Síguenos ahora en Telegram!

Con mi amigo Raúl III: Un trio con su hermano

Con mi amigo Raúl III: Un trio con su hermano

Pasaron los días, meses, era pleno invierno mes de agosto para ser más exacto de 1990,

Una tarde suena el teléfono y yo lo atiendo.

-Hola quien habla.

-Soy la mama de Raúl y justo quiero hablar con vos.

-Que es lo que sucede.

-Podes venir a casa a quedarte unos días, pues tengo que irme de viaje con mi esposo ya que su mama esta enferma y no quiero que los dos chicos queden solos.

-Cuando se van.

-Esta noche.

-Bueno le pido permiso a mama y voy a su casa.

-Tráete el pijama y todos tus utensilios de limpieza

-Bueno recojo todo y me cruzo.

-Ok chau.

Pegue un salto como de dos metros y pensaba en los días, noches de lujuria que pasaría con esas dos adonis Raúl y Pato.

Pato es un año menor que Raúl, algo más delgado, pero era una fotocopia de su hermano, con la única diferencia que tiene una polla de unos 20 cm por 4 cm sin circuncidar igual que yo.

Toco el timbre de la casa de Raúl y sale la madre.

-Pasa sos nuestra salvación, pues ni Pato, ni Raúl saben cocinar y vos si pues me contó tu mama que cocinas de todo.

Entro y veo en la sala que tenían preparadas las maletas, y que en un sillón estaba Raúl padre cuando me ve me saluda con la mano y yo respondo.

La medre me indica que la siga, lo cual obedecí.

-Veni que te enseño donde tengo los víveres y utensilios de cocina para que uses.

-Ok

Luego de enseñarme todo me dijo.

-Espero no estar mucho tiempo fuera, y que vos y mis hijos no falten un solo día a la escuela.

-No se preocupe señora.

-Bueno llámame a los chicos pues mi marido debe haber cargado las maletas en el coche.

-Donde están los chicos

-En su habitación.

-Ok.

Me dirijo a la escalera y los llamo.

Los dos bajan juntos y se quedaron mirándome.

-que les pasa.

-Cuan viniste.

-Hace un rato.

-y Que haces aquí.

-Me llamo tu mama para que me quedara durante su ausencia con ustedes.

-Vengo a trabajar de niñera, para ustedes dos y cocinarle.

-Que bueno gritan los dos a coro.

-Bueno salgamos que tienen que saludar a sus padres que ya se van.

Salieron, saludaron a sus padres, su padre arranca el automóvil y se alejan, nosotros saludábamos con nuestras mano.

Entramos a la casa y les pregunto que querían cenar, y me pidieron milanesa con papas frita.

Me pongo en la tarea, y pasaron varios minutos, no los escuchaba ni conversar entre ello, así que decido subir a la habitación y o sorpresa los encuentro a los dos totalmente desnudos y en un flor de 69.

Estaban tan compenetrados en su tarea que no me escuchado, entonces yo les digo.

Yo -Pato y Raúl esta rico esos helado

R –Exquisitos, querés un poco.

Yo –Sin tanto apuro, pues tenemos que cumplir con las ordenes de tu madre.

R – Pero hoy es viernes y mañana no tenemos ninguna obligación.

Yo – Antes que nada, tenemos que alimentarnos y la comida esta echa.

P – Entonces bájenos y comamos, luego nos divertimos, que les parece.

Yo-Ok, Luego nos divertimos.

Yo-Vístanse y bajen a comer.

Mientras bajaba la escalera escuche a Pato decir.

-Quien se cree el sargento García.

-No es mi amor (Raúl)

-Hagámosle caso.

Se vistieron y bajaron a cenar.

La comida les encanto.

Luego limpiamos todos y nos fuimos a la sala a ver TV.

Raúl recorría con el CR. Todos los canales hasta que encontró Venus y en ese momento pasaban una película de un trío dos mujeres y un varón.

P-Déjala.

R-Te gusta a vos me pregunta.

Y-Si déjala

P-Esto me pone a mil y a ustedes

R-Mas que a mil, se me ase caldito en el culo.

P-Déjame que te la meta.

R-Si mi amor te lo permite.

Y-Antes tenés que aguantar lo que se aguanta Raúl.

P-Que se aguanta.

Y-Ya veras, y si vos te lo aguantas te lo podes penetrar todas las veces que quieras.

P-Pero que me tengo que aguantar.

Y-En un rato lo veras.

Raúl me empezó a desnudar mientras y lo desnudaba a el, pato nos miraba y yo le digo.

-Pato que esperas para ponerte en pelotas.

-Que vos me ayudes.

-Pues espera.

Termino de desnudar a Raúl y continuo con Pato.

Pato al verme a mil se puso de rodillas y se introdujo mi pija en su boca.

Raúl celoso lo retira.

-Pato él es mi amante y me tenés que pedir permiso.

-Perdóname Raúl.

-Pero chicos no se peleen (les digo yo).

-Lo que buscamos es pasar estos días lo más amenos posibles.

Tras este pedido nos ponemos de acuerdo.

-Bueno Pato vos observa lo que le hago a Raúl y luego te hago lo mismo a vos y si te lo aguantas no solo penetras a tu hermano yo te penetro a vos.

-Estamos de acuerdo.

El se quedo pensando por unos segundos y luego me dijo.

-De acuerdo,

Raúl que no entendía nada, me pregunta.

-Que me vas a hacer.

-Nada nuevo mi vida, ya te lo ice anteriormente y me pedías más.

-Ya me acuerdo pero creo que pato no aguanta y te pido que no lo lastimes.

-No mi vida no lo quiero lastimar solo quiero que sepa el aguante de su hermano.

-Dale empecemos estoy muy caliente y deseo repetir esa experiencia.

-Ponete en la misma posición del la ultima vez.

Raúl se pone en cuatro patas mientras que pato se sienta en el borde de la cama.

Empiezo buscando la crema humectarte la cual unto en abundancia en el culito de Raúl.

Pato mira pero no dice nada y se lo nota muy excitado.

Luego empiezo con los masajes de dilatación en el ano de Raúl,  primero le introduzco un dedo y comienzo con el jueguito del mete y saca, pasado unos minutos le meto dos, luego tres hasta meterle los cinco dedos.

Pato en este entonces tenia una calentura tremenda, mientras Raúl emitía sonidos de dolor entremezclado con el de goce.

Yo me encontraba en cuatro patas con las piernas de Raúl sobre mis hombros.

Pato tenia una calentura de mil y nos dijo.

-Perdonen que me meta pero no aguanto más.

Se metió debajo de mí entre mis dos piernas y comenzó a chuparme la pija, no solo la pija sino también los huevos y el horto.

Los tres estábamos de mil.

Todos seguíamos con nuestro trabajo, Pato me la seguía succionando y yo seguía con la penetración anal a Raúl, era todo una sinfonía de sonidos de gozo.

Llego el momento final y le pido a Pato que deje su tarea y que viera el orto de su hermano, Raúl deliraba de gozo y pato cuando vio que su hermano tenia toda mi mano dentro de su anos no lo quería cree, Raúl gemía y me pedía mas, mas mucho más.

Pato se quedo helado y yo le dije:

-Pato si querés penetrar a Raúl tenés que pasar por el mismo tratamiento y ser penetrado por mí.

Pato se quedo mudo.

-Te hago el mismo tratamiento y no sufrirás.

Seguía mudo.

-Pato que me contestas.

-No sé si podré aguantar.

-Probemos.

-No ves a tu hermano como goza, y no le duele.

Mientras yo seguía con toda mi mano dentro del culo de Raúl, lo miro a la cara y seguía gozando y gimiendo, Pato también lo mira y se excita hasta el punto de eyacular sobre el pecho de su hermano sin ser tocado.

Raúl se corrió en varias oportunidades y tenia su pecho bañado por su propia leche, al ver esto Pato se largo de cabeza como si fuese un clavadista profesional y le lamió toda la leche que tenia depositada su hermano en el pecho y la verga, dejando todo bien limpio.

-Y Pato que pasa empezamos.

-Mira como goza tu hermano.

-Si vos me prometes que me trataras con cariño empecemos ya, quiero probar.

-Entonces empecemos.

-Espera primero tengo que terminar con Raúl.

-Bueno dale.

Comienzo con la extracción de mi mano del culo de Raúl, esto lo efectué despaciosamente para que no se quejara y pato no se arrepiente.

Cuando termine y tenia mi mano fuera con restos de excremento y sangre Pato medio que se asusto. Pero Raúl dijo.

-Gracias papito como me haces gozar.

-Pato no te pierdas esta experiencia.

-Vas a ver que es inolvidable y como te la ase mi amor mayor.

-Bueno como me pongo.

-En la misma forma que Raúl.

Pato se pone en posición, yo en cuatro patas con las piernas de Pato sobre mis hombros, Raúl se pone acostado boca arriba entre mis pies y toma con sus manos mis pené erecto y lo comienza a chupar desde la cabeza, todo el tronco, los testículos y luego metía su lengua en mi otro esto lo efectuó durante todo el tratamiento que le efectué a Pato.

Creo que yo le eyacule a Raúl en tres oportunidades y todas dentro de su boca.

Bueno sigamos con el tratamiento a pato, observo su hoyito virgo y rosadito y parecía que pedía con urgencia el tratamiento.

-Bueno Pato estas listo, no te arrepentís.

-No mi amor.

-No te pongas tenso, aflójate.

-Bueno.

-Listo.

-Listo, mi vida, quiero gozar como mi hermano.

-Al principio sentirás él frio de la pomada, luego comienza el goce.

-Ok.

Raúl mientras me la chupaba tenia una visión del trabajo en primera fila y esto lo calentaba a mil.

Le comienzo a untar ese objetito con crema y lo penetro por primera vez en su vida con un dedo, el pego un pequeño grito yo le digo:

-Aguantas Pato o lo dejamos aquí.

-No mi vida continua, que aguanto todo y quiero llegar al final.

-Estas seguro Pato.

-Si mi amor, Seguí, comienzo a gozar y no te imaginas como.

Continuó con mi trabajo,  a los pocos minutos logre introducirle los cinco.

Mientras tanto Raúl seguía debajo de mí y me la chupaba como loco, cual seria su calentura que me la chupaba de una forma que me dolía, yo con mis manos le pedía suavidad, y él aflojaba con la violencia.

Pato no se quejaba de dolo ya eran quejos de placer y me pedía mas y más.

Yo continué con el tratamiento a Pato y Raúl Consiguió durante el tratamiento que me corriera en varias oportunidades dentro de su boca y se tragaba todo mi semen.

Bajo la mirad y o sorpresa yo tenia introducida mi mano Hasta la muñeca  dentro del culo de Pato, me fijo en la cara y lo veo con los ojos cerrados y con una expresión de gozo tremendo.

Entonces le pregunto:

-Pato Estas bien.

-Si mi amor estoy gozando, no creía que fuese tan maravilloso.

-Pato lo logramos, tenés toda mi manos hasta la muñeca introducida dentro de tu culito y vos estas gozando.

Raúl se encontraba chupándome la pija con los ojos cerrados, al escuchar los abre y contempla el panorama y no lo podía creer.

Se levanta y corre en busca de un espejo y se lo acerca a su hermano y le dice.

-Pato es impresionante, mira no lo puedo creer.

Pato mira.

-Raúl ahora te comprendo, que felicidad me estas dando.

-Nunca tuve tanto amor.

-Es maravilloso.

-Bueno pato relájate, que voy a sacártela y te va a doler.

-No déjamela, quiero seguir gozando.

-No pato todo tiene que terminar, tal vez mañana lo repetimos sí vos querés.

-Bueno sácamela de una sola pues quiero que me dure este placer.

-Te repito que si la saco de una te va a doler por varias horas.

-No me importa, dale.

Se la saco de una y pato pega un grito desgarrador.

-HHHHHHHHHHAAAAAAAAAAAYYYYYYYYY que dolor penetrante y placentero, nunca me lo imagine que me daría tanto placer semejante dolor, me hiciste muy feliz.

-Bueno Raúl anda al baño y llena la bañera con agua bien caliente, para tomarnos un baño de inmersión.

-Ok, papito.

-Yo mientras tanto calmo a tu hermano haciéndole masaje con la pomada.

Pato quedo culito arriba y yo comencé a masajearle lo que antes era un hoyito rosadito y divino.

Entre masaje y masaje me calenté y me puse a mil, y le pregunto.

-Pato estoy listo querés que te penetre.

-Si papito dale, es mi gran deseo.

Vuelvo a colocarles sus dos piernas sobre mis hombros y se la meto de una hasta que mi huevos dan sobre sus nalgas.

Pato pego un pequeño grito.

Yo estaba en la acción de mete y saca cuando llega Raúl, nos contempla y le empieza a chupar la pija a su hermano mientras yo lo masturbo, al rato Pato dice que me corro, entonces nos separamos y yo propongo que hagamos la rosca del sabor.

Pato pregunta –Que es eso.

Yo –Vos me la chupas a mí, yo a Raúl, y Raúl a Vos.

R-Ok dale.

Nos pusimos en rosca y nos mamamos hasta que acabamos en forma casi simultanea en nuestras bocas.

Nos fuimos al baño y los tres nos sumergimos en la bañera y tomamos un baño de inmersión.

Estuvimos creo como una hora, yo les propongo salir y que vayamos a dormir.

Dormimos como unos angelitos.

Continuará…

Continúa la serie << Con mi amigo Raúl II: nuestra primera orgía

¿Qué te ha parecido el relato?