Mi hermanastra I

Soy una persona de 32 años, vivo actualmente en la ciudad de México, soy ingeniero en electrónica y me es muy grato escribir mis vivencias respecto al sexo, para que así como yo disfruto escribiendo ustedes disfruten leyendo. Mi nombre es lo de menos todos me conocerán por mi seudónimo de Master-Z.

En este mi primer relato les contare mi primera aventura con una chica casada, amiga de la familia.

Todo empezó en el año de 1993 yo tenia 22 años, cuando mi padre me llevo a conocer a la que seria su nueva esposa, mis padres tenían años ya de divorciados, fue una comida de rutina la conocí a ella y a su familia, en especial a me llamo la atención una de sus hijas, llamada Laura, una chica de 20 años, cabello rizado corto, de aproximadamente 1.60 de estatura, ojos verdes y un cuerpo muy sensual, era de figura llenita sin llegar a ser gorda, tenia todo en su lugar y a simple vista se notaba que le encantaba el sexo.

Mis visitas a su casa se hicieron más frecuentes, casi siempre que yo iba ella estaba ahí, al poco tiempo, seria 1 semana, me entere que era casada y tenia una bebe de 1 año de edad, pero para este entonces ella y yo nos llevábamos de maravilla y en ocasiones bromeábamos de que éramos hermanitos, yo me llevaba súper bien con todos en la casa, incluyendo a su esposo al que conocí casi un mes después que a los demás, todo era hasta cierto punto normal hasta que un día salimos a cenar a un bar todos, ella se sentó a mi lado, se veía encantadora, usaba un mallon de licra rosa mexicano que le daba un realce divino a sus piernas, como complemento traía una blusa en color negro casi transparente, esto propiciaba que se pudiera ver su sostén del mismo color, en pocas palabras se veía muy cachonda.

Después de unas copas, no se el motivo pero su marido se retiro furioso, se disculpo con mi padre y abandono el bar, al poco rato de esto ella me dijo que si bailábamos, cosa que acepte de inmediato, estaban tocando música romántica, así que nuestros cuerpos estaban muy juntos y yo podía percibir su respiración agitada, muestra de que estaba excitada un poco por el alcohol y otro poco mas por la dureza de mi pene entre sus muslos.

Al retirarnos del lugar, ella iba conmigo en la parte posterior del carro y en un descuido de mi padre y de su madre que iban adelante, me tomo la mano y la puso sobre su pierna casi a la altura de sus nalgas, me pregunto que si me daba cuenta de que algo no traía, le dije que desde hace rato lo había notado, no traía ropa panty, solo las medias, me dijo que con esos pantalones nunca usaba para que las costuras no se marcaran, en este momento yo estaba súper excitado, pero aun venia lo mejor, también me dijo que en ocasiones como ese día le causaba problemas el no usar panty, le pregunte el motivo y por respuesta solo obtuve que su mano pusiera la mía en su entre pierna, pude sentir que estaba súper caliente y mojada, al grado de que mi mano quedo llena de sus líquidos, le pregunte que porque estaba así y ella me respondió que yo la excitaba mucho, cuando dijo esto yo me di a la tarea de tocarla sobre el mallon, ella cerro los ojos y pensé que se había dormido, cuando me detuve ella movió de nuevo su mano sobre la mía y muy quedito dijo “no te detengas” yo hice algo mejor que eso metí mi mano dentro de sus ropas y comencé a acariciar esa vagina jugosa y ardiente que me ofrecía, al principio solo rozaba sus labios, pero conforme paso el tiempo, mi dedo entro en ella que se mordía los labios para no gritar, después de todo no veníamos solos, cuando casi llegábamos a la casa de su mama, saque mi mano e intencionalmente tire mi copa sobre mi ropa para detener un poco el olor a sexo, entramos a la casa y como era relativamente temprano, decidimos abrir otra botella de brandy, en la mesa encontramos una nota del esposo de Laura, se había ido a pasar la noche con sus padres, a ella le preocupo tanto que casi de inmediato puso música para bailar y así pasamos hasta casi las 4 de la mañana en que se fueron a dormir mi padre y su mama, nos quedamos solos bailando y así pudimos bailar mas pegados, me decía al oído lo mucho que había disfrutado mis caricias en el carro le respondí que yo también había disfrutado de sus dulces jugos, estábamos por hacer algo mas cuando oímos voces de nuestros padres para que ya nos subiéramos a dormir.

Pasaron días sin vernos ya que nuestros padres aun no vivían juntos, pero un jueves me llamo por teléfono para decirme que si la invitaba a desayunar al día siguiente, yo le dije que mejor a comer porque tenia un examen final por la mañana, quedo de estar en mi escuela al terminar mi examen a las 11 de la mañana, que me tenia una sorpresa, no dijo mas y colgó, ya no pude estudiar y al otro día al salir de mi examen casi me da un infarto.

Salí del salón y la vi recargada en mi carro, vestía de una manera sublime, falda corta color rojo pegadita al cuerpo, medias negras caladas, zapatos de tacón alto y una blusa negra también pegada, sus pechos casi rompían los botones de la misma, no pude evitar quedarme con la boca abierta, ella se dio cuenta y se sonrió, cuando estuve cerca de ella me saludo con un cálido y cachondo beso en la boca, nos fuimos de ahí y como en mi casa no había nadie, le dije que si quería desayunar en mi casa que yo le prepararía lo que quisiera, respondió que si y tomamos rumbo de mi casa.

Al llegar, le prepare el desayuno y cuando terminamos nos fuimos a oír música al estudio, yo puse música romántica y me pidió que bailáramos, es tan cachonda que con solo estar abrazados bailando, ya estaba excitada, ahí fue cuando aproveche para besar sus labios apasionadamente y bajar mi mano de su cintura hasta sus nalgas para acercarla mas a mi y que ella pudiera sentir mi pene, dejamos de bailar y nos dejamos caer en el sofá, le desabroche su blusa y la tire al suelo, me dedique a besar sus pechos sobre su bra y a acariciar sus piernas, las media caladas me enloquecen, subía mi mano sobre sus muslos y pude darme cuenta de que no usaba panty, rápidamente me dispuse a tocar suavemente aquella vagina cálida y dispuesta a todo, ella se levanto, se quito el bra y se arrodillo a mis pies, me desabrocho el cinturón y bajo mis pantalones, mi pene estaba al máximo y se asomaba sobre la orilla de la trusa, no perdió el tiempo y me saco toda la ropa, después se dedico a darme una mamada como nadie lo había hecho, subía sus labios por todo lo largo de mi pene y terminaba en el glande jugando con su lengua, estaba a punto de venirme y se lo dije, se retiro y me oprimió muy fuerte casi a la altura de la cabeza del pene y mi eyaculación se contuvo, la volví a recostar, le abrí las piernas y me dispuse a disfrutar del sabor de su sexo, le besaba sus labios mientras mi lengua se introducía jugando dentro de ella, ella gemía y gritaba que la siguiera cogiendo que no me detuviera, yo estaba enloquecido con su sabor y acariciando sus piernas aun con las medias puestas.

La levante y la senté sobre mis piernas de frente a mi para poder gozar sus pechos mientras la penetraba, no me costo ningún trabajo encontrar su entrada de placer, ya que entre sus jugos y mi saliva estaba completamente lubricada, cuando mi pene llego al fondo de ella sentí la gloria, era un calor salvaje y la forma en que se movía, se levantaba y se dejaba caer sobre mi pene y cada sentón era un grito de placer mientras le mordisqueaba sus pechos, así estuvimos casi media hora hasta que sentí que estallaría en la mas cachonda eyaculación, se lo indique y ella solo aumento el ritmo de sus movimientos, cuando le descargue mi semen ella lo recibió por completo dentro de ella.

Se bajo de mis piernas y me dio una mamada muy rica para dejar mi pene completamente limpio, nos vestimos y salimos rumbo a su casa donde nos esperaban a cenar por ser cumpleaños de su hermana la mayor.