La boda del incesto

La boda del incesto

Estoy impresionado por la de veces que uno es capaz de tener un amor familiar, creía que mi historia era difícil de creer, pero con ustedes no me importa compartirla por que seguro que la van a disfrutar como yo lo he echo.

Bueno, mi nombre es Ricardo, soy alto moreno y de ojos negros, tengo una complexión atlética y tengo éxito con las mujeres, pero no me como un rosco por que soy muy tímido, tengo 23 años; soy de una ciudad hermosa de Galicia llamada Vigo y este relato es realmente autentico.

Un día estaba en mi casa con mis padres y me llega la fatal noticia, Ricardo, hay que ir a la boda de tu prima María, que se casa dentro de dos semanas, así que ya sabes que no debes hacer planes pues es importante quedar bien con la familia…..en fin lo típico de cada una de ellas.

Llego el poco deseado Sábado y nos fuimos a un pueblo de acá cerca , que tiene unas excelentes playas, fuimos primero a la Iglesia de ese mismo lugar para asistir al «si quiero» de mi prima, y como no, por orden de esta familia siempre llegamos tarde a todos lados, así que nos quedamos fuera por no caber casi nadie en la pequeña iglesia de color blanca que allí, cerca de la playa estaba.

Acabo la misa y comenzó a salir todo el mundo para fuera repartiendo el arroz a quienes querían echarlo a la cabeza de los recién casados, y en una de esas escuche a mi padre decirme que allí estaba mi prima Montse y que fuera a saludarla, la ultima vez q la había visto teníamos ambos 12 años, esta vez tenia ya 22, al igual que yo que fue cuando me ocurrió esta historia; al verla e ir a saludarla me quede impresionado de semejante cuerpo, y de lo mucho que había crecido todo en ella, las tetas no eran enormes, pero bajo la blusa negra que llevaba se le notaban dos bultos lo suficientemente grandes para desearlos, bajando poco a poco mi mirada por ella, pude observar las hermosísimas y bien formadas piernas que poseía gracias a una falda roja que le subía aproximadamente una mano por encima de la rodilla,ninguna de las prendas era ajustada, pero sin embargo la imaginación volaba al verla de esa manera, me acerque poco a poco y a llegar nos dimos un abrazo enorme, ya que siempre fue la prima con la que de pequeño jugaba y sobre todo al típico juego infantil de los médicos.

Tiramos ya todos para el restaurante y ella se vino en mi coche para que así habláramos de nosotros después de tantos años sin vernos, en el trayecto que hice que durara casi 30 minutos debido a mi necesidad de complacer a mis ojos de semejantes piernas que estaban en el asiento de al lado, cruzadas con el muslo hacia mi lado….y que muslo!!!

Nos contamos por encima casi todo lo importante, aunque lo q mas nos ocupo fue el terreno sentimental, ella tenia un novio q estaba en Madrid trabajando y que por eso no había venido a la boda, y que llevaban mas de un año juntos y que lo estaban llevando muy bien a pesar de la distancia.

Palabra tras palabra llegamos al restaurante y nos sentamos juntos en la mesa ya que teníamos la intención de pasar la velada juntos, ya que a ambos nos aburrían ese tipo de reuniones.

Llegaron los platos, cenamos a gusto mientras hablábamos y luego llego el champagne y la barra libre para inmediatamente llegara la orquesta para hacernos bailar a todos los invitados al envite.

Yo que enseño a bailar salsa en un centro de baile pues le comente el tema y como no me pidió q la enseñara por que así su novio cuando viniera iba a sorprenderse de como bailaba, ya que a el también le encanta bailar en las discos esa música.

Bebimos y bailamos en exceso durante al menos 2 horas, yo la tenia bien agarrada por la cintura la falda de ella subía de manera exagerada por los movimientos sensuales que le hacia dar en el baile,yo miraba al suelo solamente para contemplar semejante espectáculo de su falda subida prácticamente hasta donde empieza su coño,incluso a veces aprovechaba y la echaba hacia atrás su cuerpo y le cogía su pierna con mi mano en el aire para sostenerla pegada a mi cadera y de paso aprovechaba para ver su braguita negra, al menos un poquito ya que ella se cortaba y me decía que paráramos y se bajaba entonces la falda de nuevo para volver a empezar,los primos y algunos amigos de estos que por allí estaban no le quitaba la vista de encima y eso le llamo la atención a ella y me dijo que mejor paráramos de bailar por que dábamos el espectáculo y que iban a pensar nuestros padres de esto.

Pero solo duro 10 minutos mas o menos por que enseguida me volvió a sacar a bailar, de nuevo el meneo para arriba y para abajo, pero esta vez tenia tanta excitación dentro de mi que la gire hacia la orquesta donde nadie de la familia podría ver como le puse la mano en el culo y lo apreté con fuerza en mi mano, ella entonces reaccionó diciéndome que parara quieto, que no tuviera tanto morro, y yo con la calentura no le pude decir otra cosa que, » es que eres una tentación», ella paro de bailar, me miro a la cara y se soltó,entonces me dijo,»creo que nos estamos pasando, ni mi novio me mete tanta mano como tu, y somos primos, creo q debemos parar y mas aun estando aquí toda la familia».

Yo ingenuo y tímido como soy le di la razón y le dije que lo sentía, de nuevo volvimos a sentarnos, y al poco tiempo volví a sacarla a bailar, a la primera me dijo que no, que estaba cansada, pero al poco rato volví a insistir y volvimos a bailar,en la primera canción estuvimos muy distantes, pero en un par de ellas mas volví a ponerme caliente con tanto meneo, así que en uno de esos momentos le metí la pierna entre las suyas para terminar la canción echándola hacia atrás, entonces ella dejo su coño pegando con mi pantalón que era muy fino de verano,enseguida note que lo tenia muy húmedo, por que hasta me quedo la marca de la humedad en el pantalón, y estoy seguro que no era del sudor, por que a pesar del baile, apenas estábamos sudando ninguno de los dos,en ese momento ella también se había percatado de la mancha al ver que yo me llevaba la mano a la parte húmeda para saber que era lo que me daba mas frio de lo normal, ella al verlo me miro se puso roja como un tomate e inmediatamente salio de la sala imaginándome que iba al servicio, yo lógicamente me quede allí esperando, pero tardaba mucho en llegar asi que me acerque a la puerta y allí estaba ella, en la puerta apoyada mirando hacia arriba como si estuviera rezando, me acerque y le dije para calmarla,

-«tranquila mujer, somos adultos y ademas yo también estoy húmedo, supongo que es del baile»

ella entonces junto en menos de un segundo su mirada con la mía y me fulmino de tal manera con una mirada de deseo que nunca ninguna chica me había mostrado, entonces me acerque a ella y la agarre de la cintura acerque mi boca y junte mis labios con los suyos, aunque al tocarlos ella me saco de un empujón y volvió a repetirme no es buena idea….yo de nuevo le di la razón, pero lo cierto es que estaba deseando follármela y ella también a mi,estaba seguro, entonces me empezó a mirar de nuevo, y de nuevo me acerque a ella y la bese, esta vez metí mi lengua después de dos besos de probar como reaccionaba y al ver que respondía, le metí mi lengua hasta el fondo ella también me respondió, pero de nuevo volvió a sacarme de encima para decirme,» nunca le he sido infiel a mi novio»….entonces le respondí

– «siempre hay una primera vez para todo, ademas no se va a enterar»

, entonces de nuevo nos fundimos en un deseoso beso, nos metimos en el servicio de las damas y allí cerramos la puerta sin separar un solo segundo nuestras bocas ardientes de ser besadas, yo le subí la falda hasta arriba de todo y le aparte las bragas para tocar su coño húmedo, muy húmedo, ella gimió fuertemente mientras repetía dos veces «como me gusta», entonces con la otra mano le desabroché la blusa para dejarle la ropa interior a la vista, un sujetador también negro de encaje precioso, le empecé a manosear las tetas, mientras mi otra mano no paraba de masturbarla, ella no tuvo reacción ya que estaba demasiado excitada y casi al instante se corrió, con lo cual me paro la mano y me dijo,» vamos fuera».

Nos fuimos a pasear por la playa ya bien vestidos y sacados de semejante excitación, hablamos durante un rato y después llegamos al final de la playa donde había unas rocas en las que nos sentamos para descansar, entonces después de hablar de lo bien que había ido todo y en parte de lo mal que se sentía por su novio confeso que me deseo desde el primer momento que me vio y que estaba buenísimo, yo le dije lo mismo y de nuevo cruzamos la mirada de medio lado, entonces ella se levanto y se puso enfrente a mi, de pie abriéndome la piernas quedando su coño a la altura de mi polla, nos dimos un impresionante beso mientras pasaba sus manos por detrás de mi cuello, las mismas se fueron deslizando lentamente hasta mi cintura, allí dirigió sus manos a mis muslos y comenzó a subir por mi pecho mientras me desabrochaba cada uno de mis botones,cuando termina me la saca y comienza a comerme mi pecho ligeramente musculoso a besos….me estaba volviendo loco, ella baja y hace que yo me ponga de pie, me desabrocha los pantalones y empieza a tocarme la polla por encima de mis calzones, mientras nuestras lenguas se entrelazaban con ardoroso deseo, mis manos volvieron a levantar su falda y a comenzar a sobra su durito y apetecible culito, ella mete su mano por dentro de mis calzones para comenzar a masturbarme lentamente y yo hago lo propio pero esta vez bajándole las bragas hasta los muslos, pero ella en un par de sutiles movimientos se las baja de todo,comencé a masturbarla de nuevo y entonces ella comenzó de nuevo a bajar por mi pecho hasta llegar a mi polla, para así comenzar una mamada que ha sido la mejor que de hoy en día me han echo nunca, ella me la chupaba con delicadeza y la recorría alternándola con su lengua, era una diosa, cuando estoy terminado le aviso que llegaba al final, pero ella no saco la boca tragándose todo mi semen, el placer fue inmenso…….terminamos y nos vestimos para incorporarnos a la fiesta en la cual ya nos estaban buscando, esa noche nos despedimos y hasta hoy nos hemos liado 3 veces mas…..pero eso ya es otra historia……

¿Qué te ha parecido el relato?