Síguenos ahora en Telegram! y también en Twitter! - escribir relatos eroticos

Relatos eróticos de España
Historias sexuales escritas por autores españoles.

Vivir

Corrí aun mas las sabanas y descubrí sus nalgas, antes, las había sentido pero no las había visto hasta ahora, son maravillosas, redondas, voluminosas, sus pantalones deben ser talla 32,las bese con temor a un mal olor, pero la verdad, estaban limpisimas. Que hermosas!

Mi profesora Mercedes llegó borracha

Cuando iba a mi casa siempre se tomaba una Coca-Cola light y evitaba comer los bombones y chucherías que mi madre le dejaba en una bandeja cuando venía a dar sus clases. Mercedes parecía tener un poco complejo de estar algo llenita (Pero qué va! El pandero de Mercedes era un auténtico monumento a la belleza femenina, con una forma de pera alucinante, resaltada por su estrecha cintura.

Primer intercambio

Un afrodisíaco que una pareja amiga nos dió, provocó mi primer intercambio. Aquel fin de semana habíamos sido invitados a pasarlo en el chalet de nuestros amigos, Nuria y Alfredo, a los que habíamos conocido tiempo atrás, con los que congeniábamos muy bien.

Mi mujer con una desconocida

Primero nos citamos en una confitería los dos, me pareció una chica muy agradable, tenía 31 años, soltera, pelo castaño claro con rulos, ojos marrones, muy buen cuerpo, profesora de gimnasia, unas tetas hermosas, y un culo bastante agradable, me contó que había formado varias veces tríos, y se mostró intrigada en mi idea.

Una visita muy especial

Glenda era una mujercita de 1.65 con unos pechos talla 95 y un culo de infarto, 19 años, su hermano federico, 1.79, cuerpo atlético, de 25 años, Jimena, de 1.75, de pechos 95 y un culito redondo y paradito cintura estrecha de 22 años prima de los dos anteriores que son hermanos. Son los principales actores de esta historia pero hay otros que entran en la misma, que mas adelante los conoceran.

Ardo por ella

Hace un mes nos visitó con uno de sus hijos y, a diferencia de otras ocasiones, el tiempo que duró su estancia me mantuve con un fuerte deseo sexual. Ver sus prominentes nalgas “envueltas” en un pantalón deportivo o de mezclilla me provocaba tremendas erecciones que después aplacaba con tres masturbaciones seguidas.

La primita de mi novia

Desde que ella llegó a la casa de mi novia sentí una gran erección al verla, era preciosa me encanto, mi relación con ella se empezó a dar de buena forma, yo siempre me portaba con ella de lo mejor, pero con intenciones de algun dia poder cogerla en ciertas ocasiones ella se sentaba en el sillón con las piernas abiertas y como usa shorts de licra cortos podía ver su pantaletita asomarse, eso me ponía cada vez con más ganas de cogermela.

La travesti sumisa

Cuando se harta de follarme, ayudado por su padre, me la mete hasta la garganta y allí eyacula. No me deja ni tirar ni tragar el semen, sino que con la boca llena, pasamos al salón y allí me folla él desesperadamente.

Un jovencito se enamora locamente de un muchacho de 19 años

Tuve conciencia de mi homosexualidad antes de cumplir los 12 años. Siempre buscaba mirar antes el pene de mi hermano, 5 años mayor que yo, que la rajita de mi hermana 2 años menor que mi hermano. Solía esconderme en un armario-habitación que había en la habitación de mis padres, y que se accedía a él tanto por su propia recámara, como a través de otra puerta en el pasillo.

Concurso

Luis seguía bailando conmigo acercándose a mi, arrimando su paquete a mi culo mientras bailaba, de hecho algunas compañeras me dijeron si me iba a volver a liar con él, les dije que no que ya no me interesaba, pero que tenía una buena polla y era divertido.

Dinora

Me cansé de que constantemente me la metiera sin motivación, que se moviera un poco y me soltara su leche cuando le pedía un poco de variación; y me cansé de tal modo que le tuve que ponerle los cuernos, sin proponérmelo…

Me gusta mi trabajo

Todo empezó una tarde de Noviembre cuando me encontraba solo en mi casa, estaba aburrido y no tenía ninguna cita con mujeres esa tarde y tenía ganas de salir a divertirme, el problema era que mis amigos ya habían quedado pero tuve la suerte de que en ese instante recibí una llamada de una mujer la cual me dijo que leyó uno de mis relatos y que quería que la satisficiera sexualmente a cambio de dinero.