Día de cine

Dos amigas van a ver una «peli», cuatro machos sentados detrás de ellas, desatan a una de las chicas el morbo de la gente alrededor. Otra noche repitieron en su casa, esta vez se anima su amiga.

Y Maruja descubrió el placer II

Su vida continuó con la misma rutina de siempre. Bueno, exactamente igual no. Ahora se había vuelto más presumida, más coqueta. Sabía que podía gustar. Sabía que había gustado por lo que podía volver a gustar a los hombres.

Y Maruja descubrió el placer I

Maruja era la conserja del instituto del barrio. Era una mujer de cerca de cuarenta años de edad. Con unos hijos adolescentes y con un marido aburrido. Con este panorama sin horizontes su vida era cada vez más amarga.

Regreso a casa

Nuestra protagonista regresa a su país. Desea encontrar una nueva casa y debe ser convincente con el director de la inmobiliaria para conseguir un buen precio. Para celebrarlo se marcha a bailar con unas amigas y practicar la caza y el goce de sementales.

Vaya pareja

Un hombre corre a reunirse en el chalet de la playa con su esposa y la hermana de ella. Al llegar se encuentra con un tórrido cuadro en la cama del dormitorio.

Solidaridad agradecida

Un ejecutivo descubre, tras una noche de juerga, que dos inmigrantes, dos jovencitas negras, se esconden en su urbanización de la policía. Las acoge en su casa, en un acto de solidaridad que es fogosamente agradecido.

Valencia I

Una mujer revive su pasado junto a un antiguo novio con el que tuvo la experiencia de convertirse en una verdadera puta. Ahora, ya casada, su camino de perdición continúa.

Trio en Salamanca

Un joven que tiene que pasar unos días solo en Salamanca hasta que llegue su novia observa a una pareja que no para de jugar y que le mantiene despierto y excitado con los ruidos de sexo que provienen de su habitación.

El Tanga III

Los tres hombre van de compras con su híper caliente amiga, para elegir bañadores. La chica pide la «ayuda» de una dependienta que termina siendo penetrada por todos, y después de mamar sus vergas recibe una lluvia dorada de los cuatro.

El Tanga II

Tres hombres y una mujer continúan sus encuentros sexuales, aderezados con películas porno y algunas prácticas especiales.