Mi jefe

Me llevó a comer a un restaurante próximo y luego fuimos a la piscina de su casa , era un día de sol y nos apetecía ir ligeros de ropa, me puse un bikini de dos piezas de su hija un par de tallas menor que la mía, parecía una puta de esas de barra y la verdad es que al verme se quedó bastante complacido

Atardecer junto al Mediterráneo

Orgía con dos travestís brasileños una tarde junto al Mediterráneo. Una aburrida tarde de domingo, un chico se encuentra dos travestís tomando el sol desnudos en un lugar apartado. Uno de ellos es un viejo conocido. El sol de la tarde, el rumor del mar, el calor y los cuerpos desnudos, conducen a un número a tres a pleno día, frente al mar.

Después del autobús

Me dijo que ponga mis piernas sobre sus hombros y así lo hice, agarro su pene y de un golpe me penetro, fue un dolor que no pude retener y grite muy fuerte, él me tapó la boca y me dijo que era normal pero luego mi vagina comenzó a sangrar y también me dijo que era normal para la primera vez, el seguía con su mano tapando me la boca porque me seguía doliendo cuando sacaba y metía todo su pene, pero este dolor se convirtió en placer después de un rato.

Hermana viciosa

Entré en la ducha y abrí el grifo para llenar la bañera, pero olvide coger una camiseta, así que salí en silencio hacia mi habitación, mirando antes si estaba ella en el pasillo, cuando de repente oigo unos ruidos en el cuarto de mi hermana.

En el ascensor

Sus hermosos pechos bailan al ritmo de nuestra follada… se refleja en el espejo del ascensor… mis manos en sus tetazas, mi polla follandola sin compasión; esta combinación hace que ella no tarde en alcanzar otro orgasmo bestial, pero yo sigo follandola sin descanso… ella busca mi culo, está excitadísima.

Vacaciones particulares II

Mi tío golpeaba rítmicamente con sus huevos en las nalgas de ella y esta se deshacía en gritos y gemidos de placer. En una de esas embestidas la verga quedó al descubierto y Antonia, al darse cuenta, giró sobre sus rodillas buscando atrapar el falo entre los labios.

Sumisa mujercita II

Un saludo a todos de nuevo. Espero que os gustase mi experiencia de mi primera vez. Desde ese momento mi vida dejo de pertenecerme para pertenecer a mi novio. Pero eso ya os lo ire explicando mas adelante, ahora me gustaria continuar con lo que paso aquella tarde.

Otro sueño VI – Final

Yo me acerqué a su lado y le ofrecí mi verga hinchada y caliente para que me deleitara con su boquita y lengua, mientras ella disfrutaba de esa golosina que yo sabía le encantaba, intentando desesperadamente obtener todos mis jugos como si fueran maná del cielo.

Otro sueño V

Migue calentísimo y con una erección descomunal, y sin poder sacar los ojos del culo de Miriam se la llevó aparte y comenzó a besarle y lamerle el culo mientras ella se apoyaba con sus manos en el respaldo de la cama y nosotros veíamos como por sus muslos corrían sus flujos, entre sus gemidos y jadeos.

Así fue mi primera vez

Yo estaba tan caliente que empujaba con mi culo hacia atrás para sentirlo lo más adentro posible, ya que me encantó la sensación de su pubis contra mis nalgas y sus huevos contra los míos, así que aprovechaba pasando una mano por entre mis piernas apretar sus cojones contra los míos.

Vacaciones en las islas Cíes

La Isla en su zona Noreste tiene una serie de pequeñas calas con unas playitas preciosas totalmente rodeadas de espesa vegetación, es necesario ser un buen conocedor del terreno para poder acceder a ellas y ese era yo, desde luego mi sana intención era pasar el día en una de ellas puesto que mi compañera lo merecía sobradamente.