Mi primera experiencia zoo y anal

Mi primera experiencia zoo y anal

Soy una chica de 18 años me declaro lesbiana y ahora me inicio en la zoofilia.

Esto me sucedió el pasado 12 de marzo de 2002.

Hace algún tiempo una mujer de nombre Johana de unos 27 años se mostraba interesada en mi, al parecer sabía cuales eran mis tendencias sexuales y se la pasaba haciendo invitaciones a salir y a que conociera su apartamento, pero yo sentía algo de miedo puesto solo he tenido relaciones con chicas de mi edad, pero al mismo tiempo sentía gran curiosidad por estar con una mujer 10 años mayor que yo aunque joven todavía.

Así que un día decidí aceptar su invitación y el fin de semana nos fuimos de a un restaurante de la ciudad y comenzamos a charlar como si nos conociéramos de hace tiempo.

Pero Johana quería ir directo al grano y me dijo que yo le gustaba muchísimo y que se moría de las ganas por meter su lengua en mi vagina al principio no supe como reaccionar había quedado traumatizada nunca pensé que ella fuera tan lanzada, y sin pasar aquella pena me dijo que si estaba dispuesta a tener sexo con ella esa misma noche, yo no sabia que decir y lo único que hice fue mover mi cabeza diciendo que si.

Entonces Johana ordenó una botella de brandy para que nos fuéramos calentado antes de ir a su casa, empezamos a consumir el brandy y como yo no estaba acostumbrada a tomar bebidas alcohólicas comencé a sentirme mareada muy rápido se lo hice saber a Johana y me dijo que tranquila que se pasaría rápido yo me sentía ebria así que le dije que no esperamos más que nos fuéramos rápido para su apartamento para dar comienzo a su fantasía erótica conmigo.

Ya en casa de Johana no queríamos esperar más y comenzamos a desnudarnos al mismo tiempo Johana me tomo la mano y llevo con ella hacia su cuarto una vez allí Johana me tiro a la cama y comenzó a darme besos y caricias yo lo disfrutaba muchísimo, Johana era una experta en eso me daba besos desde la cabeza hasta los dedos de mis pies nunca me habían hecho esto estaba súper mojada y aún no había pasado lo mejor. Johana me dijo que me pusiera en cuatro, que quería ver mi trasero yo de inmediato obedecí y comenzó a besar y acariciar mis nalgas, comenzó a lamer con lentitud mi vagina y chupaba mis labios y mi clítoris yo no aguantaba más era demasiado placer estaba al límite luego y comencé a mover mi culo adelante y hacia atrás como para sentir esa lengua bien adentro, Johana no paraba de chupara mi vagina comenzó a introducir un dedo allí y para más sorpresa fue cuando Johana comenzó a pasar un dedo por mi ano lo pasaba lentamente yo imagine que quería meter ese dedo en mi culito virgen cuando de repente sentí su lengua en ano lo lamía suavemente yo levante mas mi culo sentía la necesidad de que esa lengua entrara en mi ano, Johana con una voz muy sensual me pregunto que si me gustaba que me lamiera el culo yo de dije que sí que era la primera vez que me lamían el ano, y nuevamente dirigió su lengua a mi culo fue cuando sentí mi primer orgasmo fue monumental, profundo, convulsionaba, como nunca había sentido un orgasmo.

Di un gritó y me tire hacia atrás, contraía mi culito, Johana trataba de desvirgar mi ano con su lengua luego sentí un dedo un dedo en la entrada de mi rosado y estrecho culito y presionó el dedo para que entrara en mi ano, emití un leve quejido, tanto de dolor como de placer. Relaje el culo y el dedo pudo entrar mas suave me lo estaba metiendo el dedo con suavidad como para no lastimarme

Quise que el dedo entrara por completo y levanté un poco mas mi culo, Johana lo entendió y empujó el dedo con mayor fuerza y metió el dedo así amor mío, así mételo más, mételo, le decía a Johana y ésta metió el dedo por completo, luego sentí la lengua de Johana en mi vagina, me chupaba mi clítoris y lo estiraba con su boca como queriéndolo arrancar, yo estaba en lo máximo de la excitación y le dije a Johana, por favor necesito una verga; quiero una verga la necesito, quiero la verga que se pero rápido Johana dijo a quieres una verga putita pues ya te la traigo y como a los dos minutos apareció con un perro, no pensé nada e ingenuamente le pregunté donde tienes la verga que necesito y Johana con una sonrisa picarona y de maldad me dijo mi amigo Lucas tiene la verga que tanto deseas, yo nunca me imagine tener sexo con un perro y le dije estas loca si crees que me voy a dejar culear por tu perro;

Johana se acerco a su armario y saco un látigo no imagine para que era cuando de repente sentí un latigazo en mis nalgas fue muy doloroso y di un grito ayyyyy… porque me pegaste mis nalgas me ardían me di vuelta y pude ver la marca del látigo en mi culo; me dijo pediste una verga y te la traje así que no es el momento de arrepentimientos dejaras que Albert de folle, me dio temor puesto que si no aceptaba Johana me podría dar otros latigazos y yo no quería eso a si que con mucho temor le lije que aceptaría, Johana me dijo así esta mejor mi putita solo relájate que Albert hará bien su trabajo me dijo ponte en cuatro para que Albert te de una buena lamida yo le obedecí y así fue el perro se acerco y empezó a lamer mi vagina que por cierto estaba bastante húmeda por mis orgasmos mientras el perro lamía mi vagina Johana se acerco a mis nalgas y de nuevo metió su lengua en mi ano, mientras el animal continuaba lamiendo mi vagina y mi trasero esa lengua se acoplaba muy bien en mi sexo, al parecer Albert ya estaba acostumbrado a este tipo de situaciones, me fui excitando nuevamente miré hacia atrás y vi que Johana acariciaba el pene de su mascota con sus manos y se le empezó a asomar la punta de su verga era de color rosa en ese momento vi la verga pequeña (claro yo no conocía nada de los perros y no imaginaba que esa verga pudiera crecer mas) de repente el perro se abalanzó sobre y con sus pata delanteras se abrazo en mi cintura y comenzó a intentar meter su miembro en alguno de mis hoyitos, pero no atinaba de repente Johana se acerco ayudarle a Albert a meterlo en mi vagina y lo dirigió a entrada y de un solo empujón lo metió todo, el pene del perro entró fácil debido a que estaba bastante mojada de repente sentí que esa verga estaba creciendo en mi interior era algo único el perro eran bastante rápido en su mete y saca yo estaba disfrutando lo que ese perro me hacia nunca imagina algo así, estaba disfrutando algo nuevo mi excitación cada vez era mayor y obtuve mi primer orgasmo animal.

Luego Johana saco el pene de Albert de mi vagina yo le dije que haces por que la sacaste cuando de repente sentí un dedo en mi ano y me dijo te lo saque por que lo voy a meter en otra parte; lo meteré en tu culo, tu ano será desvirgado por Albert, que lo meterás en mi culo; dije muy asustada y mire hacia atrás y vi al verga en toda su dimensión que ya no era de color rosa ya su color era como rojo lleno de venas y con una bola grande que salía de su capucho era una verga grande y esto me asusto, jamás he tenido algo de ese tamaño en mi trasero y Johana me dijo tranquilízate y comenzó a empapar mi ano con saliva y a meterla bien adentro de mi culo, veras lo bien que se siente yo he tenido vergas mas grandes que esa en mi culo y lo disfruto mucho así que relaja ese ano para que pueda ser follado en ese momento pude entender el porque Johana le dedico mas a lamer mi ano en nuestra relación era una verdadera lame culo.

Johana ubico el pene de Albert en anito sentí algo frió y lo fue deslizando suavemente hasta allí todo bien , pero Albert dio un empujón y metió toda esa verga roja en mi culo di un grito hayyy me rompió en culo por favor sácalo me hace daño pero Johana me tomo por las caderas y me sujeto bien como para que yo no intentara soltarme, no termine de quejarme cuando nueva mente el dichoso animal dio otra estocada fueron momentos muy dolorosos y otra me sentí morir., Johana se metió debajo de mi y empezó a lamer mi vagina como para ayudarme a reducir el dolor, el perro tomó ritmo y la verga se acomodo bien en mi anito lastimado y el dolor fue reduciendo y la excitación fue apareciendo esa verga que entraba y salía de mi ano me estaba calentado la máximo, sentía los pelos de Albert que rozaban mi espalda y mis nalgas y de repente se vino un orgasmo maravilloso pasaron así como 10 minutos de eterno placer cuando de momento sentí que algo caliente inundaba mi recto era el esperma de Albert que estaba llenado mi intestino de semen una vez depositado todo el esperma en mi ano Albert lo saco y con él salió de mi trasero un líquido café oscuro la parecer era una mezcla de sangre, semen y mierda de mi culo. fue un día inolvidable que marcó mi vida

Si algunas chicas quieren escribirme para contarme sus historias o comentarios lo pueden hacer a esta dirección

¿Qué te ha parecido el relato?