La violación

Yo estoy tan caliente que todo me importa un rábano, tomo en mis manos dos pollas y comienzo a chuparlas, luego, uno de ellos me toma y me pone a cuatro patas en el suelo, cerca de mi marido para que lo vea bien, y me la clava por detrás mientras se la sigo chupando a su compañero.

Mamá y yo violadas

Después de los besos y lamidas uno de ellos me tumbo al suelo, sabia lo que mi iba a pasar, pero de momento los dos que faltaban la dijeron que era su turno de ellos, y cuando me di cuenta, se encontraban alrededor mio ya desnudos y con la tranca bien parada y dura, entonces los otros se sentaron en el sofá poniendo a mi mama enmedio de ellos y sujetándola, y le dijeron ahora vas a ver como disfruta tu niñita

Unas chicas son objeto de un trato brutal por parte de la policía

Estaba de farra con unas amigas en uno de los tradicionales pubs de la ciudad y la verdad es que estábamos bastante entonadas por el alcohol. Nuestra idea era poder ir a alguna discotheque a bailar y ver si encontrábamos a algunos chicos para pasarla bien (sin necesariamente tener sexo), que dicho sea de paso, yo aunque he tenido mis pololos y he recorrido y me han recorrido todo mi cuerpo, aún soy virgen.

El Abuso II

No podía creerlo, no solo se había abusado de mí sino que me estaba quebrando el espíritu, me humillaba y me hacía sentir la impotencia en la que me habían sumergido. Me quede allí sentada, con todo el rostro lleno de semen