Síguenos ahora en Telegram!

Esta es mi historia IV

Esta es mi historia IV

A media mañana, vino mi madre a despertarme, creo que no les dije como se llaman mis padres, él se llama Alfredo y ella María del Consuelo.

Mamá. Eres un flojo mira a qué hora es y todavía en la cama

Y- Si ya voy mami

Mamá. Pues ya, metete a bañar que el desayuno se está enfriando

Y- Si, no tardó

Mamá se retiró, yo inmediatamente me metí al baño, salí y rápido me vestí y acudí al comedor, ya estaba sentada a la mesa mi hermanita, que con un movimiento de boca me decía: te amo, yo conteste de la misma forma, «también yo», mi madre me sirvió y se sentó a la mesa, después de una mirada que sentí como un cuchillo me dijo: Oye Enrique te he notado el semblante desmejorado te sientes mal, yo moví la cabeza negativamente, creo que el lunes te llevare al seguro.

Terminamos de desayunar, mamá le dijo a Mary que le ayudara a levantar la mesa y a mi que fuera a arreglar mi recamara, porque estaba hecha un asco, yo asentí y me fui a la recámara, un rato después vino a supervisar que lo estuviera haciendo, se retiro y un rato después me decía desde la sala que iría al súper con Mary, que cuando terminara le diera una barrida a la casa.

Hice toda la labor y poco después llego con Mary, pasaron varias horas, la hora de comer, no habíamos intercambiado palabras Mary y yo, ya que ella le ayudó en las labores de preparado de alimentos y limpieza de la cocina, cuando nos sentamos a la mesa, poco después sonó el timbre del teléfono, al parecer era papá, regresó a la mesa y nos dijo que ella alcanzaría a papá en la avenida porque irían hacer unas compras al centro de la ciudad, como un resorte nos miramos a la vez Mary y yo, que nos encargaba que limpiáramos la mesa y que no nos saliéramos ni abusáramos del teléfono, asentimos y al rato de cambiarse se fué a la calle.

M- Al fin solos

Y- Si

M- Nunca pensé que me diera tanto gusto que no me llevara al centro

Y- Y porque no te da gusto?

M- Lo preguntas?

Y- Si

M- Podemos aprovechar

Y- Quieres decir que quieres fornicar?

M- Lo preguntas?

Y- Si quieres?

M- Lo necesito

Y- Lo necesitas?

M- Si, mucho amor, limpiemos todo y dame otro poquito de tu cosita

Y- Vale

Rápidamente levantamos la mesa, lavamos platos y vasos, nunca lo habíamos hecho tan rápido.

Y- Bueno ya quedo esto

M- Si

Y- Que quieres?

M- A ti, mi amor

Y- A donde?

M- En el cuarto de ellos

Y- Estas loca en el tuyo o el mío

M- No en el de ellos

Y- Porque ahí

M- Para sentirnos como pareja

Y- Ok

Me agarro de la mano y fuimos directo a la recamara de nuestros padres; a media habitación se paro frente a mi, me miro, me beso con ansias y me abrazo, saco de mi pantalón la camiseta y la fué subiendo para sacarla por la cabeza, yo hice lo mismo, quedo su corpiño a descubierto, casi se lo arranco, juntamos nuestros pechos, sentí otra vez sus pezoncitos duritos contra el mío, nos besamos con mas fuerza, vaya que sabe besar la muy zorrita, nos acariciábamos la espalda, poco a poco buscamos despojarnos de la ropa de abajo, ella desataba mi cinturón y yo desabrochaba la falda, pantalón y falda se posaron en el suelo, después fue mi truza y su pantaletita, estábamos desnudos sintiendo nuestro cuerpo palmo a palmo, seguimos besándonos, nuestras manos fueron mas atrevidas, yo buscaba su panochita y ella acariciaba mis nalgas, después fui también a su ano y le metí un dedo, ella se estremeció y me dijo todavía no me repongo de ahí, así que cambie el rumbo y de nuevo a su chochito, ella tenia en su manita mi verga, empezó a sobarla, yo introduje mi dedo medio en su bizcocho, me sentía en el limbo, ella empezó a caminar rumbo a la cama, iba hacia atrás, al llegar al borde se recostó y se separo de ese beso largo que nos dábamos.

M- Quique, chupamelo de nuevo, si?

Y- Claro que si

M- Quiero sentir de nuevo tu lengua dentro de mi

Y- Si, te la meteré

Me arrodille y fui hacia su bizcochito, que ya estaba húmedo, lamí e introduje mi lengua en el, ella suspiraba y se retorcía, yo disfrutaba de ese rico manjar, ella seguía gimiendo y retorciéndose, al fin llego su orgasmo, presuroso busque su néctar del placer, lo devore, seguí, ella seguía retorciéndose y gimiendo ahh, ahh, que rico, mas papito, ahh, ohh, que lindo eres, repetía una y otra vez, después de tomar ese elixir busque su ano tan rosadito que me pedía lo besara, lo lamí como un perro que busca el sexo de su hembra, ella se dedicaba a gemir y retorcerse de nuevo, mi lengua iba de su anito a su chochito una y otra vez, le vino un nuevo orgasmo, que la hizo gritar, te amo mi amor, te amo, quiero ser tuya por siempre, ahhhh, ahhhh, ohhh, se quedo tendida y yo busque también recostarme en la cama.

M- Quique, eres único mi amor

Y- Te gusto

M- No solo me gusto, me encanto

Y- has terminado dos veces y yo nada

M- Espera que te voy a devolver lo que has hecho

Y- Dale

Nos subimos mas a la cama, ella fué hacia mi verga la contemplo un instante y comenzó a mamarla, después rectifico y se la saco de la boca y con la lengua la empezó a recorrer en toda la extensión, yo estaba a punto, le pedí que pusiera su chochito en mi boca, lo hizo encantada y comenzamos a mamarnos mutuamente, ella iba desde mis huevos hasta la punta de mi verga, yo de su culo a su clítoris que se encontraba inflamadito, ya no podía estaba a punto de venirme, se lo dije inmediatamente se lo metió a la boca para disfrutar de mi semen, y yo pegado a su bizcochito, apresuro sus movimientos, tanto de su boca como de su cuerpo, ohh ya viene, ahh, es la gloria, ahhh, ahhh, no se si nada mas oía mis gemidos pero es que ya estaba a punto, ohhhh porfinn expulse mis espermas en su boquita ahhh, ahhh, dos o tres veces eyacule, ella hizo lo mismo, apresure después de un pequeño lapso y trague su néctar, ahh, estas bien rica amor, y tu, me decía ella también, terminamos y nos recostamos al lado uno del otro sin componer la postura.

Paso un rato, nos miramos y vino ella hacia mi, se recostó en mi pecho y puso su mano sobre mi verga, después volteo hacia mi y se prendió de mis labios, esos labios que tanto me gustaban por la felicidad que me brindaban ya sea besándonos o cuando me la mamaba, nos besamos no se cuanto tiempo, yo no quería que se terminara, ya mi pene estaba de nuevo como si nada hubiera pasado, lo agarro con su manita y lo acaricio.

M- Quique, dámelo por mi cosita

Y- No te llenas

M- Es que me enloquece

Y- Pero como si es muy pequeño

M- Pequeño, vaya que eres modesto mi amor

Y- Solo tiene 19 centímetros

M- 19 centímetros que me vuelven loca

Y- De verdad

M- Si, sabes Gaby dice que se lo midió a su primo y que mide solo 16 centímetros, espera a que le diga que tu tienes 19, se morirá de la envidia y de las ganas de hacerlo contigo

Y- Se lo cuentas todo

M- Ella lo hace, y me enseño a besar y a ti te gusta como lo hago

Y- Bueno esta bien

M- Dámelo, métemela, destrózame amor

Y- Te voy a destrozar de nuevo tu culo

M- No, de verdad me duele todavía, mira que ahora lo entiendo 19 cm dentro de mi culo, no se como aguante

Y- ok, esperare a que se recupere

M- Dámelo ya

Me puse arriba de ella, dirigí mi verga hacia su hoyito, se la introduje un poco, ella decía, mas, mas, le deje ir otro poquito, mas mas, decía, la mitad o un poco mas, y ella suplicaba que ya se la metiera toda, por fin toda adentro, mas mas, destrózame Quique, hazme feliz, quiero ser tu zorrita como dices, tu puta, si tu puta hermana que te da su chocho, anda; comencé a entrar y salir con mi verga de su hoyito, besaba sus pechitos rosaditos, le tomaba sus nalguitas para que entrara toda mi verga, su mirada estaba perdida, gemía una y otra vez ahh, ahh, rico, mas, amor, te necesito, mas ahh, yo aumentaba el ritmo, ahh, ahhh, ohhh, amor, cógeme, destrózame. Mas vida mía, ahh, ya viene … ahhh, ahhh ohhh Dios santo que feliz me haces Quique, ohhhhh, yo sentía que también me vendría, quise zafarme para no terminar dentro, ella lo impidió, no Mary te puedo embarazar, no ahhh, termina ahí, ohhh dame tu leche mi amor, Mary es que ya tres veces me he venido en ti, no me importa no me privaras de ese placer, ahhh ohhh, y llego lo que tenia que llegar un orgasmo al mismo tiempo, que rico es cogerme a Mary… Que digo y Tere también es muy exquisita… creo que ya estoy confundido.

Después de esto y de besarnos de nuevo, vimos el reloj y nos dimos cuenta que ya había pasado un buen tiempo mis padres estarían por llegar, nos paramos yo fui al baño para ducharme y ella acomodaba todo, cuando termino entro al baño, yo había terminado de bañarme y estaba secándome, me miro y se arrodillo para tomar mi verga.

Y- Mary, ya van a llegar

M- Solo quiero agradecerle a este pedacito lo feliz que me hace

Y- Ok, pero ya

Salí me volví a vestir, ella se metió a bañar, yo quede en la recamara, ella cuando termino se vistió y se fue a la sala a ver la tele, como una hora después llegaron mis padres, no había restos de lo que ahí había pasado, preguntaron por mi, y con desfachatez les dijo creo que esta haciendo tarea, papá me llamo para darme unos pantalones y camisas que me habían comprado y todo normal.

Ya les contare lo que ha pasado, pero espero sus comentarios.

Continúa la serie << Esta es mi historia III Esta es mi historia V >>

Un comentario

¿Qué te ha parecido el relato?