boca me encanto su sabor así que se la limpie enterita no dejando ni una sola gota.

Después nos vestimos y nos salimos hasta la puerta, allí me dijo que esperara.

Estuve allí unos 10 minutos hasta que lo vi saliendo con un montón de chicos.

No tenía ni idea de lo que me iba a pasar y ilusa de mí decidí irme con todo ellos a una casa que no estaba muy lejos, allí entramos todos y cerraron la puerta con llave, entonces José me llevó al cuarto y allí me dijo que como era su putita particular le hiciera un striptease.

Bueno yo no me negué puesto que seguía cachonda, y me fui quitando la ropa poco a poco y con un baile sensual, cuando ya me quedé completamente desnuda me dijo que me quedara allí.

Al cabo de un rato me dijo que saliera pero antes me puso un pañuelo en los ojos.

Dimos unos cuantos pasos y me dijo que me tumbara en el suelo con las piernas abiertas.

No se lo que pretendía pero eso me excitaba así que lo hice sin negarme, me dijo que no me moviera y me quitó la venda, y allí estaban todos sus amigos totalmente desnudos, dije.¡joder!!! ¿cuántos sois?. 27 respondió José.¿y que queréis que haga?, y uno me dijo que me masturbara, y bueno eso hice, pero otro tipo se empezó a reír y dijo, con esto zorra.

Y sacó un bate de béisbol, ¿qué? Dije yo, y José me dijo que hiciera caso, que como era una puta insignificante tenia que hacer todo lo que le dijéramos, yo estaba humillada pero me encantaba, mi coño ya chorreaba y cogí el bate y empecé a frotarlo con mi coño, ¡meteteló! Yo lo intenté pero era enorme y no me cabía, y dije, ¡¡no me cabe!!, entonces un tipo se agachó, cogió el bate, y sin ninguna piedad lo introdujo bruscamente en mi coño, pegue un grito enorme pero eso pareció excitarles, soltó el bate y dijo, sigue!! Puta!!.

Lo metía y sacaba mientras gritaba de dolor y placer, aquello era maravilloso tenía un bate casi entero dentro de mi y estaba apunto de correrme mientras todos empezaron a hacerse pajas, ya estaba apunto y tuve el primer orgasmo, ahhaaah!!!!

Me corrí intensamente, Basta!!! Ahora ponte a 4 patas, solté el bate y me puse a 4 patas, uno me daba por el culo otro por la boca otro me lamía mi coño húmedo y otro me sobaba las tetas, Mira que guarra!!!

Con todos los agujeros tapados y mira como disfruta, me dijeron.

Totalmente humillada me corrí.

Empecé a notar que alguien se corría en mi espalda y otra vez y otra así unas cuantas veces, luego se corrió el que tenía en la boca luego el que me la metia por el culo sintiéndome toda mojada por dentro y fuera, estaba empapada en semen, no se cuantos se habían corrido ya en mi, y empezaron a metermela por el coño, un tras otro y se iba corriendo dentro de mi coño en mi boca, por el cuerpo hasta que ya pararon, solo se que se habían corrido en mi mas de los 27 que eran así que allí repitieron unos cuantos, ya toda empapada de semen me cogieron entre todos y me vistieron sin ni siquiera lavarme, y por si fura poco me empezaron a escupir en la cara, joder!!!

Totalmente humillada y aun después de todo lo que hacían me gustaba, disfrutaba que lo hicieran.

José me llevó en su coche hasta casa, adiós zorra, espero que te laves que eres una guarra, y antes de bajarme del coche le dije gracias por todo y le di mi numero de móvil, para que me llamaran cuando quisieran para repetirlo.

Desde entonces cada fin de semana llego a mi casa totalmente empapada de semen y escupitajos y a veces e llegado hasta sin ropa, totalmente desnuda por la calle y los otros riéndose de mí.

¿Qué te ha parecido el relato?